/ viernes 26 de abril de 2019

Orquesta Filarmónica de Boca, en concierto

Este viernes, con dirección del célebre maestro Jorge Mester en el Foro Boca

Un interesante programa que incluye dos serenatas y una sinfonía, es lo que ofrecerá este viernes la Orquesta Filarmónica de Boca del Río bajo la dirección de su titular artístico, el internacionalmente célebre maestro mexicano Jorge Mester. La audición ha sido programada para iniciar a las 20 horas y será precedida por la acostumbrada charla de apreciación a las 19 horas, bajo la responsabilidad del autor de esta redacción.

El programa incluye la Pequeña serenata nocturna (“Eine kleine Nachtmusik”, en el alemán original) de Mozart, la Octava sinfonía en Fa mayor de Beethoven y la Serenata para cuerdas en Do mayor de Chaikovski.

La Octava de Beethoven

La Sinfonía número 8 en Fa menor de Ludwig van Beethoven (1770-1827) se estrenó en febrero de 1814, en Viena. Fue concluida en octubre de 1812, casi al mismo tiempo que la Sinfonía 7 y su ubicación en el catálogo del Genio de Bonn confirma la idea de que las sinfonías 2,4 6 y 8 (números pares) son representativas del lado apacible y tranquilo en Beethoven, mientras que las 3, 5, 7 y 9 muestran su lado épico y tormentoso.

Flanqueada por la portentosa Séptima y la grandiosidad épica de la Novena (conocida como “Coral”), esta Octava sinfonía presenta un espíritu tan amable como despreocupado, con una duración relativamente breve de apenas 25 minutos y que es, seguramente, el adiós definitivo a las formas propias del Clasicismo. Aquí, el melómano percibe la notoria influencia de Franz Joseph Haydn, lo cual no deja de llamar la atención; tiempo atrás Beethoven había tomado clases con Haydn y esta relación desembocó en una serie de amargas diferencias, ya que el alumno se quejó de “deficiencias” en la enseñanza de tan ilustre profesor.

¿Qué es una Serenata?

El vocablo “Serenata” describe una composición ideada para agrupaciones instrumentales de lo más variado y de estructura emparentada con la Suite. Desde la época del Clasicismo, hacia la segunda mitad del siglo XVII, cobró enorme popularidad en Europa como música que se interpretaba al aire libre hacia el anochecer y en festejos informales propios de la aristocracia. La denominación proviene seguramente del italiano “sera”, que significa “tarde”, aunque muchos analistas suponen que podría derivarse también de “sereno”, en alusión a su carácter reposado.

El maestro austriaco Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) escribió su Pequeña serenata nocturna hacia 1787, ideada como una serie de cinco piezas para instrumentos de cuerda. Los historiadores concuerdan en que el autor la destinó para un grupo de apenas cinco o seis ejecutantes, aunque en la actualidad no son pocos los directores que emplean la totalidad de la sección de la orquesta.

Esta simpática obra fue escrita cuando Mozart contaba con 31 de los 35 que viviría, y los pocos datos que tenemos a la mano nos indican que el manuscrito se mantuvo perdido durante mucho tiempo. Una vez redescubierto, nada se sabe de la posible dedicatoria ni las razones por las que el autor eliminó su quinto movimiento. Por añadidura, no faltan quienes califican a la Pequeña serenata como una “obra menor”, lo cual es totalmente injusto ya que sus modestas proporciones no implican necesariamente ausencia de inspiración. La partitura muestra una jovialidad asombrosa y deslumbrante luminosidad.

Por lo que corresponde a la Serenata para cuerdas en Do mayor del ruso Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893), fue dada a conocer en diciembre de 1880, en un concierto privado efectuado en el Conservatorio de Moscú. El estreno formal y ante público se ofreció en octubre de 1881, en la ciudad de San Petersburgo. Para esta partitura Chaikovski se inspiró en las Serenatas de Mozart (trece en total), a quien admiraba sin ambages. Por sus características singulares (sólo para instrumentos de cuerda), la Serenata suele ser ubicada en un renglón inferior a las Sinfonías, lo cual no se ajusta a la inspiración y talento presentes en la misma.

Su éxito fue inmediato y a partir de su estreno se convirtió en una de las obras de Chaikovski mayormente favorecidas por el público, sobre todo por su segundo movimiento, un amable “Tempo di valse” que hasta la fecha se ubica entre lo más popular de este compositor.

Un interesante programa que incluye dos serenatas y una sinfonía, es lo que ofrecerá este viernes la Orquesta Filarmónica de Boca del Río bajo la dirección de su titular artístico, el internacionalmente célebre maestro mexicano Jorge Mester. La audición ha sido programada para iniciar a las 20 horas y será precedida por la acostumbrada charla de apreciación a las 19 horas, bajo la responsabilidad del autor de esta redacción.

El programa incluye la Pequeña serenata nocturna (“Eine kleine Nachtmusik”, en el alemán original) de Mozart, la Octava sinfonía en Fa mayor de Beethoven y la Serenata para cuerdas en Do mayor de Chaikovski.

La Octava de Beethoven

La Sinfonía número 8 en Fa menor de Ludwig van Beethoven (1770-1827) se estrenó en febrero de 1814, en Viena. Fue concluida en octubre de 1812, casi al mismo tiempo que la Sinfonía 7 y su ubicación en el catálogo del Genio de Bonn confirma la idea de que las sinfonías 2,4 6 y 8 (números pares) son representativas del lado apacible y tranquilo en Beethoven, mientras que las 3, 5, 7 y 9 muestran su lado épico y tormentoso.

Flanqueada por la portentosa Séptima y la grandiosidad épica de la Novena (conocida como “Coral”), esta Octava sinfonía presenta un espíritu tan amable como despreocupado, con una duración relativamente breve de apenas 25 minutos y que es, seguramente, el adiós definitivo a las formas propias del Clasicismo. Aquí, el melómano percibe la notoria influencia de Franz Joseph Haydn, lo cual no deja de llamar la atención; tiempo atrás Beethoven había tomado clases con Haydn y esta relación desembocó en una serie de amargas diferencias, ya que el alumno se quejó de “deficiencias” en la enseñanza de tan ilustre profesor.

¿Qué es una Serenata?

El vocablo “Serenata” describe una composición ideada para agrupaciones instrumentales de lo más variado y de estructura emparentada con la Suite. Desde la época del Clasicismo, hacia la segunda mitad del siglo XVII, cobró enorme popularidad en Europa como música que se interpretaba al aire libre hacia el anochecer y en festejos informales propios de la aristocracia. La denominación proviene seguramente del italiano “sera”, que significa “tarde”, aunque muchos analistas suponen que podría derivarse también de “sereno”, en alusión a su carácter reposado.

El maestro austriaco Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) escribió su Pequeña serenata nocturna hacia 1787, ideada como una serie de cinco piezas para instrumentos de cuerda. Los historiadores concuerdan en que el autor la destinó para un grupo de apenas cinco o seis ejecutantes, aunque en la actualidad no son pocos los directores que emplean la totalidad de la sección de la orquesta.

Esta simpática obra fue escrita cuando Mozart contaba con 31 de los 35 que viviría, y los pocos datos que tenemos a la mano nos indican que el manuscrito se mantuvo perdido durante mucho tiempo. Una vez redescubierto, nada se sabe de la posible dedicatoria ni las razones por las que el autor eliminó su quinto movimiento. Por añadidura, no faltan quienes califican a la Pequeña serenata como una “obra menor”, lo cual es totalmente injusto ya que sus modestas proporciones no implican necesariamente ausencia de inspiración. La partitura muestra una jovialidad asombrosa y deslumbrante luminosidad.

Por lo que corresponde a la Serenata para cuerdas en Do mayor del ruso Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893), fue dada a conocer en diciembre de 1880, en un concierto privado efectuado en el Conservatorio de Moscú. El estreno formal y ante público se ofreció en octubre de 1881, en la ciudad de San Petersburgo. Para esta partitura Chaikovski se inspiró en las Serenatas de Mozart (trece en total), a quien admiraba sin ambages. Por sus características singulares (sólo para instrumentos de cuerda), la Serenata suele ser ubicada en un renglón inferior a las Sinfonías, lo cual no se ajusta a la inspiración y talento presentes en la misma.

Su éxito fue inmediato y a partir de su estreno se convirtió en una de las obras de Chaikovski mayormente favorecidas por el público, sobre todo por su segundo movimiento, un amable “Tempo di valse” que hasta la fecha se ubica entre lo más popular de este compositor.

Policiaca

Cae cuarto acusado de violar a una mujer y a una niña

Agentes ministeriales cumplieron orden de aprehensión, en Agua Dulce

Local

Gobernador minimiza manifestación de Calcahualco

Aseguró que el grupo de personas que exigían hablar con la alcaldesa apenas era de diez pobladores

Local

En sesión solemne, panistas piden al Gobernador liberar a presos políticos

Con pequeñas pancartas, los diputados panistas pidieron al gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, liberar a los presos políticos

Virales

Veracruzano que canta igual que José José causa sensación en redes

Conoce a Esdras Baglietto; se hizo viral gracias a sus videos de TikTok

Local

Decimista Luis Antonio Rodríguez Pulido recibe Medalla y Diploma “Adolfo Ruiz Cortines”

Es un destacado cronista de las búsquedas y reconocimiento del pueblo afromexicano en la región de la cuenca

Local

Diputado Cazarín niega ser socio del alcalde electo de Lerdo de Tejada

En una breve entrevista, descartó tener una relación empresarial o económica con el edil electo

Local

En sesión solemne, panistas piden al Gobernador liberar a presos políticos

Con pequeñas pancartas, los diputados panistas pidieron al gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, liberar a los presos políticos

Local

En Veracruz se repudia el racismo: Gobernador

Aseveró que no se profesa el clasismo y se honra a todos los pueblos originarios

Local

Gobernador minimiza manifestación de Calcahualco

Aseguró que el grupo de personas que exigían hablar con la alcaldesa apenas era de diez pobladores