imagotipo

Digno de un campeón, Chelsea tiene su festival de goles

LONDRES, Inglaterra.- El Chelsea, nuevo campeón de la Liga inglesa, festejó su título con un triunfo de 4-3 ante el Watford, en el partido correspondiente a la fecha 28 y que en marzo tuvo que ser aplazado.

Fue un ambiente de fiesta en el estadio londinense de Stamford Bridge, con llamas encendidas a la entrada de los jugadores, un pasillo de honor por parte del Watford y una gran ovación del público, a la que los jugadores correspondieron con un festival de goles.

Para el Chelsea anotó su capitán John Terry (22’), quien se despidió de sus aficionados, después de anunciar, en abril, que dejará al equipo con el que en 19 años disputó más de 700 partidos. Fue su primer gol desde enero de 2016.

César Azpilicueta (36’), Michi Batshuayi (49’) y Cesc Fábregas (88’) completaron los goles del triunfo, mientras que Etienne Capoue (24’), Daryl Janmaat (51’) y Stefano Okaka (74’) firmaron los del Watford.

Tras conseguir el título el viernes, al derrotar 1-0 al West Bromwich, y con la final de Copa inglesa ante el Arsenal, el 27 de mayo, Antonio Conte, técnico del Chelsea, optó por sus jugadores menos habituales.

De esta misma forma, el Manchester City intentará conservar su ventaja sobre el Arsenal en la lucha por clasificarse a la Champions League de la próxima temporada, cuando ambos equipos jueguen hoy como locales ante West Bromwich y Sunderland, respectivamente.

En la clasificación, los Citizens parecen en una buena posición para mantener el cuarto lugar, el último que da acceso a la Champions League.

En caso de que ambos consigan la victoria, todo se decidirá el domingo en la última jornada, y el Liverpool, tercero en la clasificación, entrará entonces en el baile de combinaciones. Sin embargo, una derrota eliminaría al Arsenal de la carrera.

Los Gunners, conscientes de lo que se juegan, no deberían fallar ante el modesto Sunderland, al que se enfrentarán pendiente de su máximo goleador, el chileno Alexis Sánchez, quien está en duda para este partido crucial, debido la lesión que sufrió el sábado durante la victoria ante el Stoke City.