/ lunes 15 de abril de 2019

Nulo apoyo al festival Las Notas de Guido

Durante el festival se realizan talleres, concurso nacional y actividades artísticas

Comenzamos periodo vacacional con una mala noticia para el arte y la cultura en Xalapa, pero también para el país: el anuncio, a través de un comunicado, de la cancelación de la quinta edición del Festival Nacional de Música Infantil y Juvenil Las Notas de Guido, y no por razones que sean fáciles de entender, sino por lo que pareciera a todas luces una falta de sensibilidad a propuestas que no tienen que probar su eficacia.

El Festival se ha consolidado y es obligatorio destacar que no sólo se ha beneficiado al público general con las presentaciones artísticas. No, el impacto va más allá, porque ha habido conferencias y talleres que permiten ampliar los conocimientos. Además, uno de los puntos más importantes es que se ha logrado establecer como un espacio de expresión para que las nuevas generaciones de artistas compartan su trabajo con el público y se desarrollen como intérpretes.

La suspensión del encuentro bianual, dirigido por Luisa González Pardo, es tristísima por donde se le mire. Porque el crecimiento ha sido notorio, sobre todo en el Concurso, que ha logrado motivar a los chicos del país a crecer como artistas y entender que la competencia puede traerles grandes beneficios.

En fin, podría enumerar muchos de los aciertos, pero es más importante exponer mi desconcierto por la cancelación, especialmente en dos sentidos. En el comunicado se menciona que el ISMEV, sede del encuentro, será remodelado en las fechas en que se celebra el Festival, sin embargo, tampoco da pauta a que se lleve a cabo en otra fecha porque ya “no estará abierto a actividades externas al Instituto”.

¿Por qué esta postura tan radical? Si esto viene desde la directora general, resulta incomprensible y desalentador que una pianista como Citlalli Guevara del Ángel, que ha sido gestora de importantes proyectos, no entienda la magnitud de lo que significa cerrar las puertas a Las Notas de Guido.

En el entendido de que no hay manera de que se efectúe allí el Festival, ¿por qué no recurrir a otros espacios? Creo que Diego Salas, subdirector de Cultura del Ayuntamiento local, ha mostrado apertura a las propuestas que le presentan –hay que sumarle que es músico–. Actualmente, desde el cargo que desempeña, puede facilitar sitios como el auditorio de la Iniciativa Municipal de Arte y Cultura, el Teatro J.J. Herrera, el Centro Recreativo Xalapeño y hasta el auditorio Alberto Beltrán. Siendo totalmente optimista, me parece que sería hasta favorecedor para el Festival moverse al centro histórico.

Las Notas de Guido no debe ser cancelado porque, más allá de ser un festival de música, como bien ha apuntado su directora en otras ediciones, es una iniciativa que apuesta por el desarrollo de nuestro país a través del arte, la cultura, la educación, la integración familiar, la inclusión social, el turismo y el desarrollo social. Es urgente que nuestros gobernantes, así como las autoridades educativas correspondientes, atiendan esta problemática y le den a la cultura y el arte el lugar que merecen. No deben estar más como las asignaturas pendientes. No es justo. No lo merecen los gestores culturales; mucho menos, en este caso, las nuevas generaciones, a las que tanto se les está quedando a deber.

Comenzamos periodo vacacional con una mala noticia para el arte y la cultura en Xalapa, pero también para el país: el anuncio, a través de un comunicado, de la cancelación de la quinta edición del Festival Nacional de Música Infantil y Juvenil Las Notas de Guido, y no por razones que sean fáciles de entender, sino por lo que pareciera a todas luces una falta de sensibilidad a propuestas que no tienen que probar su eficacia.

El Festival se ha consolidado y es obligatorio destacar que no sólo se ha beneficiado al público general con las presentaciones artísticas. No, el impacto va más allá, porque ha habido conferencias y talleres que permiten ampliar los conocimientos. Además, uno de los puntos más importantes es que se ha logrado establecer como un espacio de expresión para que las nuevas generaciones de artistas compartan su trabajo con el público y se desarrollen como intérpretes.

La suspensión del encuentro bianual, dirigido por Luisa González Pardo, es tristísima por donde se le mire. Porque el crecimiento ha sido notorio, sobre todo en el Concurso, que ha logrado motivar a los chicos del país a crecer como artistas y entender que la competencia puede traerles grandes beneficios.

En fin, podría enumerar muchos de los aciertos, pero es más importante exponer mi desconcierto por la cancelación, especialmente en dos sentidos. En el comunicado se menciona que el ISMEV, sede del encuentro, será remodelado en las fechas en que se celebra el Festival, sin embargo, tampoco da pauta a que se lleve a cabo en otra fecha porque ya “no estará abierto a actividades externas al Instituto”.

¿Por qué esta postura tan radical? Si esto viene desde la directora general, resulta incomprensible y desalentador que una pianista como Citlalli Guevara del Ángel, que ha sido gestora de importantes proyectos, no entienda la magnitud de lo que significa cerrar las puertas a Las Notas de Guido.

En el entendido de que no hay manera de que se efectúe allí el Festival, ¿por qué no recurrir a otros espacios? Creo que Diego Salas, subdirector de Cultura del Ayuntamiento local, ha mostrado apertura a las propuestas que le presentan –hay que sumarle que es músico–. Actualmente, desde el cargo que desempeña, puede facilitar sitios como el auditorio de la Iniciativa Municipal de Arte y Cultura, el Teatro J.J. Herrera, el Centro Recreativo Xalapeño y hasta el auditorio Alberto Beltrán. Siendo totalmente optimista, me parece que sería hasta favorecedor para el Festival moverse al centro histórico.

Las Notas de Guido no debe ser cancelado porque, más allá de ser un festival de música, como bien ha apuntado su directora en otras ediciones, es una iniciativa que apuesta por el desarrollo de nuestro país a través del arte, la cultura, la educación, la integración familiar, la inclusión social, el turismo y el desarrollo social. Es urgente que nuestros gobernantes, así como las autoridades educativas correspondientes, atiendan esta problemática y le den a la cultura y el arte el lugar que merecen. No deben estar más como las asignaturas pendientes. No es justo. No lo merecen los gestores culturales; mucho menos, en este caso, las nuevas generaciones, a las que tanto se les está quedando a deber.

Policiaca

Tráiler aplasta camioneta y mata a empleado de la Secretaría de Bienestar

El conductor de la unidad pesada habría perdido el control del volante en el carril Cardel-Veracruz, ocasionando que brincara el muro al carril contrario

Local

Administradores y Contralores, los verdaderos responsables

En este artículo, el excontralor Iván López Fernández habla que la falta de coordinación entre ambos no hace sino complicar el trabajo de las oficinas públicas

Local

El ancla abandonada en Palma Sola ¿era de Hernán Cortés?

Siete pescadores la encontraron en el 2008 y no se descarta que haya pertenecido a alguna de las embarcaciones del conquistador español hace 500 años

Cultura

Habrá Expresiones artísticas en las humanidades

Estudiantes de Historia organizan jornada cultural para mañana, con entrada libre

Cultura

Per Anderson en conversatorio en Casa de Cultura Coatepec

La invitación es para asistir hoy en punto de las 18 horas en la Casa de Cultura Coatepec para escuchar más sobre La Ceiba Gráfica, en voz de su fundador

Cultura

Charlas, cine y música, en recintos culturales de Xalapa

La entrada a todas las actividades es libre, el Instituto Veracruzano de la Cultura invita

Deportes

Hay campeones en el futbol LEP

Iniciativa 7 se coronó en la 2006 y Delfines en la 2008; el fin de semana habrá más finales

Deportes

Reforma es un gran campeón

Se coronó tras vencer en penaltis a los Cañeros de Mahuixtlán, en el fut coatepecano

Deportes

Entrenador agradece el respaldo del IVD

Jessica Jarquín va a este Panamericano Junior de Levantamiento de Pesas en la División de los 64 kilogramos