imagotipo

Djokovic volvió a tropezar en los octavos del BNP Paribas Open

  • ESTO
  • en Deportes

Lo increíble. Eso consiguió Nick Kyrgios en los octavos de final del BNP Paribas Open. Tras derrotarle hace unas semanas en Acapulco, el australiano volvió a vencer por 6-4 y 7-6 (3) a Novak Djokovic en un partido de una hora y 51 minutos.

Así, Kyrgios, de 21 años, jugará los cuartos de final ante Roger Federer.

El número 2 del ranking, que nuevamente había sobrevivido el día anterior a Juan Martín Del Potro, salió decidido a evitar que Kyrgios le provocase nuevamente los problemas que le causó el 2 de marzo en Acapulco, cuando le derrotó en dos apretados parciales.

Sin embargo, Kyrgios tomó ventaja rápidamente en el marcador, rompiendo el saque de Djokovic en el primer juego del partido y colocándose 4-2 en un parpadeo, sacando mucho provecho de la combinación explosiva que formó con su saque y su derecha.

El serbio, ganador de Indian Wells los tres últimos años (2014, 2015 y 2016), arrancó decidido ante el australiano, que hasta ahora dominaba 1-0 el cara a cara entre ambos, pero se encontró otra vez con una versión increíble de su oponente.

En el primer set, Kyrgios disparó 7 aces, ganó 13 de los 15 puntos que jugó con su primer saque, lo que le dio la oportunidad de no enfrentarse a ninguna bola de break durante toda esa primera manga, que dominó con comodidad gracias a la potencia de su servicio.

Djokovic endureció la batalla en el segundo set, pero Kyrgios no bajó su nivel. Al llegar al desempate, el australiano cerró el triunfo y su pase a la siguiente ronda logrando otra valiosa victoria ante el número dos mundial.