/ viernes 18 de mayo de 2018

Juan Carlos Garvayo Pianista del Trío Arbós

La música, una necesidad universal

El Trío Arbós, formado en 1996 por la violinista Cecilia Bercovich, el chelista José Miguel Gómez y el pianista Juan Carlos Garvayo, cuenta entre sus logros haber obtenido el Premio Nacional de Música en la modalidad de Interpretación en su lugar de origen, España, de donde ha viajado a 30 países para compartir su repertorio, que abarca desde las obras maestras del clasicismo y el romanticismo, hasta la música actual.

Este 18 de mayo, en lo que registra como su primera visita a México, el Trío tendrá una actuación solista en el programa Del México romántico al Caribe, anunciado por la Orquesta Sinfónica de Xalapa para iniciar a las 20:30 horas en su casa sede, el complejo cultural Tlaqná, donde se podrá escuchar el estreno de Loiza de Roberto Sierra y, del mismo compositor, el Triple concierto para violín, violonchelo y orquesta. Para finalizar, sonará la Sinfonía No.1 del mexicano Julián Carrillo.

Sobre el concierto y el panorama actual de la música de cámara, el pianista Juan Carlos Garvayo, a nombre del Trío Arbós, conversó con Diario de Xalapa.


Juan Carlos, bienvenido a México. ¿Dígame por favor cómo han sido su estancia en la capital veracruzana y los ensayos con la Orquesta Sinfónica de Xalapa?

Pues verás, ya hemos ido al Museo de Antropología y otros lugares. Estamos descubriendo una tierra asombrosa. En cuanto a los ensayos, todo ha ido muy bien. La Sinfónica de Xalapa es una orquesta excelente. Su reputación es conocida en España y no hemos quedado decepcionados. Es de primerísima calidad y tiene una cualidad que destacamos: un compromiso enorme con la música, que se nota nada más entrar al escenario y estar en contacto con sus músicos y con su director Lanfranco Marcelletti.


Acerca de las obras que interpretarán en el concierto, ¿qué nos puede adelantar?

Las obras son recientes del puertorriqueño Roberto Sierra. Nosotros hemos tocado composiciones suyas. Conocemos su estilo. Se trata de obras brillantes y atractivas que rescatan el folclore del caribe, dentro de su lenguaje, que además es muy contemporáneo.

De la Sinfonía de Julián Carrillo vale la pena mencionar que es prácticamente desconocida por ser muy temprana a su catálogo. Es un Carrillo que en esta pieza muestra cómo aún busca su lugar como artista.



Con respecto al Trío Arbós, sus semblanzas indican que ha dedicado mucho tiempo a la labor de recuperación y grabación de repertorio español. ¿Cómo han desarrollado esta labor?

Dentro de nuestro cometido como grupo de cámara en España hay dos vertientes. Una es encargar obras nuevas a compositores actuales para contribuir a la transformación. Nosotros las estrenamos y si nos gustan y son adecuadas para nuestro trío con piano, las llevamos a gira y después las grabamos. Lo que hacemos es estimular la creación actual para nuestro medio, que es el trío clásico.

La otra vertiente es recuperar patrimonio español. Y es que por causa de la discontinuidad histórica de España, sobre todo de los últimos tiempos de la Guerra Civil, muchos compositores tuvieron que exiliarse —nunca olvidaremos en España el apoyo de México— y su obra quedó dispersa.

Aún falta mucho por hacer en el área de recopilación de repertorio que quedó perdido en gavetas, en una casa o en una biblioteca.

Ahora, no sólo se trata de recuperar, sino de presentar a público y dejar un registro permanente que pueda servir de referencia a grupos interesados en retomar esas composiciones en el futuro.

El esfuerzo implica grabación en estudio para obtener una interpretación más depurada.


Juan Carlos, a partir de su propia experiencia, ¿cuál cree que es el momento que vive la música de cámara?

Creo que a nivel mundial vive un momento especialmente bueno porque hay muchos cuartetos de cuerda y trío con piano especializados que tocan repertorios clásicos de manera impresionante, pero también asumen un compromiso con la música nueva, y eso es relevante, porque naturalmente ha habido una tendencia a tocar el repertorio pasado, de los siglos XVIII, XIX y principios del XX.


Después de Xalapa, ¿a dónde viajará el Trío Arbós?

Tenemos conciertos en España, Italia, Alemania, Suiza, Portugal y, bueno, viene toda la temporada de festivales de verano.


Por último, va de un lugar a otro, con distinta gente, diferente cultura e idioma, ¿qué cree que tiene la música que puede ser disfrutada sin importar el lugar en el que sea tocada?

Mira, de algo estoy seguro, no sé para qué sirve la música, pero sí sé que no es un lenguaje universal, como muchos dicen, sino una necesidad universal porque tiene una cualidad preciosa: si se interpreta de manera genuina y brillante, siempre provoca una reacción, una emoción.

El ser humano ha necesitado la música siempre y en todas partes. Desde los primeros tiempos del Hombre hasta hoy, es posible ver que tiene un poder de encantamiento que resulta tan extraño como maravilloso.


Gracias, Juan Carlos. ¿Algo que quiera añadir?

Que asistan a la velada de hoy. Yo creo que no se van a arrepentir.

El Trío Arbós, formado en 1996 por la violinista Cecilia Bercovich, el chelista José Miguel Gómez y el pianista Juan Carlos Garvayo, cuenta entre sus logros haber obtenido el Premio Nacional de Música en la modalidad de Interpretación en su lugar de origen, España, de donde ha viajado a 30 países para compartir su repertorio, que abarca desde las obras maestras del clasicismo y el romanticismo, hasta la música actual.

Este 18 de mayo, en lo que registra como su primera visita a México, el Trío tendrá una actuación solista en el programa Del México romántico al Caribe, anunciado por la Orquesta Sinfónica de Xalapa para iniciar a las 20:30 horas en su casa sede, el complejo cultural Tlaqná, donde se podrá escuchar el estreno de Loiza de Roberto Sierra y, del mismo compositor, el Triple concierto para violín, violonchelo y orquesta. Para finalizar, sonará la Sinfonía No.1 del mexicano Julián Carrillo.

Sobre el concierto y el panorama actual de la música de cámara, el pianista Juan Carlos Garvayo, a nombre del Trío Arbós, conversó con Diario de Xalapa.


Juan Carlos, bienvenido a México. ¿Dígame por favor cómo han sido su estancia en la capital veracruzana y los ensayos con la Orquesta Sinfónica de Xalapa?

Pues verás, ya hemos ido al Museo de Antropología y otros lugares. Estamos descubriendo una tierra asombrosa. En cuanto a los ensayos, todo ha ido muy bien. La Sinfónica de Xalapa es una orquesta excelente. Su reputación es conocida en España y no hemos quedado decepcionados. Es de primerísima calidad y tiene una cualidad que destacamos: un compromiso enorme con la música, que se nota nada más entrar al escenario y estar en contacto con sus músicos y con su director Lanfranco Marcelletti.


Acerca de las obras que interpretarán en el concierto, ¿qué nos puede adelantar?

Las obras son recientes del puertorriqueño Roberto Sierra. Nosotros hemos tocado composiciones suyas. Conocemos su estilo. Se trata de obras brillantes y atractivas que rescatan el folclore del caribe, dentro de su lenguaje, que además es muy contemporáneo.

De la Sinfonía de Julián Carrillo vale la pena mencionar que es prácticamente desconocida por ser muy temprana a su catálogo. Es un Carrillo que en esta pieza muestra cómo aún busca su lugar como artista.



Con respecto al Trío Arbós, sus semblanzas indican que ha dedicado mucho tiempo a la labor de recuperación y grabación de repertorio español. ¿Cómo han desarrollado esta labor?

Dentro de nuestro cometido como grupo de cámara en España hay dos vertientes. Una es encargar obras nuevas a compositores actuales para contribuir a la transformación. Nosotros las estrenamos y si nos gustan y son adecuadas para nuestro trío con piano, las llevamos a gira y después las grabamos. Lo que hacemos es estimular la creación actual para nuestro medio, que es el trío clásico.

La otra vertiente es recuperar patrimonio español. Y es que por causa de la discontinuidad histórica de España, sobre todo de los últimos tiempos de la Guerra Civil, muchos compositores tuvieron que exiliarse —nunca olvidaremos en España el apoyo de México— y su obra quedó dispersa.

Aún falta mucho por hacer en el área de recopilación de repertorio que quedó perdido en gavetas, en una casa o en una biblioteca.

Ahora, no sólo se trata de recuperar, sino de presentar a público y dejar un registro permanente que pueda servir de referencia a grupos interesados en retomar esas composiciones en el futuro.

El esfuerzo implica grabación en estudio para obtener una interpretación más depurada.


Juan Carlos, a partir de su propia experiencia, ¿cuál cree que es el momento que vive la música de cámara?

Creo que a nivel mundial vive un momento especialmente bueno porque hay muchos cuartetos de cuerda y trío con piano especializados que tocan repertorios clásicos de manera impresionante, pero también asumen un compromiso con la música nueva, y eso es relevante, porque naturalmente ha habido una tendencia a tocar el repertorio pasado, de los siglos XVIII, XIX y principios del XX.


Después de Xalapa, ¿a dónde viajará el Trío Arbós?

Tenemos conciertos en España, Italia, Alemania, Suiza, Portugal y, bueno, viene toda la temporada de festivales de verano.


Por último, va de un lugar a otro, con distinta gente, diferente cultura e idioma, ¿qué cree que tiene la música que puede ser disfrutada sin importar el lugar en el que sea tocada?

Mira, de algo estoy seguro, no sé para qué sirve la música, pero sí sé que no es un lenguaje universal, como muchos dicen, sino una necesidad universal porque tiene una cualidad preciosa: si se interpreta de manera genuina y brillante, siempre provoca una reacción, una emoción.

El ser humano ha necesitado la música siempre y en todas partes. Desde los primeros tiempos del Hombre hasta hoy, es posible ver que tiene un poder de encantamiento que resulta tan extraño como maravilloso.


Gracias, Juan Carlos. ¿Algo que quiera añadir?

Que asistan a la velada de hoy. Yo creo que no se van a arrepentir.

Policiaca

Cámaras captan el momento del secuestro de notario; ya fue liberado

A dos cuadras de Palacio Municipal, un comando armado ingresó a sus oficinas para llevárselo

Local

La vulnerabilidad de los médicos residentes en servicio social

Cubrir la demanda de atención médica especializada con ellos genera contradicciones y condiciones que ponen en riesgo la vigencia de los derechos humanos

Cultura

Inicia 10º Festival Emilio Carballido

Entre los invitados sobresalen Astrid Hadad, Silvia Kater, Bertha Merodio y Bruno Bichir

Cultura

Neblina Morada/ Stendhal y la adolescencia perpetua

Fue un excéntrico, un desarraigado, incluso entre los poetas malditos, su soledad literaria es legendaria y enriquecedora

Deportes

Refrendan apoyo a clavadista Kevin Berlín

Mi cita fue breve pero con buenas respuestas por parte del señor Mario Villarreal, quien me felicitó por mi trabajo y resultados de este año

Cultura

Ciencia y luz | La industria de la vida

Los gobiernos trabajan codo a codo con las empresas para reforzar las mismas instituciones y políticas que son las causas estructurales de la actual crisis de la alimentación agroindustrial

Círculos

Presentan hoy La barca de la esperanza, libro para encontrar la felicidad plena

Una mujer embarazada, otra cuyo esposo está en fase terminal por un cáncer de riñón, un doctor, una persona involucrada en el narcotráfico, son parte de los 27 personajes ficticios con los que el lector se identificará