imagotipo

Nunca voy a olvidar los juegos olímpicos: Dolores Hernández

  • Diario de Xalapa
  • en Deporte Local

 

Redacción Diario de Xalapa

Boca del Río, Ver.- La clavadista veracruzana Dolores Hernández Monzón confesó tener sentimientos encontrados tras su presentación en Juegos Olímpicos, pues por una parte, el hecho de estar ahí fue un triunfo personal, aunque al mismo tiempo aspiraba a la final del trampolín de 3 metros.

“Yo esperaba estar en la final, pero los nervios a veces hacen malas jugadas. Sin embargo, saber que ya estuve en unos Olímpicos es un logro para mí. A pesar de enfrentarme contra las mismas clavadistas, en una competencia así se vive un ambiente muy diferente, es otro tipo de mentalidad y es una experiencia que nunca voy a olvidar”.

Dolores, quien se clasificó a la semifinal dentro de las 18 mejores clavadistas, aceptó que el clavado de tres y media vueltas al frente en posición B estuvo cerca de acabar con su sueño de forma prematura. “Pensé que no iba a pasar, es el clavado que tiene mayor grado de dificultad de toda mi serie y creo que me hace falta ser más constante al llegar al trampolín para tener más impulso”, dijo.

Respecto de su participación en la semifinal, destacó que faltó centrarse en lo que tenía que hacer; “yo creo que porque estaba nerviosa, intenté cómo distraerme un poquito pero no me ayudó tanto, tuve que haberme concentrado más aunque estuviera nerviosa y eso fue lo que más aprendí”.

Señaló que Río 2016 le sirvió mucho como experiencia para ver en qué nivel está, “y para tener un poco más controladas las otras competencias que son no de menos nivel pero sin tanta tensión”.

Ya sin competencias en el año, Lolita aprovechará varios días de descanso para estar con su familia, liberar tensión y retomar sus estudios para más adelante retomar los entrenamientos con miras al Campeonato Mundial del próximo año.

La especialista en el trampolín de 3 metros y quien acudió ayer al Instituto Veracruzano del Deporte (IVD) a tramitar su beca, se dijo contenta por el hecho de que los clavados sigan sacando la cara por México, ahora con la medalla de plata conquistada en el trampolín por Germán Sánchez. “Es un buen clavadista, muy buena persona y estoy muy contenta por él”.