/ lunes 20 de mayo de 2019

¡Sorpresa!

Y en cada pueblo el circo sorprendía

Hasta ahora nadie ha encontrado la cabra que se escapó del circo.

Preguntó su domador en la carnicería, pasó también con el herrero José y no pudo darle razón. Es que es muy extraño decía su domador. Muy extraño lo es, le contestaron a las personas que se encontraba por la calle, en los comercios y patios de vecindad. El pueblo es silencioso y atento debes estar cuando la cabra quiera comer, sólo así te buscará.

Aconsejó una viejecita y por último le gritó que se acordara de esa recomendación. El domador se fue camino arriba, triste andaba por no encontrar a la cabra.

Muchos le preguntaban que a qué hora había escapado el animal, otros sobre el color de su pelaje, hubo quien quiso saber qué tan largos y curvos tenía los cuernos. El domador pudo contestarlo todo, su rostro era de pena y pesar. Su cabra había desaparecido y hoy por la noche habría función.

Busque usted por el río, por el patio de la casa grande, en el parque y atrás de la capilla, vayan a buscarla al cementerio quien quite y alguien que la haya visto y la tenga persogada.

Pasaron las horas y de la cabra no había ni buenas ni malas noticias, nada se sabía. Un arriero que venía de monte adentro y había pasado cerca al margen del río también dio razón de no haber visto animal alguna, sólo se encontró a un conejo que al verlo huyó por la vereda.

Y así fueron llegando muchas respuestas de trabadores y vecinos del poblado; otras tantas recomendaciones que sugerían mejores cuidados para la cabra, si es que pronto apareciera.

Faltaba poco para la única función que tendría el circo esa tarde. De la cabra nada se sabía. El comandante y un policía ya estaban enterados y tanto al dueño de ese circo como a su domador le prometieron que el animal aparecería, que no sabrían cuándo, pero aparecería.

El número del par de trapecistas fue aplaudido y aclamado como siempre. La rueda en la que atravesaron la cuerda no tuvo mayor problema, tampoco ellos con el equilibrio. El asombro y el vértigo que sentían algunas personas del público era resuelto con llevarse las manos a los ojos.

Y el dueño del circo agradecía a los asistentes. Despedía la función de esa tarde, y de pronto un berrido se escuchó ¡era la cabra que venía corriendo! Era seguida por un perro, así llegó hasta la luneta, lugar en que el empresario se encontraba despidiendo el espectáculo. La cabra había llegado, y desde esa noche se decidió que el pequeño animal entraría por sorpresa en cada función. Que era mejor que los payasos la incluyeran en sus números porque esa noche el público pensó que todo había sido preparado. Que la cabra no había desaparecido, que era parte del show.

Y en cada pueblo el circo sorprendía. Animar de día y de noche, asombrar al respetable con un número sorpresa. Esta vez a la cabra le correspondió ser la estrella. Lo que nunca se sabrá si la desaparición fue intencionada o un número sorpresa de ese circo.

josecruzdominguez@gmail.com

Hasta ahora nadie ha encontrado la cabra que se escapó del circo.

Preguntó su domador en la carnicería, pasó también con el herrero José y no pudo darle razón. Es que es muy extraño decía su domador. Muy extraño lo es, le contestaron a las personas que se encontraba por la calle, en los comercios y patios de vecindad. El pueblo es silencioso y atento debes estar cuando la cabra quiera comer, sólo así te buscará.

Aconsejó una viejecita y por último le gritó que se acordara de esa recomendación. El domador se fue camino arriba, triste andaba por no encontrar a la cabra.

Muchos le preguntaban que a qué hora había escapado el animal, otros sobre el color de su pelaje, hubo quien quiso saber qué tan largos y curvos tenía los cuernos. El domador pudo contestarlo todo, su rostro era de pena y pesar. Su cabra había desaparecido y hoy por la noche habría función.

Busque usted por el río, por el patio de la casa grande, en el parque y atrás de la capilla, vayan a buscarla al cementerio quien quite y alguien que la haya visto y la tenga persogada.

Pasaron las horas y de la cabra no había ni buenas ni malas noticias, nada se sabía. Un arriero que venía de monte adentro y había pasado cerca al margen del río también dio razón de no haber visto animal alguna, sólo se encontró a un conejo que al verlo huyó por la vereda.

Y así fueron llegando muchas respuestas de trabadores y vecinos del poblado; otras tantas recomendaciones que sugerían mejores cuidados para la cabra, si es que pronto apareciera.

Faltaba poco para la única función que tendría el circo esa tarde. De la cabra nada se sabía. El comandante y un policía ya estaban enterados y tanto al dueño de ese circo como a su domador le prometieron que el animal aparecería, que no sabrían cuándo, pero aparecería.

El número del par de trapecistas fue aplaudido y aclamado como siempre. La rueda en la que atravesaron la cuerda no tuvo mayor problema, tampoco ellos con el equilibrio. El asombro y el vértigo que sentían algunas personas del público era resuelto con llevarse las manos a los ojos.

Y el dueño del circo agradecía a los asistentes. Despedía la función de esa tarde, y de pronto un berrido se escuchó ¡era la cabra que venía corriendo! Era seguida por un perro, así llegó hasta la luneta, lugar en que el empresario se encontraba despidiendo el espectáculo. La cabra había llegado, y desde esa noche se decidió que el pequeño animal entraría por sorpresa en cada función. Que era mejor que los payasos la incluyeran en sus números porque esa noche el público pensó que todo había sido preparado. Que la cabra no había desaparecido, que era parte del show.

Y en cada pueblo el circo sorprendía. Animar de día y de noche, asombrar al respetable con un número sorpresa. Esta vez a la cabra le correspondió ser la estrella. Lo que nunca se sabrá si la desaparición fue intencionada o un número sorpresa de ese circo.

josecruzdominguez@gmail.com

Policiaca

Lo cuelgan de un puente; lo relacionan con masacre de Minatitlán

Presuntamente habría recibo $100 mil antes de la masacre el 19 de abril

Local

Proceso de renovación de Morena en Veracruz la decidirá el Congreso Nacional

Negó que en el partido de Morena haya divisionismo como se ha dicho en los rumores, porque sólo hay una sola corriente que es con el proyecto de la cuarta transformación

Local

Proceso de renovación de Morena en Veracruz la decidirá el Congreso Nacional

Negó que en el partido de Morena haya divisionismo como se ha dicho en los rumores, porque sólo hay una sola corriente que es con el proyecto de la cuarta transformación

Mundo

Bolivia espera que Argentina limite actividad política de Morales

El nuevo canciller argentino, Felipe Solá, dijo que el expresidente boliviano llegó "para quedarse en Argentina"

Local

 Sanciones drásticas para la venta y distribución de pirotecnia: PC 

Mantendrán operativo con la Policía Estatal y la Sedena por la temporada decembrina

Local

Morena Veracruz realizará reunión informativa próximo domingo

Esperan la llegada de alcaldes, síndicos, regidores, diputados locales y federales

Policiaca

Lo cuelgan de un puente; lo relacionan con masacre de Minatitlán

Presuntamente habría recibo $100 mil antes de la masacre el 19 de abril