imagotipo

Presentarán el libro Entre la tragedia y la comedia, siempre la máscara

  • Diario de Xalapa
  • en Cultura

El próximo jueves, en punto de las 19 horas, se presentará el libro de ensayos Entre la tragedia y la comedia, siempre la máscara, de Julio César Martínez. Este evento se llevará a cabo en la conocida Casa Blanco de Xallitic (ahí justo donde vive el pintor xalapeño Sócrates Blanco y el promotor cultural Víctor Blanco). Los comentarios a esta novedad literaria correrán a cargo de Alejandro Schwartz y Daniel Acevedo Ytuarte, ambos extraordinarios coreógrafos, precursores de la danza contemporánea en Veracruz, conocedores del origen de la danza y el teatro.

Entre otros temas, el maestro Julio César Martínez, analiza los orígenes ontogenéticos de la máscara y su influencia en la configuración del rito teatral. Y en este contexto surge en Grecia la obsesión de una filosofía ética que, a través de las virtudes cardinales, legitiman al estado griego para construir una nueva máscara que es la persona; siendo de esta manera como nace el rostro/máscara/persona y, al mismo tiempo, todos esos prejuicios en contra del otro y de los otros porque los considera seres irracionales, salvajes y de conducta desmesurada. Este pensamiento daría pauta al fortalecimiento de los prejuicios y al racismo depredador que tanto daño ha causado a la humanidad.

El maestro Martínez, en el tercer capítulo titulado Entre la tragedia y la comedia, siempre la máscara, realiza una revisión pormenorizada de cómo se desarrolla la transición del rito mágico-mítico-religioso al rito teatral. Así mismo realiza un breve recorrido por el pensamiento filosófico y su vinculación con la tragedia y, en este trayecto por el pensamiento filosófico de los griegos, percibimos cómo ambas formas –teatro y filosofía– legitiman al régimen griego porque constituyen el fundamento esencial de donde tienen sus orígenes las acciones de la civilización helénica, pues ellas habrán de influir –de manera definitiva– en todos los territorios colonizados por esta grandiosa civilización que logró trascender a su tiempo.

Este libro resulta ser de gran importancia, ya que fue concebido y escrito aquí en la Atenas veracruzana, donde floreció el espíritu helénico a través de las Virtudes corporales, esculturas que ejecutó en 1910 el artista xalapeño Enrique Guerra. Queda hecha la invitación para conocer el más reciente libro de Julio César Martínez en Casa Blanco de Xallitic.