/ lunes 25 de febrero de 2019

In Vivo / Un lobo en el cuerpo de un ratón

Este género agrupa a tres especies que se distribuyen en las áreas desérticas de Norteamérica y México; éste, que a simple vista sólo podría aparentar ternura, es un depredador feroz y eficaz al cual sus presas deben temer

Dentro de la gran diversidad de roedores que viven en el mundo, existe un ratón que destaca por su comportamiento y por las vocalizaciones tan particulares que emite, las cuales son comparables con el aullido de los lobos; nos referimos al ratón chapulinero también conocido como ratón carnívoro o ratón hediondo. Pertenece al género taxonómico Onychomys, que significa ratón con garras que proviene de los vocablos griegos “onycos” que significa garra y “mys” ratón.

Este género agrupa a tres especies que se distribuyen en las áreas desérticas de Norteamérica, en nuestro país están presentes las tres especies: O. arenicola que se distribuye desde el norte de Chihuahua hasta la zona semiárida poblano-veracruzana, O. leucogaster habita en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas y finalmente O. torridus se presenta desde el norte de Sinaloa hasta el norte de Baja California.

Foto: Cortesía


Este ratón presenta poblaciones poco numerosas y con ámbitos hogareños (área donde los organismos realizan sus actividades) de hasta 3 hectáreas, si reflexionamos en el tamaño del área que esto representa para un organismo de 15 cm. de longitud, podemos darnos cuenta de que es una gran extensión de área para un sólo individuo. Son extremadamente territoriales, dedicando gran parte de su tiempo a la protección de sus territorios. Es usual que protagonice feroces batallas para defender estas áreas de sus congéneres y de otros intrusos, llegando incluso a matar y devorar a su contrincante. Viven en madrigueras que ellos mismos construyen o pueden habitar las que han sido abandonadas o también pueden enfrentan batallas por la madriguera.

Foto: Cortesía

Como parte de estos comportamientos territoriales, emiten vocalizaciones similares a aullidos, sólo que éstas son mucho más agudas y aún se desconoce si se trata de advertencias para los intrusos o son llamados para sus congéneres; este agudo llamado puede ser escuchado hasta una distancia de 100 mts. del emisor en una noche tranquila, incluso por los seres humanos. Estos aullidos que emiten levantando la cabeza como los lobos, se pueden escuchar por las noches, ya que son organismos nocturnos, particularmente más activos cuando existe poca luz de la luna o luna llena, de allí que en algunas localidades del suroeste de los Estados Unidos lo conozcan también como el ratón-lobo.

Otro rasgo especial de los ratones de este género es su conducta reproductiva compleja, considerada como de las más elaboradas dentro de los roedores pequeños. Dependiendo de la especie, pueden formar parejas estables o pueden vivir varias hembras con un macho dentro de una madriguera. La época de reproducción es de mayo a julio y la gestación dura entre 26 y 47 días. Pueden tener hasta tres camadas por año, con un promedio de 3-4 crías por camada. Las crías son cuidadas por los padres hasta poco antes de alcanzar la madurez sexual, que es cuando son expulsados por los mismos padres.

Sus hábitos alimentarios destacan de otros ratones, ya que son principalmente carnívoros, alimentándose de diversos insectos (chapulines, grillos, escarabajos), arañas, ciempiés, alacranes, lagartijas, serpientes pequeñas e incluso otras especies de ratones. En ciertas regiones se alimentan de grandes cantidades de chapulines de ahí el nombre de ratón chapulinero, en otras consumen principalmente los escarabajos conocidos comúnmente como pinacates o vinagrillos, los cuales le generan un característico olor al ratón por lo que también se le conoce como ratón hediondo.

Por su dieta carnívora y a pesar de sus cortas patas que lo hacen lento para la carrera, han desarrollado comportamientos de caza muy eficientes, pueden pararse en dos patas, saltar, esquivar, torcer y girar su cuerpo en espacios pequeños, evitando así que sus presas, incluso más grandes que ellos, puedan llegar a lesionarlos de alguna manera. Por ejemplo, cuando cazan alacranes evitan con movimientos rápidos que el aguijón los pueda lastimar. En el caso de los miriápodos o mejor conocidos como ciempiés, los ratones los atacan mordiéndolos en diversas ocasiones, lo cual paraliza su sistema nervioso ocasionándoles una muerte lenta para finalmente ser devorados con total tranquilidad. Además de esta eficiencia para la caza, han logrado desarrollar cierta inmunidad a los venenos de estos organismos, los cuales podrían ser fatales para otros ratones.

Por todas estas características es que estos pequeños roedores destacan extraordinariamente dentro de los ecosistemas desérticos, haciéndolos en extremo exitosos, ya que no importa el tamaño de sus presas o si éstas tienen venenos, este ratón que a simple vista sólo podría aparentar ternura es un depredador feroz y eficaz al cual sus presas deben temer.

A pesar de ser un ratón tan particular, aún no se conoce con certeza su estado de conservación, pero definitivamente provee beneficios al regular las poblaciones de arañas, alacranes y otros bichos que nos pudieran perjudicar al volverse plagas. Por lo que, si nos topamos con alguno de éstos, pensemos en los beneficios que nos proveen a nosotros y a los ecosistemas que habitan y evitemos lastimarlos.

Instituto de Ecología, A.C. / Red de Biología y Conservación de Vertebrados.

Dentro de la gran diversidad de roedores que viven en el mundo, existe un ratón que destaca por su comportamiento y por las vocalizaciones tan particulares que emite, las cuales son comparables con el aullido de los lobos; nos referimos al ratón chapulinero también conocido como ratón carnívoro o ratón hediondo. Pertenece al género taxonómico Onychomys, que significa ratón con garras que proviene de los vocablos griegos “onycos” que significa garra y “mys” ratón.

Este género agrupa a tres especies que se distribuyen en las áreas desérticas de Norteamérica, en nuestro país están presentes las tres especies: O. arenicola que se distribuye desde el norte de Chihuahua hasta la zona semiárida poblano-veracruzana, O. leucogaster habita en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas y finalmente O. torridus se presenta desde el norte de Sinaloa hasta el norte de Baja California.

Foto: Cortesía


Este ratón presenta poblaciones poco numerosas y con ámbitos hogareños (área donde los organismos realizan sus actividades) de hasta 3 hectáreas, si reflexionamos en el tamaño del área que esto representa para un organismo de 15 cm. de longitud, podemos darnos cuenta de que es una gran extensión de área para un sólo individuo. Son extremadamente territoriales, dedicando gran parte de su tiempo a la protección de sus territorios. Es usual que protagonice feroces batallas para defender estas áreas de sus congéneres y de otros intrusos, llegando incluso a matar y devorar a su contrincante. Viven en madrigueras que ellos mismos construyen o pueden habitar las que han sido abandonadas o también pueden enfrentan batallas por la madriguera.

Foto: Cortesía

Como parte de estos comportamientos territoriales, emiten vocalizaciones similares a aullidos, sólo que éstas son mucho más agudas y aún se desconoce si se trata de advertencias para los intrusos o son llamados para sus congéneres; este agudo llamado puede ser escuchado hasta una distancia de 100 mts. del emisor en una noche tranquila, incluso por los seres humanos. Estos aullidos que emiten levantando la cabeza como los lobos, se pueden escuchar por las noches, ya que son organismos nocturnos, particularmente más activos cuando existe poca luz de la luna o luna llena, de allí que en algunas localidades del suroeste de los Estados Unidos lo conozcan también como el ratón-lobo.

Otro rasgo especial de los ratones de este género es su conducta reproductiva compleja, considerada como de las más elaboradas dentro de los roedores pequeños. Dependiendo de la especie, pueden formar parejas estables o pueden vivir varias hembras con un macho dentro de una madriguera. La época de reproducción es de mayo a julio y la gestación dura entre 26 y 47 días. Pueden tener hasta tres camadas por año, con un promedio de 3-4 crías por camada. Las crías son cuidadas por los padres hasta poco antes de alcanzar la madurez sexual, que es cuando son expulsados por los mismos padres.

Sus hábitos alimentarios destacan de otros ratones, ya que son principalmente carnívoros, alimentándose de diversos insectos (chapulines, grillos, escarabajos), arañas, ciempiés, alacranes, lagartijas, serpientes pequeñas e incluso otras especies de ratones. En ciertas regiones se alimentan de grandes cantidades de chapulines de ahí el nombre de ratón chapulinero, en otras consumen principalmente los escarabajos conocidos comúnmente como pinacates o vinagrillos, los cuales le generan un característico olor al ratón por lo que también se le conoce como ratón hediondo.

Por su dieta carnívora y a pesar de sus cortas patas que lo hacen lento para la carrera, han desarrollado comportamientos de caza muy eficientes, pueden pararse en dos patas, saltar, esquivar, torcer y girar su cuerpo en espacios pequeños, evitando así que sus presas, incluso más grandes que ellos, puedan llegar a lesionarlos de alguna manera. Por ejemplo, cuando cazan alacranes evitan con movimientos rápidos que el aguijón los pueda lastimar. En el caso de los miriápodos o mejor conocidos como ciempiés, los ratones los atacan mordiéndolos en diversas ocasiones, lo cual paraliza su sistema nervioso ocasionándoles una muerte lenta para finalmente ser devorados con total tranquilidad. Además de esta eficiencia para la caza, han logrado desarrollar cierta inmunidad a los venenos de estos organismos, los cuales podrían ser fatales para otros ratones.

Por todas estas características es que estos pequeños roedores destacan extraordinariamente dentro de los ecosistemas desérticos, haciéndolos en extremo exitosos, ya que no importa el tamaño de sus presas o si éstas tienen venenos, este ratón que a simple vista sólo podría aparentar ternura es un depredador feroz y eficaz al cual sus presas deben temer.

A pesar de ser un ratón tan particular, aún no se conoce con certeza su estado de conservación, pero definitivamente provee beneficios al regular las poblaciones de arañas, alacranes y otros bichos que nos pudieran perjudicar al volverse plagas. Por lo que, si nos topamos con alguno de éstos, pensemos en los beneficios que nos proveen a nosotros y a los ecosistemas que habitan y evitemos lastimarlos.

Instituto de Ecología, A.C. / Red de Biología y Conservación de Vertebrados.

Local

Por adeudo de CMAS, Coatzacoalcos se queda sin agua

Se sabe que la CMAS tiene una deuda con la paraestatal aunque en su publicación de facebook no se precisa en monto

Local

Justicia en línea es para hoy; responde abogado a presidenta del TSJ

El abogado, Ricardo Morales Carrasco señaló que estos procedimientos se empezarán a aplicar hasta marzo del 2021, por lo que ya sería muy tarde

Sociedad

México suma 74 mil 949 muertos por Covid-19

En las últimas 24 horas se registraron 4 mil 786 nuevos casos y 601 nuevos decesos

Automotriz

Mercedes-Benz EQC brilla con su primer eléctrico

La familia de la estrella le da la bienvenida a nuestro país a su primer modelo amigable con el ambiente

Local

Pescadores alvaradeños levantan paro y retornan a sus actividades

El representante de los propietarios de los barcos camaroneros señaló que cada embarcación da empleo a unas 7 personas

Política

La renuncia de AMLO a la presidencia, meta de FRENAAA

Bajo el lema de "Secuestrados por López" y "Llegó el momento de sacar a López de Palacio", integrantes del Frente instalaron un campamento en el primer cuadro de la capital del país

Política

Mercantes marinos exigen frenar militarización de puertos en el Congreso

"El problema es que asfixia el comercio exterior de México porque ellos no tienen la capacidad para administrar los puertos", dijo Marcelino Tuero, presidente del Cuerpo Consultivo Marino Mercante