/ lunes 3 de diciembre de 2018

In Vivo / La flor de nochebuena

La planta nativa de México es una de las más cultivadas en todo el mundo por su valor ornamental

La flor de nochebuena o flor de pascua es una especie nativa de México, la cual pertenece a la familia de las euforbiáceas como el ricino. Su nombre científico es Euphorbia pulcherrima y posee un enorme valor ornamental, siendo una de las plantas más cultivadas en todo el mundo. Se siembran millones de arbustos anualmente a nivel global.

La nochebuena es apreciada por sus extraordinarias flores de color rojo, las cuales se producen a finales de año, por lo que se utiliza como parte de los adornos navideños. Los horticultores han conseguido variedades con flores de diferentes colores, desde rojo, rosado, salmón, hasta blancas. También han logrado flores con una serie adicional de brácteas petaloides, algunas marmoleadas y otras con flecos en los márgenes. Se conocen casi cien variedades, buscando la producción de plantas de gran vigor que logren crecer en entre seis y 11 semanas.

Foto: Cortesía

Por su importancia económica, se han perfeccionado formas eficientes de cultivo, crecimiento y almacenamiento que permitan enviar estas flores a cualquier parte del mundo. Estos avances hortícolas se han logrado en los últimos veinte años. En particular, en California se han desarrollado técnicas avanzadas de cultivo para que las plantas crezcan rápidamente y produzcan flores, cambiando el fotoperíodo a días más cortos. En México, en Morelos la producción de nochebuenas es muy alta, cultivándose en regiones entre los 1000 y 1900 metros de altitud.

Euphorbia pulcherrima crece en forma silvestre en la zona del Pacífico mexicano, desde Sinaloa hasta Chiapas, llegando hasta Guatemala. Un estudio genético de esta especie identificó su área ancestral en el norte de Guerrero. Crece en bosques tropicales secos y en comparación con las plantas cultivadas, las silvestres están menos ramificadas, las brácteas petaloides son angostas y menos brillantes, y las inflorescencias tienen un menor número de flores.

Foto: Cortesía

Curiosamente, el ministro estadounidense plenipotenciario Joel Roberts Poinsett, recorriendo México con colegas de la comunidad científica de Filadelfia hace dos siglos, encontró flores de nochebuena en Taxco, Guerrero. Envió plantas al jardín botánico Bartram donde las cultivaron y exhibieron en 1829. Posteriormente, fueron introducidas primero a Europa y luego al resto del mundo. Por esta razón, a Euhphorbia pulcherrima se conoce como "poinsettia".

Las plantas de nochebuena son arbustos o árboles pequeños, llegando a medir hasta cuatro metros, con hojas de color verde oscuro de tamaño mediano (hasta de 16 cm de largo). Lo más notable son sus flores, formadas por brácteas rojas (hojas modificadas) que son confundidas con pétalos; las flores se encuentran en el centro de estas brácteas agrupadas en una inflorescencia llamada ciatio. Las flores femeninas son pequeñas y reducidas que en la parte central del ciatio están rodeadas por flores masculinas, las cuales producen un estambre con anteras amarillas que contrastan con las brácteas rojizas. Como todas las euforbiáceas, producen una savia lechosa o látex.

Las flores de nochebuena se cultivaban en jardines botánicos prehispánicos; se ha documentado que a Moctezuma le enviaban plantas de zonas bajas, de Morelos o Guerrero. Los mexicas extraían los pigmentos rojos de las brácteas para teñir textiles y el látex se utilizaba como medicina para curar fiebres. Euphorbia pulcherrima es una especie referida en el Códice Florentino y citada en la Historia de las plantas de Nueva España de Francisco Hernández. Para esta euforbia se conocen diversos nombres comunes en México a lo largo de su distribución: en el centro del país se llama Cuitlaxóchitl (significa flor de cuero en nahua), en Chiapas como aijoyó (zoque), en Oaxaca como gule-tiini (zapoteco), en Michoacán como uanipeni, y en Morelos como poscuaxúchitl (dialecto mexicano de Tetelcingo).

La flor de nochebuena representa una de las plantas ornamentales más icónicas, una contribución de México a la horticultura del mundo.

Contacto: victoria.sosa@inecol.mx.


La flor de nochebuena o flor de pascua es una especie nativa de México, la cual pertenece a la familia de las euforbiáceas como el ricino. Su nombre científico es Euphorbia pulcherrima y posee un enorme valor ornamental, siendo una de las plantas más cultivadas en todo el mundo. Se siembran millones de arbustos anualmente a nivel global.

La nochebuena es apreciada por sus extraordinarias flores de color rojo, las cuales se producen a finales de año, por lo que se utiliza como parte de los adornos navideños. Los horticultores han conseguido variedades con flores de diferentes colores, desde rojo, rosado, salmón, hasta blancas. También han logrado flores con una serie adicional de brácteas petaloides, algunas marmoleadas y otras con flecos en los márgenes. Se conocen casi cien variedades, buscando la producción de plantas de gran vigor que logren crecer en entre seis y 11 semanas.

Foto: Cortesía

Por su importancia económica, se han perfeccionado formas eficientes de cultivo, crecimiento y almacenamiento que permitan enviar estas flores a cualquier parte del mundo. Estos avances hortícolas se han logrado en los últimos veinte años. En particular, en California se han desarrollado técnicas avanzadas de cultivo para que las plantas crezcan rápidamente y produzcan flores, cambiando el fotoperíodo a días más cortos. En México, en Morelos la producción de nochebuenas es muy alta, cultivándose en regiones entre los 1000 y 1900 metros de altitud.

Euphorbia pulcherrima crece en forma silvestre en la zona del Pacífico mexicano, desde Sinaloa hasta Chiapas, llegando hasta Guatemala. Un estudio genético de esta especie identificó su área ancestral en el norte de Guerrero. Crece en bosques tropicales secos y en comparación con las plantas cultivadas, las silvestres están menos ramificadas, las brácteas petaloides son angostas y menos brillantes, y las inflorescencias tienen un menor número de flores.

Foto: Cortesía

Curiosamente, el ministro estadounidense plenipotenciario Joel Roberts Poinsett, recorriendo México con colegas de la comunidad científica de Filadelfia hace dos siglos, encontró flores de nochebuena en Taxco, Guerrero. Envió plantas al jardín botánico Bartram donde las cultivaron y exhibieron en 1829. Posteriormente, fueron introducidas primero a Europa y luego al resto del mundo. Por esta razón, a Euhphorbia pulcherrima se conoce como "poinsettia".

Las plantas de nochebuena son arbustos o árboles pequeños, llegando a medir hasta cuatro metros, con hojas de color verde oscuro de tamaño mediano (hasta de 16 cm de largo). Lo más notable son sus flores, formadas por brácteas rojas (hojas modificadas) que son confundidas con pétalos; las flores se encuentran en el centro de estas brácteas agrupadas en una inflorescencia llamada ciatio. Las flores femeninas son pequeñas y reducidas que en la parte central del ciatio están rodeadas por flores masculinas, las cuales producen un estambre con anteras amarillas que contrastan con las brácteas rojizas. Como todas las euforbiáceas, producen una savia lechosa o látex.

Las flores de nochebuena se cultivaban en jardines botánicos prehispánicos; se ha documentado que a Moctezuma le enviaban plantas de zonas bajas, de Morelos o Guerrero. Los mexicas extraían los pigmentos rojos de las brácteas para teñir textiles y el látex se utilizaba como medicina para curar fiebres. Euphorbia pulcherrima es una especie referida en el Códice Florentino y citada en la Historia de las plantas de Nueva España de Francisco Hernández. Para esta euforbia se conocen diversos nombres comunes en México a lo largo de su distribución: en el centro del país se llama Cuitlaxóchitl (significa flor de cuero en nahua), en Chiapas como aijoyó (zoque), en Oaxaca como gule-tiini (zapoteco), en Michoacán como uanipeni, y en Morelos como poscuaxúchitl (dialecto mexicano de Tetelcingo).

La flor de nochebuena representa una de las plantas ornamentales más icónicas, una contribución de México a la horticultura del mundo.

Contacto: victoria.sosa@inecol.mx.


Local

¿Te quieren extorsionar?, esto deberás hacer

Ante llamadas dudosas, colgar de inmediato, verificar que los familiares estén bien y notificar a las autoridades haciendo la denuncia correspondiente

Local

Fiscala y gobernador presentaron resultados en procuración de justicia

Verónica Hernández Giadáns, aseguró que en Veracruz hay “mano firme para que ningún caso quede impune”

Local

Quinto lote de vacunas contra Covid-19 será de 58 mil 43 dosis: gobernador

Exhortó a la población a no hacer caso de alcaldes que quieran engañar o promocionarse con la aplicación de la vacuna

Policiaca

Localizan a hombre sin vida en camino de terracería

Se trata de una persona de aproximadamente 30 años de edad

Local

Avanza convencimiento para instalar casillas electorales en el estado

Pese a algunas resistencias, han logrado anuencias del 98.71 por ciento de los lugares

Policiaca

Tráiler se sale del camino en entronque Tinaja-Cosoleacaque

No se reportaron personas lesionadas sólo daños materiales

Local

Fiscala y gobernador presentaron resultados en procuración de justicia

Verónica Hernández Giadáns, aseguró que en Veracruz hay “mano firme para que ningún caso quede impune”

Local

Grupos de la diversidad sexual piden que haya representación gay en cámaras de diputados

La política se ha viciado totalmente sin tomar en cuenta a sectores vulnerables que requieren representación de gente en las cámaras de diputados para hacer leyes a su favor: Jazz Bustamante