/ domingo 26 de agosto de 2018

Muere el dramaturgo Neil Simon, considerado el rey de la comedia de Broadway

El escritor, productor y guionista ganador del Pulitzer consiguió más nominaciones entre los premios Oscar y Tony que cualquier otro

Nueva York, Estados Unidos.- El prolífico dramaturgo estadounidense Neil Simon, que consiguió más nominaciones entre los premios Oscar y Tony que cualquier otro escritor, murió el domingo a los 91 años, según informaciones de medios.

Simon se convirtió en una leyenda del teatro estadounidense gracias a obras como The Odd Couple, The Sunshine Boys, Barefoot in the Park y Lost in Yonkers.

Foto: Reuters

Nacido en Nueva York y criado durante la época de la Gran Depresión, Simon falleció por complicaciones derivadas de una neumonía, explicó al canal de noticias ABC News su amigo de toda la vida Bill Evans.

Lee también: "Que Trump no vaya a mi funeral", uno de los últimos deseos de John McCain

La mayor parte de su trabajo se centró en la lucha diaria de la clase media, que usaba para explorar lo que él llamaba "guerras domésticas" y el conflicto interfamiliar.

Conocido por salpicar sus obras con una gran dosis de frases ingeniosas, Simon se ganó el apelativo del rey de la comedia.

Tal fue su repercusión, que en 1983 se ganó el extraño honor de que bautizarán una sala en con su nombre en Nueva York, el Teatro Neil Simon.

Durante su carrera, ganó un Pulitzer, un Globo de Oro y tres Tonys.

Lee más:


Nueva York, Estados Unidos.- El prolífico dramaturgo estadounidense Neil Simon, que consiguió más nominaciones entre los premios Oscar y Tony que cualquier otro escritor, murió el domingo a los 91 años, según informaciones de medios.

Simon se convirtió en una leyenda del teatro estadounidense gracias a obras como The Odd Couple, The Sunshine Boys, Barefoot in the Park y Lost in Yonkers.

Foto: Reuters

Nacido en Nueva York y criado durante la época de la Gran Depresión, Simon falleció por complicaciones derivadas de una neumonía, explicó al canal de noticias ABC News su amigo de toda la vida Bill Evans.

Lee también: "Que Trump no vaya a mi funeral", uno de los últimos deseos de John McCain

La mayor parte de su trabajo se centró en la lucha diaria de la clase media, que usaba para explorar lo que él llamaba "guerras domésticas" y el conflicto interfamiliar.

Conocido por salpicar sus obras con una gran dosis de frases ingeniosas, Simon se ganó el apelativo del rey de la comedia.

Tal fue su repercusión, que en 1983 se ganó el extraño honor de que bautizarán una sala en con su nombre en Nueva York, el Teatro Neil Simon.

Durante su carrera, ganó un Pulitzer, un Globo de Oro y tres Tonys.

Lee más: