/ viernes 13 de abril de 2018

Soutaro Sato expone fotos de Buda en piedra

El fotógrafo Soutaro Sato ha sido invitado por el Instituto de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana y el Museo de Antropología para mostrar en Xalapa una selección de 50 fotografías en gran formato, las cuales forman parte de un extenso registro de esculturas de Buda que el artista inició en la década de los 60, motivado por “la importancia y tradición que estas figuras tienen en Japón desde tiempos inmemoriales y de las que se afirma que hay poco más de un millón”.

Entrevistado en el montaje de la exposición Seki-Butsu, Buda en piedra de Japón, que será inaugurada a las 20 horas de hoy en el MAX —con una conferencia previa (18 horas) y una mesa de diálogo—, Soutaro Sato dijo estar muy emocionado de poder compartir en México su trabajo, al mismo tiempo que serán exhibidas cuatro esculturas de Buda, de creadores contemporáneos, así como cabezas olmecas.

En su opinión, “será una oportunidad única para conocer las diferencias y similitudes entre estas piezas, además de que se podrán fortalecer los vínculos entre ambas naciones”.

En el caso específico de sus fotografías, se aprecia una vista panorámica de sus pensamientos hacia la técnica escultórica de los Budas en piedra, por la conformación religiosa, por la materialidad del elemento empleado y por el análisis de su espacio y su entorno.


EL ARTE, INHERENTE AL SER HUMANO

A sus 90 años, Soutaro Sato declara estar muy contento de poder impartir la conferencia El Buda en piedra de Japón y luego iniciar una mesa de diálogo titulada La escultura Olmeca y el Buda en piedra de Japón.

Lo acompañará Ryuichi Yahagi, quien radica desde hace 23 años en Veracruz y se ha encargado de realizar actividades artísticas en Japón y Xalapa, así como el crítico de arte Motoi Masaki, curador de la exposición.

Seki-Butsu, Buda en piedra de Japón estará abierta al público hasta el 6 de junio en la galería de Exposiciones Temporales del MAX, de martes a domingo, de 9 a 17 horas, con entrada libre.

El exhorto de Soutaro Sato es visitar el espacio y procurar el arte y la cultura, “que son algo inherente al ser humano. Todos, cuando nacemos, ya tenemos algo de artistas. Algunos lo desarrollan y otros no, pero todos tenemos el arte, que está totalmente relacionado con lo sensible y lo bueno. El llamado entonces es a reencontrarse con el bien individual y el bien colectivo”.

El fotógrafo Soutaro Sato ha sido invitado por el Instituto de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana y el Museo de Antropología para mostrar en Xalapa una selección de 50 fotografías en gran formato, las cuales forman parte de un extenso registro de esculturas de Buda que el artista inició en la década de los 60, motivado por “la importancia y tradición que estas figuras tienen en Japón desde tiempos inmemoriales y de las que se afirma que hay poco más de un millón”.

Entrevistado en el montaje de la exposición Seki-Butsu, Buda en piedra de Japón, que será inaugurada a las 20 horas de hoy en el MAX —con una conferencia previa (18 horas) y una mesa de diálogo—, Soutaro Sato dijo estar muy emocionado de poder compartir en México su trabajo, al mismo tiempo que serán exhibidas cuatro esculturas de Buda, de creadores contemporáneos, así como cabezas olmecas.

En su opinión, “será una oportunidad única para conocer las diferencias y similitudes entre estas piezas, además de que se podrán fortalecer los vínculos entre ambas naciones”.

En el caso específico de sus fotografías, se aprecia una vista panorámica de sus pensamientos hacia la técnica escultórica de los Budas en piedra, por la conformación religiosa, por la materialidad del elemento empleado y por el análisis de su espacio y su entorno.


EL ARTE, INHERENTE AL SER HUMANO

A sus 90 años, Soutaro Sato declara estar muy contento de poder impartir la conferencia El Buda en piedra de Japón y luego iniciar una mesa de diálogo titulada La escultura Olmeca y el Buda en piedra de Japón.

Lo acompañará Ryuichi Yahagi, quien radica desde hace 23 años en Veracruz y se ha encargado de realizar actividades artísticas en Japón y Xalapa, así como el crítico de arte Motoi Masaki, curador de la exposición.

Seki-Butsu, Buda en piedra de Japón estará abierta al público hasta el 6 de junio en la galería de Exposiciones Temporales del MAX, de martes a domingo, de 9 a 17 horas, con entrada libre.

El exhorto de Soutaro Sato es visitar el espacio y procurar el arte y la cultura, “que son algo inherente al ser humano. Todos, cuando nacemos, ya tenemos algo de artistas. Algunos lo desarrollan y otros no, pero todos tenemos el arte, que está totalmente relacionado con lo sensible y lo bueno. El llamado entonces es a reencontrarse con el bien individual y el bien colectivo”.

Local

Suben 30% las solicitudes de ayuda alimentaria; donaciones disminuyen: Cáritas

La crisis económica que vive Xalapa también afecta a la filantropía

Local

Jóvenes hallados en fosas clandestinas, son del crimen organizado: Cuitláhuac

Colectivos de desaparecidos lo tachan de inhumano e ignorante; buscarán encararlo, aseguran

Finanzas

Stacey Cunningham, de becaria a presidenta de la Bolsa de NY

A partir de este viernes, dos de las tres grandes bolsas de EU estarán bajo el mando de una mujer

Finanzas

Empresa Movilab apuesta por negocio de verificación de gasolinas

La meta es abarcar 50% de las 11 mil 400 gasolineras del país

Finanzas

El comercio digital implica evangelizar: CEO de tiendas Elektra

En los recientes ataques ocurridos al sistema de pagos SPEI, Banco Azteca no registró afectaciones

Política

Por violación de derechos, CNDH emite recomendación a la CNS

Al transcurrir más de 20 horas desde el aseguramiento hasta su puesta a disposición ante el Ministerio Público Federal hubo retención ilegal

Política

Reforma educativa debe convertirse en política de Estado: SEP

Otto Granados, titular de la SEP recordó que México se ha abierto al mundo, y un ejemplo es la inversión extranjera

Finanzas

Coparmex dará batalla hasta conseguir aumento del salario mínimo

El sector patronal buscará nuevos argumentos para insistir en el ajuste dentro de dos meses