/ martes 27 de febrero de 2018

Zama de Lucrecia Martel

La argentina Lucrecia Martel/ 1966 es una cineasta de atmósferas donde la mirada femenina de sus personajes estalla y se refocila en letargos de introspección y concatenaciones sociopolíticas bajo una premisa constante: la decadencia moral como ingrediente principal.

De la cuasi coral La ciénaga/ 2000, la distópica amorosa La niña santa/ 2004 a la culpabilidad hibridada de La mujer si cabeza/ 2007-08, Lucrecia Martel arma sus andamiajes narrativos colindantes con la poesía visual donde el hálito existencial está en el desasosiego y los cánones sociales que se confrontan –y se bifurcan ásperamente– con la ruptura de una moral sometida constantemente a prueba.

Y en Zama/Argentina-México-España-2017, su cuarto largometraje, Martel reúne su pulso poético con parsimonia y rigor tanto visual como de diseño de sonido para narrar la espera prolongada de Diego de Zama/ Daniel Giménez Cacho, enviado de la Corona española en el siglo XVIII en Paraguay.

Las semanas y los años en el ansía de ser trasladado a España para reunirse con su esposa juegan en Zama un escarnio más que físico emocional. Martel ha dicho que Diego de Zama tiene una “perspectiva existencial”. Así es, de hecho Zama es un prisionero más que de una época o un entorno, de un deseo. El regreso de Zama a España se troca en dolor, castigo y posposición irónica.

Adaptando la novela homónima de Antonio di Benedetto, Martel discurre la historia en tono de atmósfera asfixiante, desde el lacónico e impreciso período de acción hasta la ausencia de mayores comentarios políticos del trato hacia los aborígenes por parte del conquistador.

Zama es un Robinson Crusoe con una isla moral insondable. Es el coronel no tiene quien le escriba. Es la mirada hacia el horizonte en espera del barco salvador. Es un aborigen de la desesperanza. Es el rezagado sin dialéctica ni futuro.

Lucrecia Martel revitaliza en el personaje su carta mayor como cineasta: el deseo, no como tránsfuga de la carne solamente sino como elemento de condena y sumisión, de combustible del alma aunque el destino (el gobernador) le diga siempre que “no falta mucho para su partida…

Zama se exhibe hoy en Ágora de la Ciudad (bajos del parque Juárez, centro de Xalapa), en funciones de 17 y 20 horas. La Muestra continuará mañana con El otro lado de la esperanza/Finlandia-Alemania-2017, de Aki Kaurismaki...

*Colaborador

La argentina Lucrecia Martel/ 1966 es una cineasta de atmósferas donde la mirada femenina de sus personajes estalla y se refocila en letargos de introspección y concatenaciones sociopolíticas bajo una premisa constante: la decadencia moral como ingrediente principal.

De la cuasi coral La ciénaga/ 2000, la distópica amorosa La niña santa/ 2004 a la culpabilidad hibridada de La mujer si cabeza/ 2007-08, Lucrecia Martel arma sus andamiajes narrativos colindantes con la poesía visual donde el hálito existencial está en el desasosiego y los cánones sociales que se confrontan –y se bifurcan ásperamente– con la ruptura de una moral sometida constantemente a prueba.

Y en Zama/Argentina-México-España-2017, su cuarto largometraje, Martel reúne su pulso poético con parsimonia y rigor tanto visual como de diseño de sonido para narrar la espera prolongada de Diego de Zama/ Daniel Giménez Cacho, enviado de la Corona española en el siglo XVIII en Paraguay.

Las semanas y los años en el ansía de ser trasladado a España para reunirse con su esposa juegan en Zama un escarnio más que físico emocional. Martel ha dicho que Diego de Zama tiene una “perspectiva existencial”. Así es, de hecho Zama es un prisionero más que de una época o un entorno, de un deseo. El regreso de Zama a España se troca en dolor, castigo y posposición irónica.

Adaptando la novela homónima de Antonio di Benedetto, Martel discurre la historia en tono de atmósfera asfixiante, desde el lacónico e impreciso período de acción hasta la ausencia de mayores comentarios políticos del trato hacia los aborígenes por parte del conquistador.

Zama es un Robinson Crusoe con una isla moral insondable. Es el coronel no tiene quien le escriba. Es la mirada hacia el horizonte en espera del barco salvador. Es un aborigen de la desesperanza. Es el rezagado sin dialéctica ni futuro.

Lucrecia Martel revitaliza en el personaje su carta mayor como cineasta: el deseo, no como tránsfuga de la carne solamente sino como elemento de condena y sumisión, de combustible del alma aunque el destino (el gobernador) le diga siempre que “no falta mucho para su partida…

Zama se exhibe hoy en Ágora de la Ciudad (bajos del parque Juárez, centro de Xalapa), en funciones de 17 y 20 horas. La Muestra continuará mañana con El otro lado de la esperanza/Finlandia-Alemania-2017, de Aki Kaurismaki...

*Colaborador

Policiaca

Por ataque de celos, apuñaló hasta matar a su pareja

El acusado, se encuentra en el hospital, y de acuerdo a los reportes, se está a la espera de que se recupere para ser interrogado

Local

¿Ya tienes tu árbol de Navidad?; en Las Vigas tienen 34 años vendiéndolos

Cuenta con más de 60 mil árboles de Navidad naturales de distinto tamaño y de cuatro especies forestales: Ayacahuite, Oyamel, Cedro Blanco y Pseudosougar

Local

En reuniones de seguridad, la iglesia siempre estará a favor de la paz, dice obispo

Consideró que la conversión del hombre no es algo que se dé la noche a la mañana

Local

Riesgos de quiebra para la CFE Generación VI

ASF emitió una recomendación para implementar las estrategias para fortalecer su estructura financiera a corto plazo

Local

¿Ya tienes tu árbol de Navidad?; en Las Vigas tienen 34 años vendiéndolos

Cuenta con más de 60 mil árboles de Navidad naturales de distinto tamaño y de cuatro especies forestales: Ayacahuite, Oyamel, Cedro Blanco y Pseudosougar

Local

Niños: en escuelas debe haber monitores para ver sus situaciones de riesgo

También proponen espacios libres de violencia, señala INE tras consulta

Local

¡Todo listo! Para eventos culturales y navideños en Xalapa

El 30 de noviembre arrancará el Festival Orgullo Navideño con el encendido del Centro Histórico de la ciudad, además de la inauguración de la pista de hielo gratuita

Local

Impuestos ambientales no se utilizarían: Rementería Molina

Refirió que de aplicarse un gravamen de esta naturaleza se debe crear un Fideicomiso que administre dicho recurso

Policiaca

Por ataque de celos, apuñaló hasta matar a su pareja

El acusado, se encuentra en el hospital, y de acuerdo a los reportes, se está a la espera de que se recupere para ser interrogado