/ domingo 26 de mayo de 2019

Tigres del Tuca Ferretti doman al León y son campeones de la Liga MX

Juego discreto 0-0 y con el gol en el partido de Ida, los Tigres de la UANL se proclamaron campeones de la Liga MX por séptima ocasión; Ferreti empata con siete títulos a Nacho Trelles como técnicos más ganadores

León.- El debate parece haberse vuelto estéril. Discutir si Tigres es un equipo grande o chico está ya por de más, la realidad es que la U de Nuevo León ha marcado una época basada en finales, títulos y éxitos.

Volvieron a alcanzar la gloria. La séptima estrella brilla en el firmamento auriazul. Esta vez los goles no fueron necesarios, la experiencia en estas instancias salió a relucir para maniatar a La Fiera en su propio campo y dejarla en cero por 180 minutos.

El zarpazo de Gignac en la ida resultó de muerte para León. Los Esmeraldas intentaron impulsados por su gente, pero se les acabaron los goles y se fueron en blanco por tercer juego consecutivo.

El equipo de la década, no hay más. Durante mucho tiempo se hablará de los Tigres de Ricardo Ferretti y su relación con la victoria.

EL JUEGO

La última parada antes de conocer al campeón del torneo Clausura 2019 tuvo lugar anoche en León. El Nou Camp se convirtió en un hervidero de pasiones en tonos verdes y unos cuantos amarillos que estallaron al momento de que la pelota rodó.

Tigres se presentó a la cita con una mínima ventaja en el global que La Fiera estaba dispuesta a terminar tan pronto como le fuera posible.

Y es que tan pronto vino el silbatazo inicial, León se fue con todo al frente, apretó a Tigres en su propio terreno y comenzó a “apedrearle el rancho”.

Luis Montes fue el primero en probar a Nahuel Guzmán con un disparo de media distancia en el que el arquero concedió rebote. Joel Campbell se disponía a rematar, pero Torres Nilo evitó que lo hiciera en una acción polémica donde no se revisó el VAR para que Ramos Palazuelos se cerciorara de la limpieza de la misma.

El guión esperado se presentaba al pie de la letra. Los Panzas Verdes asumieron el rol protagónico frente a unos regios que esperaban cautos el momento de ofender en espacios largos, cosa que no encontraron en el primer tiempo, por lo que Cota estuvo tranquilo.

El infortunio apareció para los locales cuando menos lo esperaban. Ángel Mena, su hombre gol en la campaña, salió mal parado de un encontronazo en el medio campo. El ecuatoriano fue revisado por los médicos y se determinó que no habría más final para él. Ignacio Ambriz perdió a su “Ángel del Gol”, sin considerar que para la definición por el título no tuvo a Macías por su llamado a Selección Mexicana Sub 20. Los Esmeraldas necesitaban goles y sus mejores anotadores no estaban.

Para el complemento estaba cantado todo. León en la búsqueda desesperada y a sabiendas de que tendría que dejar espacios en algún momento si es que quería empatar el global. Justamente esos huecos estuvieron a nada de costarles caro cuando Vargas escapó solo hasta el área leonesa. El estadio enmudeció por un instante, mas Cota se convirtió en héroe al tapar en el mano a mano.

Conforme el reloj avanzaba, daba la sensación de que a León se le acababan las ideas. Nahuel no era exigido realmente y todas las bolas que llegaban al área felina, eran rechazadas por los zagueros. La experiencia del plantel tigre salía a relucir y la copa se sentía cerca.

Si los delanteros no iban a ser los héroes de la final, los cancerberos estaban dispuestos a asumir ese rol, particularmente Guzmán. El “Patón” se puso la capa y en menos de un minuto, tapó dos pelotas con sello de gol.

Primero a Meneses, quien sacó un tiro en un palmo de terreno dentro del área. La bola parecía ir colocada, más Nahuel se recostó con reflejos felinos y sacó la mano para desviar. En la misma jugada, el esférico volvió por elevación al área, Vinicio Angulo se levantó y cabeceó, pero el guardameta regio volvió a tapar.

El tiempo se le acabó a León. La desesperación afectó a los locales y Andrés Mosquera tiró una patada sobre Gignac que le valió la roja directa. Todo estaba decidido.

Con fortaleza defensiva y una fórmula probada le bastó a Tigres para llevarse la copa a casa. La séptima estrella se bordó en el escudo felino.

¿Grande o chico? Eso no importa. Los regios son el equipo de la década. Unos Tigres de época.

León.- El debate parece haberse vuelto estéril. Discutir si Tigres es un equipo grande o chico está ya por de más, la realidad es que la U de Nuevo León ha marcado una época basada en finales, títulos y éxitos.

Volvieron a alcanzar la gloria. La séptima estrella brilla en el firmamento auriazul. Esta vez los goles no fueron necesarios, la experiencia en estas instancias salió a relucir para maniatar a La Fiera en su propio campo y dejarla en cero por 180 minutos.

El zarpazo de Gignac en la ida resultó de muerte para León. Los Esmeraldas intentaron impulsados por su gente, pero se les acabaron los goles y se fueron en blanco por tercer juego consecutivo.

El equipo de la década, no hay más. Durante mucho tiempo se hablará de los Tigres de Ricardo Ferretti y su relación con la victoria.

EL JUEGO

La última parada antes de conocer al campeón del torneo Clausura 2019 tuvo lugar anoche en León. El Nou Camp se convirtió en un hervidero de pasiones en tonos verdes y unos cuantos amarillos que estallaron al momento de que la pelota rodó.

Tigres se presentó a la cita con una mínima ventaja en el global que La Fiera estaba dispuesta a terminar tan pronto como le fuera posible.

Y es que tan pronto vino el silbatazo inicial, León se fue con todo al frente, apretó a Tigres en su propio terreno y comenzó a “apedrearle el rancho”.

Luis Montes fue el primero en probar a Nahuel Guzmán con un disparo de media distancia en el que el arquero concedió rebote. Joel Campbell se disponía a rematar, pero Torres Nilo evitó que lo hiciera en una acción polémica donde no se revisó el VAR para que Ramos Palazuelos se cerciorara de la limpieza de la misma.

El guión esperado se presentaba al pie de la letra. Los Panzas Verdes asumieron el rol protagónico frente a unos regios que esperaban cautos el momento de ofender en espacios largos, cosa que no encontraron en el primer tiempo, por lo que Cota estuvo tranquilo.

El infortunio apareció para los locales cuando menos lo esperaban. Ángel Mena, su hombre gol en la campaña, salió mal parado de un encontronazo en el medio campo. El ecuatoriano fue revisado por los médicos y se determinó que no habría más final para él. Ignacio Ambriz perdió a su “Ángel del Gol”, sin considerar que para la definición por el título no tuvo a Macías por su llamado a Selección Mexicana Sub 20. Los Esmeraldas necesitaban goles y sus mejores anotadores no estaban.

Para el complemento estaba cantado todo. León en la búsqueda desesperada y a sabiendas de que tendría que dejar espacios en algún momento si es que quería empatar el global. Justamente esos huecos estuvieron a nada de costarles caro cuando Vargas escapó solo hasta el área leonesa. El estadio enmudeció por un instante, mas Cota se convirtió en héroe al tapar en el mano a mano.

Conforme el reloj avanzaba, daba la sensación de que a León se le acababan las ideas. Nahuel no era exigido realmente y todas las bolas que llegaban al área felina, eran rechazadas por los zagueros. La experiencia del plantel tigre salía a relucir y la copa se sentía cerca.

Si los delanteros no iban a ser los héroes de la final, los cancerberos estaban dispuestos a asumir ese rol, particularmente Guzmán. El “Patón” se puso la capa y en menos de un minuto, tapó dos pelotas con sello de gol.

Primero a Meneses, quien sacó un tiro en un palmo de terreno dentro del área. La bola parecía ir colocada, más Nahuel se recostó con reflejos felinos y sacó la mano para desviar. En la misma jugada, el esférico volvió por elevación al área, Vinicio Angulo se levantó y cabeceó, pero el guardameta regio volvió a tapar.

El tiempo se le acabó a León. La desesperación afectó a los locales y Andrés Mosquera tiró una patada sobre Gignac que le valió la roja directa. Todo estaba decidido.

Con fortaleza defensiva y una fórmula probada le bastó a Tigres para llevarse la copa a casa. La séptima estrella se bordó en el escudo felino.

¿Grande o chico? Eso no importa. Los regios son el equipo de la década. Unos Tigres de época.

Policiaca

Don Ramón saldrá libre, dicen sus vecinos, tras hablar con titulares de la SSP

Ayer, el secretario de Seguridad Pública tuvo que ir a dialogar con manifestantes que mantuvieron bloqueada la carretera Puebla-Veracruz exigiendo su libertad

Local

El Verde de Xico, más de 100 años y sigue campante en la región

Es una infusión de hierbas como hinojo, toronjil, cedrón, zacate limón, anís del campo, cascarita de lima, limón y manzanilla, que sirve como aperitivo y digestivo

Local

Historia dominical: la chica tuxpeña y el sacerdote

En esta historia, Miguel Valera cuenta del amor entre dos jovencitos y cómo interviene un sacerdote

Policiaca

Asaltan y asesinan a puñaladas a dos lecheros de Ozuluama

La Policía Municipal recibió una llamada telefónica anónima reportando a dos personas tiradas a orilla del camino

Policiaca

Dulces y frituras reducidos a cenizas, por incendio de camioneta

El personal trató de sacar el producto de entre las llamas, pero la mayoría quedó inservible

Policiaca

Intenta quemar a su novio mientras dormía

La mujer habría actuado bajo un ataque de celos y entró a la casa de su pareja para prenderle fuego a su cama y a una motocicleta

Local

Vacaciones decembrinas preocupan a maestros; temen que escuelas sean violentadas

Señalan que ya hicieron una petición para cuidar los planteles ante las autoridades correspondientes

Local

La navidad inunda Xalapa

Cientos de familias disfrutaron por más de dos horas la participación de comparsas, disfraces y marching bands

Local

Para el PRD, este gobierno es de "cero resultados"

Su presidente interino, Ángel Ávila Romero, aseguró que las corrientes dentro del partido se han terminado y ahora son un partido unido