/ lunes 19 de agosto de 2019

In vivo / Spinosad, producto natural para el control de zancudos

En Veracruz  ya se utiliza en diferentes presentaciones, incluyendo gránulos, pastillas y líquido; el objetivo es disminuir enfermedades como el dengue

Los mosquitos se han considerado como los animales más mortales del mundo, ya que son responsables de transmitir una diversidad de enfermedades graves para hombre en zonas tropicales y templadas. En México, las enfermedades de mayor importancia transmitidas por estos insectos son el dengue, chikungunya y Zika, las cuales son causadas por diferentes virus, todos transmitidos por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus.

Considerando tan solo el virus Zika, el Seguro Social (IMSS) reportó más de 43 mil casos confirmados y sospechados de esta enfermedad durante 2016 y más de 4 mil casos en mujeres embarazadas, en las cuales el riesgo de malformación neurológica del feto es considerable. Los datos de incidencia de dengue y chikungunya son igual de preocupantes, ya que actualmente no existen vacunas que permitan prevenir el contagio con estos virus.

Foto: Cortesía

El panorama es igual de preocupante si consideramos la distribución de los mosquitos vectores de estas enfermedades. El mosquito tigre, Aedes albopictus es una especie asiática que llegó a la frontera norte de México en 1993, a la frontera sur en el 2002, y rápidamente se ha dispersado a través de muchos estados tanto en zonas costeras como en el interior del país.

Por otro lado, el mosquito de la fiebre amarilla, Aedes aegypti, ha aumentado su distribución en el país de zonas con una altitud de menos de 1200 m a zonas superiores a 2000 m, incluyendo al Estado de México, la Ciudad de México y Puebla, aumentando a más de 30 millones el número de personas en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por estos mosquitos en esta región del país.

Foto: Cortesía

BRIGADAS DE SALUD

Ante esta amenaza, las brigadas de salud de los diferentes estados realizan tres tipos de actividades principales. Primero promueven la limpieza de las casas, patios y zonas alrededores con el fin de eliminar todos los posibles criaderos de mosquitos, particularmente las llantas usadas, envases de vidrio y plástico, latas y cubetas que acumulan el agua de lluvia y que son ideales para el desarrollo de las larvas de estos mosquitos.

Segundo, a los recipientes de agua que no se pueden eliminar, les aplican un formulado de insecticida de liberación lenta, llamado temefos que son gránulos de insecticida que las brigadas de salud aplican en los tanques y tinacos de agua en zonas afectadas por dengue, chikungunya y Zika para eliminar las larvitas de mosquito durante un periodo de hasta ocho semanas después de su aplicación.

Tercero, si las acciones anteriores no son suficientes para evitar brotes de las enfermedades transmitidas por estos insectos, las brigadas aplican insecticidas basados en piretroides directamente a las paredes de las casas y a veces realizan nebulizaciones en las calles para controlar los zancudos alrededor de las casas y los patios.

Foto: Cortesía

LOS ZANCUDOS, FORTALECIDOS

Desafortunadamente, tras décadas de uso de los piretroides en la salud pública y la agricultura, los zancudos han desarrollado altos niveles de resistencia a estos productos, la cual reduce la eficacia de estos insecticidas para su control.

De hecho, existen diversos estudios que demuestran que los genes que confieren la resistencia están ampliamente distribuidos en las poblaciones de los mosquitos Aedes en México y muchos otros países de zonas tropicales y subtropicales del mundo.

Por otra parte, estudios realizados por nuestro grupo de investigación a lo largo del estado de Veracruz ponen de manifiesto que los mosquitos Aedes también han desarrollado resistencia a temefos. De hecho, nuestros estudios demostraron que las larvas de mosquitos ya tienen la capacidad de desarrollarse en agua tratada con los gránulos de temefos en varios municipios costeros a lo largo del estado de Veracruz.

SIPINOSAD

Afortunadamente, la Secretaría de Salud del estado se dio cuenta de esta situación y ha adoptado un nuevo producto para controlar las larvas de zancudos, el cual se llama spinosad y se utiliza en diferentes presentaciones, incluyendo gránulos, pastillas y líquido.

El spinosad es un producto de origen natural producido mediante la fermentación de una bacteria del suelo llamado Saccharopolyspora spinosa. El spinosad en realidad es una mezcla de dos moléculas que tienen una estructura molecular similar a los antibióticos, los cuales son sustancias estructuralmente complejas producidas naturalmente por algunas bacterias, particularmente los actinomicetos y streptinomicetos del suelo. Sin embargo, el spinosad tiene propiedades insecticidas contra orugas, hormigas y varios tipos de moscas, incluyendo los mosquitos.

El spinosad también tiene algunas características importantes para su uso en ambientes domésticos. Primero, su toxicidad es selectiva a algunos tipos de insectos, pero no es tóxico a otros organismos como las aves, las mascotas o los peces, y mucho menos a los seres humanos. Es por eso que la Organización Mundial de la Salud ha autorizado el uso de spinosad en el agua potable. Segundo, el spinosad tiene un perfil ecotoxicológico favorable con el medio ambiente, ya que no persiste mucho tiempo y por ser una sustancia natural es de fácil degradación por parte de las poblaciones de microorganismos presentes en el medio ambiente.

Mediante colaboraciones con investigadores del Centro Regional de Investigación en Salud Pública del Instituto Nacional de Salud Pública en Tapachula, Chiapas, fuimos los primeros en reconocer la efectividad de spinosad en el control de larvas de mosquitos desde el 2004.

Desde ese momento, hemos realizado una serie de diferentes estudios para evaluar las dosis necesarias para controlar larvas de zancudos en tanques de agua, tinacos, floreros de panteón y llantas abandonadas donde se reproducen los mosquitos Aedes, así como en charcos naturales de agua donde se reproducen los zancudos Anopheles que transmiten el paludismo.

EFECTIVIDAD

Los estudios más recientes realizados en Veracruz y Chiapas con el spinosad en presentación de gránulos y pastillas de liberación lenta han demostrado que este producto ofrece hasta ocho semanas de control continuo de larvas de Aedes en hábitats como llantas de vehículos y floreros de panteón.

Estudios en otras partes de México incluyendo Nuevo León y Guerrero apoyan el hallazgo de que el spinosad ofrece excelente control de zancudos en zonas periurbanas.

Asimismo, gracias a éstos y otros estudios, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), que depende de la Secretaría de Salud, ha aprobado el uso del spinosad para el control de mosquitos en México, y este producto ya está siendo utilizado en diferentes estados de la República para sustituir el uso del temefos en zonas urbanas.

Dado las características toxicológicas hacia los estados inmaduros de los zancudos y la duración de control que cada dosis de spinosad ofrece, así como su selectividad y bajo impacto hacia invertebrados benéficos, como los depredadores naturales de los mosquitos, los cuales generalmente no sufren efectos adversos después de la aplicación de este producto, el uso de este producto en lugar del temefos ahora ofrece un método de control de estos vectores nocivos.

No obstante, como se ha visto con los insecticidas químicos sintéticos, el uso repetido de un solo producto durante muchas generaciones del insecto tiende a favorecer la supervivencia de individuos más resistentes.

La reproducción de dichos individuos y la presencia de las características de resistencia en la siguiente generación favorecen la aparición de resistencia en las poblaciones silvestres de los insectos, incluyendo los zancudos. De esta manera, después de varios años de uso continuo, el producto deja de tener la misma eficacia en control comparado con su eficacia inicial.

LOS VIRUS EMERGENTES

Es de suma importancia que las autoridades encargadas de la salud pública en el país adopten estrategias de control que incluyan otros compuestos de baja o nula toxicidad humana y con bajo impacto ambiental para integrarlos en programas de rotación de productos para el control de los zancudos. Afortunadamente ya existen dichos productos, como por ejemplo los reguladores de crecimiento, que funcionan de diferentes maneras para interrumpir el desarrollo de las larvas de zancudos y prevenir que lleguen a la etapa adulta.

Es importante mencionar la magnitud del reto que enfrenta México en el control de mosquitos como consecuencia del aumento en la distribución geográfica de algunas especies de gran importancia médica, como Aedes aegypti que está llegando a nuevas zonas del país, incluyendo a la Ciudad de México y otras ciudades del interior de la República, debido al aumento de las temperaturas relacionados con el cambio climático, así como las amenazas de nuevos virus patógenos transmitidos por estos mosquitos, como es el virus Mayaro en América del Sur o el virus Keystone en Florida, es cada vez más perentorio contar con medidas de control efectivas y seguras contra estos insectos.

Los virus emergentes representan un nuevo reto para la salud pública los cuales pueden llegar a México mediante el turismo o migración de personas infectadas o mediante el comercio internacional, por ejemplo, en llantas importadas de zonas afectadas, las cuales contienen huevos o larvas de zancudos infectados con estos virus. Por lo tanto, se considera esencial apoyar a la investigación sobre nuevos métodos de control de manera continua en México y otros países tropicales afligidos por la presencia de los zancudos de importancia médica.

*Instituto de Ecología AC, Xalapa.

Spinosad

El producto es resultado de la fermentación de una bacteria del suelo llamado Saccharopolyspora spinosa; en una mezcla de dos moléculas, tiene una estructura molecular similar a los antibióticos.

Aumenta el riesgo

El Aedes aegypti ha aumentado su distribución en el país de zonas con una altitud de menos de 1200 m a zonas superiores a 2000 m, aumentando a más de 30 millones el número de personas en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por estos mosquitos.

Los mosquitos se han considerado como los animales más mortales del mundo, ya que son responsables de transmitir una diversidad de enfermedades graves para hombre en zonas tropicales y templadas. En México, las enfermedades de mayor importancia transmitidas por estos insectos son el dengue, chikungunya y Zika, las cuales son causadas por diferentes virus, todos transmitidos por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus.

Considerando tan solo el virus Zika, el Seguro Social (IMSS) reportó más de 43 mil casos confirmados y sospechados de esta enfermedad durante 2016 y más de 4 mil casos en mujeres embarazadas, en las cuales el riesgo de malformación neurológica del feto es considerable. Los datos de incidencia de dengue y chikungunya son igual de preocupantes, ya que actualmente no existen vacunas que permitan prevenir el contagio con estos virus.

Foto: Cortesía

El panorama es igual de preocupante si consideramos la distribución de los mosquitos vectores de estas enfermedades. El mosquito tigre, Aedes albopictus es una especie asiática que llegó a la frontera norte de México en 1993, a la frontera sur en el 2002, y rápidamente se ha dispersado a través de muchos estados tanto en zonas costeras como en el interior del país.

Por otro lado, el mosquito de la fiebre amarilla, Aedes aegypti, ha aumentado su distribución en el país de zonas con una altitud de menos de 1200 m a zonas superiores a 2000 m, incluyendo al Estado de México, la Ciudad de México y Puebla, aumentando a más de 30 millones el número de personas en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por estos mosquitos en esta región del país.

Foto: Cortesía

BRIGADAS DE SALUD

Ante esta amenaza, las brigadas de salud de los diferentes estados realizan tres tipos de actividades principales. Primero promueven la limpieza de las casas, patios y zonas alrededores con el fin de eliminar todos los posibles criaderos de mosquitos, particularmente las llantas usadas, envases de vidrio y plástico, latas y cubetas que acumulan el agua de lluvia y que son ideales para el desarrollo de las larvas de estos mosquitos.

Segundo, a los recipientes de agua que no se pueden eliminar, les aplican un formulado de insecticida de liberación lenta, llamado temefos que son gránulos de insecticida que las brigadas de salud aplican en los tanques y tinacos de agua en zonas afectadas por dengue, chikungunya y Zika para eliminar las larvitas de mosquito durante un periodo de hasta ocho semanas después de su aplicación.

Tercero, si las acciones anteriores no son suficientes para evitar brotes de las enfermedades transmitidas por estos insectos, las brigadas aplican insecticidas basados en piretroides directamente a las paredes de las casas y a veces realizan nebulizaciones en las calles para controlar los zancudos alrededor de las casas y los patios.

Foto: Cortesía

LOS ZANCUDOS, FORTALECIDOS

Desafortunadamente, tras décadas de uso de los piretroides en la salud pública y la agricultura, los zancudos han desarrollado altos niveles de resistencia a estos productos, la cual reduce la eficacia de estos insecticidas para su control.

De hecho, existen diversos estudios que demuestran que los genes que confieren la resistencia están ampliamente distribuidos en las poblaciones de los mosquitos Aedes en México y muchos otros países de zonas tropicales y subtropicales del mundo.

Por otra parte, estudios realizados por nuestro grupo de investigación a lo largo del estado de Veracruz ponen de manifiesto que los mosquitos Aedes también han desarrollado resistencia a temefos. De hecho, nuestros estudios demostraron que las larvas de mosquitos ya tienen la capacidad de desarrollarse en agua tratada con los gránulos de temefos en varios municipios costeros a lo largo del estado de Veracruz.

SIPINOSAD

Afortunadamente, la Secretaría de Salud del estado se dio cuenta de esta situación y ha adoptado un nuevo producto para controlar las larvas de zancudos, el cual se llama spinosad y se utiliza en diferentes presentaciones, incluyendo gránulos, pastillas y líquido.

El spinosad es un producto de origen natural producido mediante la fermentación de una bacteria del suelo llamado Saccharopolyspora spinosa. El spinosad en realidad es una mezcla de dos moléculas que tienen una estructura molecular similar a los antibióticos, los cuales son sustancias estructuralmente complejas producidas naturalmente por algunas bacterias, particularmente los actinomicetos y streptinomicetos del suelo. Sin embargo, el spinosad tiene propiedades insecticidas contra orugas, hormigas y varios tipos de moscas, incluyendo los mosquitos.

El spinosad también tiene algunas características importantes para su uso en ambientes domésticos. Primero, su toxicidad es selectiva a algunos tipos de insectos, pero no es tóxico a otros organismos como las aves, las mascotas o los peces, y mucho menos a los seres humanos. Es por eso que la Organización Mundial de la Salud ha autorizado el uso de spinosad en el agua potable. Segundo, el spinosad tiene un perfil ecotoxicológico favorable con el medio ambiente, ya que no persiste mucho tiempo y por ser una sustancia natural es de fácil degradación por parte de las poblaciones de microorganismos presentes en el medio ambiente.

Mediante colaboraciones con investigadores del Centro Regional de Investigación en Salud Pública del Instituto Nacional de Salud Pública en Tapachula, Chiapas, fuimos los primeros en reconocer la efectividad de spinosad en el control de larvas de mosquitos desde el 2004.

Desde ese momento, hemos realizado una serie de diferentes estudios para evaluar las dosis necesarias para controlar larvas de zancudos en tanques de agua, tinacos, floreros de panteón y llantas abandonadas donde se reproducen los mosquitos Aedes, así como en charcos naturales de agua donde se reproducen los zancudos Anopheles que transmiten el paludismo.

EFECTIVIDAD

Los estudios más recientes realizados en Veracruz y Chiapas con el spinosad en presentación de gránulos y pastillas de liberación lenta han demostrado que este producto ofrece hasta ocho semanas de control continuo de larvas de Aedes en hábitats como llantas de vehículos y floreros de panteón.

Estudios en otras partes de México incluyendo Nuevo León y Guerrero apoyan el hallazgo de que el spinosad ofrece excelente control de zancudos en zonas periurbanas.

Asimismo, gracias a éstos y otros estudios, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), que depende de la Secretaría de Salud, ha aprobado el uso del spinosad para el control de mosquitos en México, y este producto ya está siendo utilizado en diferentes estados de la República para sustituir el uso del temefos en zonas urbanas.

Dado las características toxicológicas hacia los estados inmaduros de los zancudos y la duración de control que cada dosis de spinosad ofrece, así como su selectividad y bajo impacto hacia invertebrados benéficos, como los depredadores naturales de los mosquitos, los cuales generalmente no sufren efectos adversos después de la aplicación de este producto, el uso de este producto en lugar del temefos ahora ofrece un método de control de estos vectores nocivos.

No obstante, como se ha visto con los insecticidas químicos sintéticos, el uso repetido de un solo producto durante muchas generaciones del insecto tiende a favorecer la supervivencia de individuos más resistentes.

La reproducción de dichos individuos y la presencia de las características de resistencia en la siguiente generación favorecen la aparición de resistencia en las poblaciones silvestres de los insectos, incluyendo los zancudos. De esta manera, después de varios años de uso continuo, el producto deja de tener la misma eficacia en control comparado con su eficacia inicial.

LOS VIRUS EMERGENTES

Es de suma importancia que las autoridades encargadas de la salud pública en el país adopten estrategias de control que incluyan otros compuestos de baja o nula toxicidad humana y con bajo impacto ambiental para integrarlos en programas de rotación de productos para el control de los zancudos. Afortunadamente ya existen dichos productos, como por ejemplo los reguladores de crecimiento, que funcionan de diferentes maneras para interrumpir el desarrollo de las larvas de zancudos y prevenir que lleguen a la etapa adulta.

Es importante mencionar la magnitud del reto que enfrenta México en el control de mosquitos como consecuencia del aumento en la distribución geográfica de algunas especies de gran importancia médica, como Aedes aegypti que está llegando a nuevas zonas del país, incluyendo a la Ciudad de México y otras ciudades del interior de la República, debido al aumento de las temperaturas relacionados con el cambio climático, así como las amenazas de nuevos virus patógenos transmitidos por estos mosquitos, como es el virus Mayaro en América del Sur o el virus Keystone en Florida, es cada vez más perentorio contar con medidas de control efectivas y seguras contra estos insectos.

Los virus emergentes representan un nuevo reto para la salud pública los cuales pueden llegar a México mediante el turismo o migración de personas infectadas o mediante el comercio internacional, por ejemplo, en llantas importadas de zonas afectadas, las cuales contienen huevos o larvas de zancudos infectados con estos virus. Por lo tanto, se considera esencial apoyar a la investigación sobre nuevos métodos de control de manera continua en México y otros países tropicales afligidos por la presencia de los zancudos de importancia médica.

*Instituto de Ecología AC, Xalapa.

Spinosad

El producto es resultado de la fermentación de una bacteria del suelo llamado Saccharopolyspora spinosa; en una mezcla de dos moléculas, tiene una estructura molecular similar a los antibióticos.

Aumenta el riesgo

El Aedes aegypti ha aumentado su distribución en el país de zonas con una altitud de menos de 1200 m a zonas superiores a 2000 m, aumentando a más de 30 millones el número de personas en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por estos mosquitos.

Policiaca

[Video] Aumenta a 4 la cifra de muertos en choque y volcadura de autobús

El accidente ocurrió en la carretera La Tinaja- Cosamaloapan; 4 de los 30 heridos contabilizados al momento están sumamente graves

Local

"Yo no soy Yunes ni Duarte, no tengo cola que me pisen; no me voy a amparar": gobernador

Así respondió Cuitláhuac García a senadores panistas que analizan enjuiciarlo políticamente

Local

Personal de la CGE denuncia extorsión e intento de secuestro

La persona que presentó la denuncia fue el director jurídico de la dependencia, Carlos Espíritu Cabañas

Gossip

¡Revelan nuevo póster de Birds of Prey y fecha de estreno!

Warner Pictures reveló la primera imagen que promocionará la tan esperada cinta

Futbol

Edson Álvarez anota en la victoria del Ajax en inicio de Champions

El conjunto holandés venció 3-0 al Lille francés con goles de Álvarez, Quincy Promes y Nicolás Tagliafico

Justicia

Juez desecha amparo de exfuncionario de CFE acusado de corrupción

Néstor Félix Moreno Díaz está acusado de lavado de dinero y enfrenta un juicio ante la Suprema Corte

Política

Sánchez Cordero iniciará comparecencias por glosa del informe en el Senado

El presidente de la Jucopo en el Senado de la República, Ricardo Monreal informó que todas las comparecencias ante el pleno por parte de los secretarios serán a partir de las 11 horas

Finanzas

Profeco descubre marcas de aceites comestibles adulterados

El estudio incluye marcas aceites de ajonjolí, aguacate, uva y cacahuate

Salud

¡Cuidado! Aquí te decimos los riesgos de hacer la dieta Keto

Una nutrióloga considera que dicha dieta no es recomendable pues pone en riesgo tu salud