/ lunes 15 de julio de 2019

In vivo / Conociendo los acantocéfalos en México

Este grupo de parásitos presentan ciclos de vida complejos e indirectos, siempre utilizan una especie de artrópodo como hospedero intermediario

Los endoparásitos del phylum Acanthocephala son conocidos como gusanos de “cabeza espinosa” que parasitan a todas las clases de vertebrados.

Estos organismos se caracterizan por presentar simetría bilateral, blastocelomados, cuerpo cilíndrico y presentar una estructura anterior llamada probóscide, armada con numerosos ganchos (Figura 1a).

Una de las características más enigmáticas de este grupo de parásitos es que carecen de aparato respiratorio y digestivo, absorben todos los nutrientes por medio de difusión a través de su tegumento y posteriormente se distribuyen en un sistema lagunar de canales.

Presentan un sistema excretor de tipo protonefridial y un sistema nervioso ganglionar. El cuerpo está dividido en dos segmentos: parte anterior (presoma) y posterior (metasoma).

El presoma está constituido por la probóscide, el cuello, receptáculo de la probóscide y los leminiscos (Figura 1a). El metasoma o tronco se caracteriza por estar lleno de líquido en el cual se localizan los órganos reproductores masculinos y femeninos.

Los acantocéfalos presentan reproducción dioica; los machos se caracterizan por presentar un par de testículos los cuales se conectan a diferentes conductos que desembocan en el pene, adicionalmente suelen presentar órganos accesorios como las glándulas de cemento, bolsa copulatriz y de Saefftingen.

Todas estos órganos tienen funciones importantes en la reproducción, por ejemplo, con las glándulas de cemento, los machos sellan la vagina de la hembra después de la copula, probablemente como una estrategia para asegurar su descendencia.

Por otro lado, en las hembras, el ovario está fragmentado en pequeñas “masas” en etapas tempranas del desarrollo, las cuales flotan libremente en un saco de ligamento que se conecta a una estructura llamada campana uterina. La función de la campana uterina es regular el paso de huevos maduros al útero, vagina y posteriormente a una estructura llamada poro genital.

Este grupo de parásitos presentan ciclos de vida complejos e indirectos, siempre utilizan una especie de artrópodo como hospedero intermediario y se utiliza la relación depredador-presa entre sus hospederos para poder completar sus ciclos de vida. La Figura 1b muestra el ciclo de vida de estos organismos, los adultos maduran sexualmente en el intestino de vertebrados, los huevos fecundados en el útero son eliminados por las heces de sus hospederos los cuales contienen una larva (acantor) la cual se desarrolla en una forma infectiva (acantela) en un hospedero intermediario (artrópodo). En este artrópodo, la acantela se transforma en cistacanto, una fase infectiva que puede llegar al hospedero definitivo o a un hospedero paraténico (Figura 1b).

El phylum Acanthocephala está dividido en 4 clases: Archiacanthocephala, Eoacanthocephala, Palaeacanthocephala y Polyacanthocephala. Datos genómicos recientes indican que Acanthocephala (organismos parásitos) están relacionados con Rotifera (organismos de vida libre) en un grupo denominado Syndermata. Estos datos sugieren que los primeros acantocéfalos probablemente vivieron como ectoparásitos de artrópodos, antes de sus complejos ciclos de vida con artrópodos como hospederos intermediarios y su posterior evolución hacia vertebrados como hospederos definitivos. La biodiversidad de acantocéfalos estimada a nivel mundial es de aproximadamente 1289 especies, agrupadas en 24 familias y 153 géneros.

En México, la riqueza de especies de acantocéfalos asociados a vertebrados silvestres asciende aproximadamente a 60 especies. Esto indica que en México solo se tiene el 5% de la diversidad conocida a nivel mundial. El conocimiento de este grupo de parásitos es limitado, si se considera que de las 5488 especies de vertebrados registrados para el país, el 95% no se ha registrado como hospederos de especies de acantocéfalos.

En México

La riqueza de especies de acantocéfalos asociados a vertebrados silvestres asciende aproximadamente a 60 especies; esto indica que en el país sólo se tiene el 5% de la diversidad conocida a nivel mundial.

Los endoparásitos del phylum Acanthocephala son conocidos como gusanos de “cabeza espinosa” que parasitan a todas las clases de vertebrados.

Estos organismos se caracterizan por presentar simetría bilateral, blastocelomados, cuerpo cilíndrico y presentar una estructura anterior llamada probóscide, armada con numerosos ganchos (Figura 1a).

Una de las características más enigmáticas de este grupo de parásitos es que carecen de aparato respiratorio y digestivo, absorben todos los nutrientes por medio de difusión a través de su tegumento y posteriormente se distribuyen en un sistema lagunar de canales.

Presentan un sistema excretor de tipo protonefridial y un sistema nervioso ganglionar. El cuerpo está dividido en dos segmentos: parte anterior (presoma) y posterior (metasoma).

El presoma está constituido por la probóscide, el cuello, receptáculo de la probóscide y los leminiscos (Figura 1a). El metasoma o tronco se caracteriza por estar lleno de líquido en el cual se localizan los órganos reproductores masculinos y femeninos.

Los acantocéfalos presentan reproducción dioica; los machos se caracterizan por presentar un par de testículos los cuales se conectan a diferentes conductos que desembocan en el pene, adicionalmente suelen presentar órganos accesorios como las glándulas de cemento, bolsa copulatriz y de Saefftingen.

Todas estos órganos tienen funciones importantes en la reproducción, por ejemplo, con las glándulas de cemento, los machos sellan la vagina de la hembra después de la copula, probablemente como una estrategia para asegurar su descendencia.

Por otro lado, en las hembras, el ovario está fragmentado en pequeñas “masas” en etapas tempranas del desarrollo, las cuales flotan libremente en un saco de ligamento que se conecta a una estructura llamada campana uterina. La función de la campana uterina es regular el paso de huevos maduros al útero, vagina y posteriormente a una estructura llamada poro genital.

Este grupo de parásitos presentan ciclos de vida complejos e indirectos, siempre utilizan una especie de artrópodo como hospedero intermediario y se utiliza la relación depredador-presa entre sus hospederos para poder completar sus ciclos de vida. La Figura 1b muestra el ciclo de vida de estos organismos, los adultos maduran sexualmente en el intestino de vertebrados, los huevos fecundados en el útero son eliminados por las heces de sus hospederos los cuales contienen una larva (acantor) la cual se desarrolla en una forma infectiva (acantela) en un hospedero intermediario (artrópodo). En este artrópodo, la acantela se transforma en cistacanto, una fase infectiva que puede llegar al hospedero definitivo o a un hospedero paraténico (Figura 1b).

El phylum Acanthocephala está dividido en 4 clases: Archiacanthocephala, Eoacanthocephala, Palaeacanthocephala y Polyacanthocephala. Datos genómicos recientes indican que Acanthocephala (organismos parásitos) están relacionados con Rotifera (organismos de vida libre) en un grupo denominado Syndermata. Estos datos sugieren que los primeros acantocéfalos probablemente vivieron como ectoparásitos de artrópodos, antes de sus complejos ciclos de vida con artrópodos como hospederos intermediarios y su posterior evolución hacia vertebrados como hospederos definitivos. La biodiversidad de acantocéfalos estimada a nivel mundial es de aproximadamente 1289 especies, agrupadas en 24 familias y 153 géneros.

En México, la riqueza de especies de acantocéfalos asociados a vertebrados silvestres asciende aproximadamente a 60 especies. Esto indica que en México solo se tiene el 5% de la diversidad conocida a nivel mundial. El conocimiento de este grupo de parásitos es limitado, si se considera que de las 5488 especies de vertebrados registrados para el país, el 95% no se ha registrado como hospederos de especies de acantocéfalos.

En México

La riqueza de especies de acantocéfalos asociados a vertebrados silvestres asciende aproximadamente a 60 especies; esto indica que en el país sólo se tiene el 5% de la diversidad conocida a nivel mundial.

Local

Lanzan programa “Taxi Seguro contra el Covid-19” en Xalapa

Se adaptaron algunas unidades que son desinfectadas y al interior tienen un panel divisorio para mantener la santa distancia entre el conductor y pasajeros

Local

Regidora de Minatitlán da positivo a Covid-19

Invitó a la población a estar pendiente de los síntomas que tengan por más leves que estos sean

Local

Congreso de Veracruz acepta que debe restituir a magistrado Lezama Moo

El magistrado deberá ser restituido en su cargo para concluir el plazo de diez años

Policiaca

Elemento del IPAX evita asalto en casa de empeño de Paso del Macho

Los detenidos son Eduardo “N” y Gustavo “N”, ambos puestos a disposición de las autoridades competentes para los trámites de ley

Mundo

EU firma acuerdo con Moderna por 100 millones de vacunas contra Covid-19

La negociación involucra mil 500 millones de dólares a cambio por parte del gobierno de dicho país

Local

Regidora de Minatitlán da positivo a Covid-19

Invitó a la población a estar pendiente de los síntomas que tengan por más leves que estos sean

Política

PRD respalda Alianza Federalista para implementar semáforos sanitarios propios

El dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila afirmó que Hugo López-Gatell no ha implementado estrategias certeras de contención

Tenis

Tras cuarentena, Serena Williams regresa a las pistas y gana en WTA de Lexington

El torneo de Lexington es el primero del circuito del tenis femenino que se disputa en EU luego del confinamiento

Cultura

Los mejores consejos para limpiar tus cubiertos

Mantener una limpieza excelente es sencillo, toma nota de estos tips básicos que puedes aplicar en casa