/ miércoles 14 de marzo de 2018

Parábola del vacío

Escribo desde el vacío. En el pecho me ha taladrado la soledad. Fernando Pessoa anotó: “Lidia, ¡soy infeliz!”. Esta línea hoy la siento mía, hecha especialmente para mí.

Frente a mí se levanta el Pico de Orizaba con su canosa elevación.

“Se nombra lo que existe, aunque sea irreal”, escribe Víctor Hugo en Nuestra Señora de París. Pero, ¿quién me nombra en este instante? ¿Quién me otorga condición de real?

Entré a un cine, me salí. Me asfixiaba todo. Caminé sin rumbo, la mente iba delante de mí, arrastrándose por el suelo. Vacía. Vacío. Binomio de años fantasmas.

Quiero pensar en algo fuerte, definitivo. Quisiera tener una amante, quisiera perder la cabeza por un amor. ¡Quiero sentirme vivo!

¿A dónde voltear si todo lo veo gris? ¿Por qué perdí tanto tiempo en néctares vanos? ¿Por qué todos los de mi generación están mejor que yo? ¿Dónde y a qué hora me perdí? ¿Cuándo la vida me dejó atrás?

Recuerdo cuando estaba en la secundaria. Una mañana que caminaba por la calle Tancol, en Tampico, saludé a don Juan, a quien le habían amputado una pierna, y no sé cómo se dio entre ambos una extraña relación de intercambio de frases y salutaciones.

Esa mañana, el hombre me dijo: “estudia, no sabes qué amarga es la soledad”. Tal vez eso siento ahora: una amarga soledad (y no por no haber estudiado, puesto que me titulé de ingeniero). Qué hacer sin amor.

La tarde que camino es fría, se sintoniza con mi estado de ánimo. Pienso en las que amé y me amaron, ¿dónde estarán ahora? Tendrán hijos, maridos y un hogar sólido. ¿Por qué me siento absolutamente el más pobre diablo del planeta?

Quiero escribir pero, a la manera de Vallejo, me sale espuma. ¿Estaré pagando algo? Cierro los ojos y ahora bajo la calle Monterrey, en la colonia Campbell. Saludo a doña Esperanza, a doña Socorro Medrano, a doña Tina Guerrero, a don Amador Solano, a doña Socorro Tamez y a mi madre, quien desde el portón de la casa me dice adiós, mientras yo le grito que la quiero.

Tal vez no esté solo. Tengo los recuerdos…

implem\u000f��U2�\u0014

Escribo desde el vacío. En el pecho me ha taladrado la soledad. Fernando Pessoa anotó: “Lidia, ¡soy infeliz!”. Esta línea hoy la siento mía, hecha especialmente para mí.

Frente a mí se levanta el Pico de Orizaba con su canosa elevación.

“Se nombra lo que existe, aunque sea irreal”, escribe Víctor Hugo en Nuestra Señora de París. Pero, ¿quién me nombra en este instante? ¿Quién me otorga condición de real?

Entré a un cine, me salí. Me asfixiaba todo. Caminé sin rumbo, la mente iba delante de mí, arrastrándose por el suelo. Vacía. Vacío. Binomio de años fantasmas.

Quiero pensar en algo fuerte, definitivo. Quisiera tener una amante, quisiera perder la cabeza por un amor. ¡Quiero sentirme vivo!

¿A dónde voltear si todo lo veo gris? ¿Por qué perdí tanto tiempo en néctares vanos? ¿Por qué todos los de mi generación están mejor que yo? ¿Dónde y a qué hora me perdí? ¿Cuándo la vida me dejó atrás?

Recuerdo cuando estaba en la secundaria. Una mañana que caminaba por la calle Tancol, en Tampico, saludé a don Juan, a quien le habían amputado una pierna, y no sé cómo se dio entre ambos una extraña relación de intercambio de frases y salutaciones.

Esa mañana, el hombre me dijo: “estudia, no sabes qué amarga es la soledad”. Tal vez eso siento ahora: una amarga soledad (y no por no haber estudiado, puesto que me titulé de ingeniero). Qué hacer sin amor.

La tarde que camino es fría, se sintoniza con mi estado de ánimo. Pienso en las que amé y me amaron, ¿dónde estarán ahora? Tendrán hijos, maridos y un hogar sólido. ¿Por qué me siento absolutamente el más pobre diablo del planeta?

Quiero escribir pero, a la manera de Vallejo, me sale espuma. ¿Estaré pagando algo? Cierro los ojos y ahora bajo la calle Monterrey, en la colonia Campbell. Saludo a doña Esperanza, a doña Socorro Medrano, a doña Tina Guerrero, a don Amador Solano, a doña Socorro Tamez y a mi madre, quien desde el portón de la casa me dice adiós, mientras yo le grito que la quiero.

Tal vez no esté solo. Tengo los recuerdos…

implem\u000f��U2�\u0014

Local

Llevamos el mensaje de amor de Dios por redes sociales: iglesia católica

Realizaron Expo Pastoral Vocacional en explanada del parque Juárez

Local

Aureoles se une a Meade; hoy, debate presidencial

Todos los candidatos acuden a ensayar menos López Obrador; Citibanamex analiza perspectiva electoral

Policiaca

En plena fiesta de XV años, ejecutan al papá de la festejada

Su cuerpo quedó en medio de la explanada, rodeado de mesas que nunca fueron ocupadas por los invitados

Local

Vitiligo, presenta manchas de la piel no infecciosas

Las manchas blancas son más comunes donde la piel está expuesta al sol

Local

Aureoles se une a Meade; hoy, debate presidencial

Todos los candidatos acuden a ensayar menos López Obrador; Citibanamex analiza perspectiva electoral

República

Abandonados en EU miles de niños migrantes

No baja la migración del Triángulo Norte porque no mengua la violencia; EU regresa cada semana a 400 salvadoreños con antecedentes penales.

Sociedad

Baja California la entidad más afectada en casos de Tuberculosis

Es uno de los principales problemas de salud que afectan a la entidad, tanto en incidencia como en defunciones

Mundo

Brasil, el declive político y social

El país latinoamericano fue considerado una potencia emergente, ahora se ve envuelto en una crisis de corrupción, inseguridad y economía