/ lunes 1 de noviembre de 2021

Corrió 55 kilómetros a campo abierto y ganó el tercer lugar

La maratonista logró subir al tercer escalón del podium en la Ultra Trail de Los Pescados

"El correr es parte de mí, no me imagino la vida sin eso, lo disfruto, estoy enamorada del running, porque es algo que me llena”, son palabras de la nacida en Jesús Carranza, pero habitante de Coatzacoalcos, Raquel Díaz Rivera, una de las tres mujeres que ganó el “Ultra Trail de Los Pescados”, realizado en EcoVillas Sexto Sol, Tlaltetela.

Esa competencia de 55.5 kilómetros ahora es parte de sus tres medios maratones y un maratón que ha realizó en tres años como atleta de alto rendimiento.

Raquel, quien tuvo fuerte entrenamiento para esta competición con el equipo Freedom Running, llegó a la meta agotada, pero con el corazón lleno de felicidad, por conseguir su primer pódium; ella arribó en la tercera posición con tiempo de 9 horas y 47 segundos.

El llegar a la meta era parte del plan, pero hacerlo entre las mejores, fue “la cereza en el pastel”, dijo la deportista, que fue esperada a su arribo por su esposo e hijo, quienes la apoyaron para cumplir ese reto. Conseguir esa posición no fue nada fácil y menos con calambres que aparecieron en sus piernas al ir en el kilómetros 10, algo que no esperaba, sin embargo jamás se dio por vencida, porque sabía que contaba con el entrenamiento correcto para terminar ese cansado recorrido.

Gran parte de la competencia lo hizo en solitario, porque tomó gran ventaja, por lo que el camino fue suyo por varios kilómetros y aunque molestos calambres le hicieron compañía, no se detuvo y continuó su camino con la mente puesta en la meta.

Afortunadamente en un descanso encontró un amigo que le brindó un spray que utilizó para aligerar esas dolencias de piernas y así continuó por varios kilómetros en la punta sin que nadie le hiciera sombra, pero las dolencias nuevamente aparecieron y en medio de la nada, se detuvo y comenzó a llorar, porque lastimosamente el calambre era más poderoso en ese momento.

Ella sabía que al detenerse perdería la oportunidad de pódium y no quería eso, así que de lo más profundo de su ser sacó fuerzas y continuó, no con la velocidad que llevaba, pero avanzó y como era de esperarse, dos rivales la alcanzaron; ya no era primera.

En ese momento una fuerza inmensa la hizo apretar el paso, aunque el primero y segundo lugar no serían suyos, se aferró a la tercera posición y luego de 9 horas, 47segundos con 4 mil calorías consumidas, terminó tercera. Esta competencia, además de ser la más significativa por su pódium, le dejó gran aprendizaje y muchas anécdotas que vivió al realizar su entrenamiento sola, ya que sus recorridos eran de alto kilometraje.

Foto: Cortesía | Raquel Díaz

En cuanto a la preparación dice la deja marcada de por vida, porque fue una preparación muy especial y al mismo tiempo peligrosa, por eso disfruta ahora lo que consiguió a base de esfuerzo y dedicación a conciencia, sumado al gran apoyo de muchas personas, entre ellas el equipo Freedom Running, su esposo, Eduardo Josué Sánchez Concha, su hijo Elías Eduardo Sánchez Díaz y su mamá.

"Una de las enseñanzas que me deja este competencia es no correr sola al entrenar. Vivimos en un país en donde la mujer corre peligro, te vistas como te vistas, te dediques a lo que te dediques, hagas lo que hagas y a la hora que sea.

Un asalto que sufrí me enseñó a no correr en lugares apartados. A partir de ahí aunque me dé el sol, corro sobre el malecón y de día”, relata. “En todos los sentidos es una carrera que me marcó para siempre, porque es mi primer pódium, primer ultra maratón y mi primera mala experiencia (asalto) en toda mi vida ", indica.

Te puede interesar: Brenda Olimpia gana dos carreras de 5 mil metros

Otra cosa positiva que le ha dado el deporte es que “el ejercicio es lo que me ha sacado a flote, si te sientes malhumorado, al ir corriendo te olvidas de todo eso, te llenas de energía y te cambia el chip.

El ejercicio es vida, por eso invito a que las personas realicen alguna actividad deportiva, dijo la deportista. Raquel Díaz practica deporte desde que su infancia, pero en forma, hace 3 años.

Ella es de Jesús Carranza, licenciada en Ciencias de la Comunicación que estudió en Minatitlán, tiene 12 años casada con Eduardo Josué Sánchez Concha y tiene un hijo de nombre Elías Eduardo Sánchez Díaz.

Foto: Cortesía | Raquel Díaz

Actualmente entrena con el equipo Wellness en Coatzacoalcos, bajo las instrucciones de Juan Alberto González Arjona, ultra maratonista internacional, pero para lograr el tercer lugar fue gracias al programa de entrenamiento de Freedom Running. “Este logro es dedicado en primer lugar a mi familia que me apoya siempre, mi esposo, mi hijo y mi madre.

También aquellas personas que se sumaron con palabras de aliento para lograr esto que me pone muy feliz y me motiva a continuar. Ojalá más mujeres se sumen a practicar deporte, pero que lo hagan con mucho cuidado por donde entrenen. El deporte te cambia la vida para bien, háganlo no se arrepentirán, si yo logré esto, más mujeres lo pueden hacer”, finalizó.

El ejercicio es lo que me ha sacado a flote, si te sientes malhumorado, al ir corriendo te olvidas de todo eso, te llenas de energía y te cambia el chip

"El correr es parte de mí, no me imagino la vida sin eso, lo disfruto, estoy enamorada del running, porque es algo que me llena”, son palabras de la nacida en Jesús Carranza, pero habitante de Coatzacoalcos, Raquel Díaz Rivera, una de las tres mujeres que ganó el “Ultra Trail de Los Pescados”, realizado en EcoVillas Sexto Sol, Tlaltetela.

Esa competencia de 55.5 kilómetros ahora es parte de sus tres medios maratones y un maratón que ha realizó en tres años como atleta de alto rendimiento.

Raquel, quien tuvo fuerte entrenamiento para esta competición con el equipo Freedom Running, llegó a la meta agotada, pero con el corazón lleno de felicidad, por conseguir su primer pódium; ella arribó en la tercera posición con tiempo de 9 horas y 47 segundos.

El llegar a la meta era parte del plan, pero hacerlo entre las mejores, fue “la cereza en el pastel”, dijo la deportista, que fue esperada a su arribo por su esposo e hijo, quienes la apoyaron para cumplir ese reto. Conseguir esa posición no fue nada fácil y menos con calambres que aparecieron en sus piernas al ir en el kilómetros 10, algo que no esperaba, sin embargo jamás se dio por vencida, porque sabía que contaba con el entrenamiento correcto para terminar ese cansado recorrido.

Gran parte de la competencia lo hizo en solitario, porque tomó gran ventaja, por lo que el camino fue suyo por varios kilómetros y aunque molestos calambres le hicieron compañía, no se detuvo y continuó su camino con la mente puesta en la meta.

Afortunadamente en un descanso encontró un amigo que le brindó un spray que utilizó para aligerar esas dolencias de piernas y así continuó por varios kilómetros en la punta sin que nadie le hiciera sombra, pero las dolencias nuevamente aparecieron y en medio de la nada, se detuvo y comenzó a llorar, porque lastimosamente el calambre era más poderoso en ese momento.

Ella sabía que al detenerse perdería la oportunidad de pódium y no quería eso, así que de lo más profundo de su ser sacó fuerzas y continuó, no con la velocidad que llevaba, pero avanzó y como era de esperarse, dos rivales la alcanzaron; ya no era primera.

En ese momento una fuerza inmensa la hizo apretar el paso, aunque el primero y segundo lugar no serían suyos, se aferró a la tercera posición y luego de 9 horas, 47segundos con 4 mil calorías consumidas, terminó tercera. Esta competencia, además de ser la más significativa por su pódium, le dejó gran aprendizaje y muchas anécdotas que vivió al realizar su entrenamiento sola, ya que sus recorridos eran de alto kilometraje.

Foto: Cortesía | Raquel Díaz

En cuanto a la preparación dice la deja marcada de por vida, porque fue una preparación muy especial y al mismo tiempo peligrosa, por eso disfruta ahora lo que consiguió a base de esfuerzo y dedicación a conciencia, sumado al gran apoyo de muchas personas, entre ellas el equipo Freedom Running, su esposo, Eduardo Josué Sánchez Concha, su hijo Elías Eduardo Sánchez Díaz y su mamá.

"Una de las enseñanzas que me deja este competencia es no correr sola al entrenar. Vivimos en un país en donde la mujer corre peligro, te vistas como te vistas, te dediques a lo que te dediques, hagas lo que hagas y a la hora que sea.

Un asalto que sufrí me enseñó a no correr en lugares apartados. A partir de ahí aunque me dé el sol, corro sobre el malecón y de día”, relata. “En todos los sentidos es una carrera que me marcó para siempre, porque es mi primer pódium, primer ultra maratón y mi primera mala experiencia (asalto) en toda mi vida ", indica.

Te puede interesar: Brenda Olimpia gana dos carreras de 5 mil metros

Otra cosa positiva que le ha dado el deporte es que “el ejercicio es lo que me ha sacado a flote, si te sientes malhumorado, al ir corriendo te olvidas de todo eso, te llenas de energía y te cambia el chip.

El ejercicio es vida, por eso invito a que las personas realicen alguna actividad deportiva, dijo la deportista. Raquel Díaz practica deporte desde que su infancia, pero en forma, hace 3 años.

Ella es de Jesús Carranza, licenciada en Ciencias de la Comunicación que estudió en Minatitlán, tiene 12 años casada con Eduardo Josué Sánchez Concha y tiene un hijo de nombre Elías Eduardo Sánchez Díaz.

Foto: Cortesía | Raquel Díaz

Actualmente entrena con el equipo Wellness en Coatzacoalcos, bajo las instrucciones de Juan Alberto González Arjona, ultra maratonista internacional, pero para lograr el tercer lugar fue gracias al programa de entrenamiento de Freedom Running. “Este logro es dedicado en primer lugar a mi familia que me apoya siempre, mi esposo, mi hijo y mi madre.

También aquellas personas que se sumaron con palabras de aliento para lograr esto que me pone muy feliz y me motiva a continuar. Ojalá más mujeres se sumen a practicar deporte, pero que lo hagan con mucho cuidado por donde entrenen. El deporte te cambia la vida para bien, háganlo no se arrepentirán, si yo logré esto, más mujeres lo pueden hacer”, finalizó.

El ejercicio es lo que me ha sacado a flote, si te sientes malhumorado, al ir corriendo te olvidas de todo eso, te llenas de energía y te cambia el chip

Local

¿Dónde está Viridiana?; protestan por desaparición; "está resguardada"

Joven salió a una entrevista de trabajo en Cardel, pero no regresó, señala familia

Cultura

¿Conoces las zarzuelas? Rescatan canto clásico con recital en el MAX

Concierto el Arte de la Zarzuela será en el MAX a las 13 horas de este domingo

Local

Veracruz también lucha con "pandemia" de obesidad: Las cifras

Malos hábitos alimenticios detonan la obesidad y sobrepeso, señala Guadalupe Díaz del Castillo

Local

Veracruz también lucha con "pandemia" de obesidad: Las cifras

Malos hábitos alimenticios detonan la obesidad y sobrepeso, señala Guadalupe Díaz del Castillo

Local

Llevan la esperanza a familias con comedor gratuito; ¿dónde se ubica?

Moisés y Liliana alimentan a familias de escasos recursos sin apoyo de partidos políticos, religión o asociaciones

Local

46 mil quieren entrar a la UV y solo hay 17 mil espacios, ¿Qué tanto estudiaste?

Hay dos bloques más de preguntas, por lo que el examen será de 4 horas y media, dice Juan Carlos Ortega

Cultura

¿Conoces las zarzuelas? Rescatan canto clásico con recital en el MAX

Concierto el Arte de la Zarzuela será en el MAX a las 13 horas de este domingo

Local

¿Dónde está Viridiana?; protestan por desaparición; "está resguardada"

Joven salió a una entrevista de trabajo en Cardel, pero no regresó, señala familia

Local

Disminuye anidación de tortugas en Veracruz, ¿Cuál es la razón?

Temperatura del mar y la falta de alimento, entre las causas, dice Ros Siria Martínez