/ lunes 14 de enero de 2019

Hace tiempo, en algún lugar…

A ese viejo café de barrio llegaba todas las mañanas

Ausencia

Rosita los miraba por la ventana. Era un viernes de octubre, cuatro cuarenta y seis de la tarde. El ir y venir de las frías cadenas del columpio y del tubo del sube y baja, además de las risas de aquellos niños hicieron que Rosita se asomara por la ventana, y justo en este instante permanecía mirándolos. Hacía tiempo que Rosita dejó de ir a aquel sitio, ella lo pidió a sus padres. Al mirar por la ventana, aunque sea un instante nada más, sigue acordándose de su pequeño perro. De la distracción que tuvo Rosita en el subir y bajar del columpio, de no darse cuenta que “Pequeño” no estaba cerca de ella, y que al bajar del juego mecánico se percata de la ausencia del cachorro. Es la fecha en la que Rosita no quiere volver al parque, aunque escuche y mire a los niños jugar.

¡Buenos días, Margarita!

A ese viejo café de barrio llegaba todas las mañanas. Sus pasos eran cortos y su mano derecha se apoyaba en el bastón que le servía para asegurar su caminar por las banquetas, procuraba pedir ayuda cuando había que atravesar una calle o los dos carriles de la avenida. Le gustaba tomar su café mientras leía los encabezados de las noticas que publicaba el periódico que desde hace treinta años compraba en el mismo puesto de revistas.

Don Rafa. Así le decían los empleados del café. Pero a él le gustaba que Margarita lo atendiera, porque ella le preguntaba y ahora qué noticia me va a platicar. Y don Rafa le contestaba con su sonrisa. Cuando el hombre iba de humor sí le compartía algunos acontecimientos escritos por algún periodista. A veces don Rafa llegaba serio, leía, tomaba su café y se retiraba, aunque Margarita no fallara con la pregunta, con la taza de café y el pedazo de pan que a don Rafa le gustaba.

Don Rafa había dedicado sus tardes a escribir cartas en la plaza. Llegaban hombres y mujeres, le compartían el apuro que llevaban y don Rafa escribía las palabras que debían llegar tan lejos al familiar del remitente. Por eso, no tenía prisa de que la mañana transcurriera rápida. Él sabía que a las dos cuarenta tenía que estar en su escritorio público, con la máquina lista para recibir al cliente.

Por eso don Rafa recibía nuevas palabras que llegaban en las páginas impresas de aquel periódico y que la bondad de Margarita las hacían más dulces. Aquella cafetería en que don Rafa saludaba a la empleada del café con un buenos días, Margarita.

josecruzdominguez@gmail.com

Ausencia

Rosita los miraba por la ventana. Era un viernes de octubre, cuatro cuarenta y seis de la tarde. El ir y venir de las frías cadenas del columpio y del tubo del sube y baja, además de las risas de aquellos niños hicieron que Rosita se asomara por la ventana, y justo en este instante permanecía mirándolos. Hacía tiempo que Rosita dejó de ir a aquel sitio, ella lo pidió a sus padres. Al mirar por la ventana, aunque sea un instante nada más, sigue acordándose de su pequeño perro. De la distracción que tuvo Rosita en el subir y bajar del columpio, de no darse cuenta que “Pequeño” no estaba cerca de ella, y que al bajar del juego mecánico se percata de la ausencia del cachorro. Es la fecha en la que Rosita no quiere volver al parque, aunque escuche y mire a los niños jugar.

¡Buenos días, Margarita!

A ese viejo café de barrio llegaba todas las mañanas. Sus pasos eran cortos y su mano derecha se apoyaba en el bastón que le servía para asegurar su caminar por las banquetas, procuraba pedir ayuda cuando había que atravesar una calle o los dos carriles de la avenida. Le gustaba tomar su café mientras leía los encabezados de las noticas que publicaba el periódico que desde hace treinta años compraba en el mismo puesto de revistas.

Don Rafa. Así le decían los empleados del café. Pero a él le gustaba que Margarita lo atendiera, porque ella le preguntaba y ahora qué noticia me va a platicar. Y don Rafa le contestaba con su sonrisa. Cuando el hombre iba de humor sí le compartía algunos acontecimientos escritos por algún periodista. A veces don Rafa llegaba serio, leía, tomaba su café y se retiraba, aunque Margarita no fallara con la pregunta, con la taza de café y el pedazo de pan que a don Rafa le gustaba.

Don Rafa había dedicado sus tardes a escribir cartas en la plaza. Llegaban hombres y mujeres, le compartían el apuro que llevaban y don Rafa escribía las palabras que debían llegar tan lejos al familiar del remitente. Por eso, no tenía prisa de que la mañana transcurriera rápida. Él sabía que a las dos cuarenta tenía que estar en su escritorio público, con la máquina lista para recibir al cliente.

Por eso don Rafa recibía nuevas palabras que llegaban en las páginas impresas de aquel periódico y que la bondad de Margarita las hacían más dulces. Aquella cafetería en que don Rafa saludaba a la empleada del café con un buenos días, Margarita.

josecruzdominguez@gmail.com

Policiaca

Hallan restos humanos afuera de penal; amenazan a elementos de seguridad

Al revisar la unidad encontraron el cuerpo desmembrado de un hombre; aunque otras versiones señalan que se trataba de dos cuerpos

Local

Crece número de parejas veracruzanas que no desean tener hijos; factor económico una de las razones

En 2010 en México se registraron 2 millones 643 mil 908 nacimientos, en 2017 se contabilizaron 2 millones 234 mil 039, lo que representa poco más de 400 mil nacimientos menos en siete años

Local

Estos sorteos son verdaderos; Diario de Xalapa cumple, dijo suscriptora

Se dijo feliz de ser la afortunada ganadora del departamento sorteado por Diario de Xalapa en el 75 aniversario de su fundación

Policiaca

Hallan restos humanos afuera de penal; amenazan a elementos de seguridad

Al revisar la unidad encontraron el cuerpo desmembrado de un hombre; aunque otras versiones señalan que se trataba de dos cuerpos

Policiaca

Pánico en Lomas Verdes, explota tanque de gas; vecinos alertaron a la autoridad

Ambulancias del Escuadrón Nacional de Rescate, Código Bravo, Escorpión, Rescate Xalapa, Cruz Ámbar y Cruz Verde, arribaron al lugar con paramédicos

Policiaca

Cuatro heridos dejó volcadura de taxi en Tuzamapan

Testigos reportaron los hechos al número de emergencias 911 y en cuestión de minutos se movilizaron paramédicos de la Cruz Roja de Coatepec

Policiaca

Incendio consume vivienda en Coatepec; una veladora la causa del siniestro

Vecinos de la colonia Espinal Bajo, los encargados de llamar al número de emergencias 911

Local

Veracruzanos, de los que más registran armas; entérate de los requisitos para tenerlas

El estado fue el tercer lugar con mayor registro de armas de fuego, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional

Local

Crece número de parejas veracruzanas que no desean tener hijos; factor económico una de las razones

En 2010 en México se registraron 2 millones 643 mil 908 nacimientos, en 2017 se contabilizaron 2 millones 234 mil 039, lo que representa poco más de 400 mil nacimientos menos en siete años