/ lunes 25 de noviembre de 2019

Palabra impresa/Un viejo vagón

Relato acerca de los juguetes memorables, aquellos que nos conectan con nuestra infancia

El coche dio vuelta en uno de los retornos de la carretera que los llevaría a la ciudad, a casa. El pequeño Ramiro dejó olvidado un pequeño vagón del tren que hace años la abuela le había regalado. Era uno de esos juguetes que lo acompañaban por donde quiera que iba.

Al llegar al lugar donde habían pasado un rato del día en el campo, y debajo de las ramas de un roble, se encontraba un niño pequeño jugando con el viejo vagón. Tan entretenido estaba que no se percató del ruido que hicieron las pisadas de Ramiro y su papá.

¡Dame mi vagón, lo he dejado olvidado!, dijo Ramiro al niño al tiempo que extendió su mano derecha, mientras que el otro pequeño entregado a su juego, pareció no escuchar. Él continuó jugando.

–Mi hijo olvidó su vagón y hemos regresado por él. ¿Quieres devolvérnoslo?

Entonces el pequeño niño tomó el juguete y se levantó del suelo, apretó el vagón con su mano derecha y se lo llevó a su pecho.

–No lo creo así, porque el árbol de vez en cuando tira algunos regalos para mí, contestó convencido de lo que había dicho. Allá vive nana Tina, pueden ir a preguntarle y verán que les dirá lo mismo, así que no les daré el juguete que dicen es suyo. El árbol a mí me lo ha dado. Entonces no esperó a ver las reacciones de padre e hijo. Ese pequeño vagón ya no les pertenecía.

Así que regresaron a casa. Ramiro echó de menos el viejo vagón, el regalo de la abuela que tanto había conservado. Con el paso del tiempo, muchos años, Ramiro no olvidaba ese descuido. Una vez andando por un viejo mercado encontró un vagón de tren similar al que hacía muchos años había dejado olvidado en un viejo roble. Lo compró y lo llevó a casa.

Un sábado antes de que el mediodía llegara, Ramiro decidió visitar aquel campo, así que tomó una mochila y abordó un autobús. No le costó trabajo identificar el paisaje, había mucha más vegetación pero el roble seguía dando flores rosas como la vez en que fue con sus papás a pasar el rato. Llegó y se acercó. En una raíz, despintado, estaba un viejo vagón de tren.

josecruzdominguez@gmail.com

El coche dio vuelta en uno de los retornos de la carretera que los llevaría a la ciudad, a casa. El pequeño Ramiro dejó olvidado un pequeño vagón del tren que hace años la abuela le había regalado. Era uno de esos juguetes que lo acompañaban por donde quiera que iba.

Al llegar al lugar donde habían pasado un rato del día en el campo, y debajo de las ramas de un roble, se encontraba un niño pequeño jugando con el viejo vagón. Tan entretenido estaba que no se percató del ruido que hicieron las pisadas de Ramiro y su papá.

¡Dame mi vagón, lo he dejado olvidado!, dijo Ramiro al niño al tiempo que extendió su mano derecha, mientras que el otro pequeño entregado a su juego, pareció no escuchar. Él continuó jugando.

–Mi hijo olvidó su vagón y hemos regresado por él. ¿Quieres devolvérnoslo?

Entonces el pequeño niño tomó el juguete y se levantó del suelo, apretó el vagón con su mano derecha y se lo llevó a su pecho.

–No lo creo así, porque el árbol de vez en cuando tira algunos regalos para mí, contestó convencido de lo que había dicho. Allá vive nana Tina, pueden ir a preguntarle y verán que les dirá lo mismo, así que no les daré el juguete que dicen es suyo. El árbol a mí me lo ha dado. Entonces no esperó a ver las reacciones de padre e hijo. Ese pequeño vagón ya no les pertenecía.

Así que regresaron a casa. Ramiro echó de menos el viejo vagón, el regalo de la abuela que tanto había conservado. Con el paso del tiempo, muchos años, Ramiro no olvidaba ese descuido. Una vez andando por un viejo mercado encontró un vagón de tren similar al que hacía muchos años había dejado olvidado en un viejo roble. Lo compró y lo llevó a casa.

Un sábado antes de que el mediodía llegara, Ramiro decidió visitar aquel campo, así que tomó una mochila y abordó un autobús. No le costó trabajo identificar el paisaje, había mucha más vegetación pero el roble seguía dando flores rosas como la vez en que fue con sus papás a pasar el rato. Llegó y se acercó. En una raíz, despintado, estaba un viejo vagón de tren.

josecruzdominguez@gmail.com

Policiaca

Aparatoso accidente deja dos heridos, uno de gravedad

La vialidad se encuentra obstruida en el tramo Las Vigas - Acajete

Local

En un día se registran 74 casos y 18 muertes en Veracruz por covid-19

Nuevamente las autoridades estatales alertaron sobre el cuidado que deben tener las personas con alguna comorbilidad

Local

Posponen Carnaval de Veracruz 2021, hasta nuevo aviso

Debido a la pandemia del Covid-19 consideran riesgoso llevar acabo la festividad en el primer bimestre de 2021

Policiaca

Aparatoso accidente deja dos heridos, uno de gravedad

La vialidad se encuentra obstruida en el tramo Las Vigas - Acajete

Local

En un día se registran 74 casos y 18 muertes en Veracruz por covid-19

Nuevamente las autoridades estatales alertaron sobre el cuidado que deben tener las personas con alguna comorbilidad

Policiaca

Le dan dos disparos y le roban camioneta, en Omealca

Personas que escucharon las detonaciones, dieron parte a las autoridades

Local

Veracruz supera los 36 mil casos positivos a Covid-19

La entidad se coloca en sexto lugar nacional con mayor número de casos

Policiaca

Vecinos amarran a mujer señalada de robo

Cuando llegaron los navales, encontraron a un mujer de tez morena, cabello rojo y aparentemente bajo los efectos de alguna droga, amarrada por vecinos con un tendedero

Policiaca

Mujeres motociclistas fueron atropelladas por autobús; están graves

Automovilistas al ver la magnitud del percance, descendieron de sus unidades para ayudarlas y posteriormente solicitar auxilio a través del 911