imagotipo

Holanda se clasificó a semifinales del Clásico Mundial.

  • ESTO
  • en Deportes

Holanda masacró a Cuba 14-1 en siete entradas y se clasificó a las semifinales del Clásico Mundial.

Tras brindar un partidazo en el que cayeron ante Japón, el equipo cubano no tuvo respiro ante los tulipanes. El de ayer significó el segundo nocaut que recibió el equipo antillano en el historial del torneo, luego del que sufrió ante Puerto Rico 12-2 en 2006.

El zurdo Diegomar Markwell amarró otra vez a la batería cubana, al permitirle apenas una carrera con cuatro hits en seis entradas, para repetir su actuación de 2013.

Jonronazo de tres carreras en el primer inning del exgrandesligas, Wladimir Balentien presagió una jornada negra para la nave al timón de Carlos Martí.

El líder del staff de Cuba, Lázaro Blanco, abandonó el box con cuatro carreras permitidas y cinco hits en 1.2 tercios de entradas, y ninguno de los cuatro relevistas pudo frenar la ofensiva rival.

La tapa al pomo llegó en el cuarto capítulo, cuando Holanda, un equipo cuajado de jugadores nacidos en Curazao y algunos en Aruba, fabricó ramillete de cinco y colocó la pizarra 12-0. Dobles de Saavedra y del joven talento Víctor Mesa en el quinto lograron salvar la honrilla de Cuba, pero no la derrota. El triunfo fue para Diegomar Markwell (1-0), la caída fue para Lazaro Blanco (0-1).

Con el triunfo, Holanda sumó 2-1 y garantizó su pase a Los Ángeles. Cuba quedó última del grupo (0-3) y hace las maletas de regreso a casa llena de incógnitas.
JAPÓN, INVICTO

TOKIO.- El pitcheo de Japón volvió a hacer de las suyas. Una extraordinaria labor de siete entradas en cero fue lo que hizo el equipo nipón para eliminar del Clásico Mundial a la sorprendente Israel.

Yoshihisa Hirano se mostró enchufado y sus compañeros lo avalaron hasta la novena. Ya en el último inning, los israelitas encontraron tres carreras que hicieron más decoroso el marcador de 8-3.

Yoshitomo Tsutsugoh fue el único que aportó un jonrón en el encuentro. Fue en la sexta en solitario para firmar un episodio de seis rayitas.

El triunfo fue para Hirano (1-0), la caída para Dylan Axelrod (0-1). Japón espera rival en las semifinales del torneo.