imagotipo

La rivalidad sigue entre Vettel-Lewis

Dos semanas después de su tensa discusión en Azerbaiyán, el alemán Sebastian Vettel y el británico Lewis Hamilton viven un nuevo capítulo en su apasionante duelo de esta temporada, con ocasión del Gran Premio de Austria, novena cita de la temporada, este fin de semana.

De las frases (Vettel: “La Fórmula 1 es cosa de adultos”, Hamilton: “Si quiere probar que es un hombre, que lo haga fuera del coche, cara a cara”) toca ahora pasar a la competición. La tregua después del incidente de Bakú ha tocado a su fin.

Ayer, ambos coincidieron en la conferencia de prensa de la víspera del inicio de un nuevo Gran Premio y el tono fue cordial.

“Sigo teniendo tanto respeto hacia él como el que tenía hasta ahora”, aseguró el británico con una sonrisa. El alemán se manifestó en términos similares: “El respeto que tenemos uno por el otro en la pista facilita las cosas”.

Vettel había hecho un ‘mea culpa’ con un mensaje en su página web, animado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), después de su espectacular enfado por una maniobra de Hamilton.

Red Bull es tercera de esa clasificación, con 137 unidades, impulsada por Ricciardo, que lleva cuatro podios consecutivos, entre ellos su victoria de Azerbaiyán.

Si la tensión Vettel-Hamilton ha acaparado titulares, la Fórmula 1 tiene otro conflicto abierto entre los dos titulares de Force India, el mexicano Sergio Pérez y el francés Esteban Ocon, que no ocultan su enemistad.

“Después de Bakú tuvimos conversaciones internas y hemos recordado a nuestros pilotos que el equipo es la prioridad”, recordó el patrón de la escudería, Vijay Mallya, antes de la cita austríaca.“De todas formas, lo que ha sucedido no ha cambiado nuestra posición. Nuestros pilotos pueden correr libremente”, indicó Mallya.