/ miércoles 16 de octubre de 2019

Petr Cech, cambia el futbol por el Hockey

El ex portero, fue portero del Chelsea durante casi 500 partidos, ha emprendido su carrera como meta de los Guildford Phoenix

Londres, Inglaterra.- Hace poco más de 25 años, Michael Jordan, el mejor jugador en la historia de la NBA, se cansó del baloncesto y se enroló en los Chicago White Sox, equipo de béisbol estadounidense.

Una aventura arriesgada y a todas luces innecesaria para alguien que acababa de ganar tres anillos consecutivos con los Bulls de Chicago.

La historia no acabó bien. Bueno, en realidad sí, porque el fracaso que fue su affaire con los guantes y los bates fue proseguido por otros tres anillos en la NBA.

Ahora, después de aquel intento fallido de Jordan, otro deportista profesional intenta probar suerte en un campo diferente al que le dio la gloria. Petr Cech, el que fuera portero del Chelsea durante casi 500 partidos, ha cambiado el césped por el hielo y ha emprendido su carrera como meta de los Guildford Phoenix, equipo de la National Ice Hockey League South 2, una especie de Cuarta División en Inglaterra.

Petr Cech, eso sí, no lo hace como Michael Jordan, en el apogeo de su carrera. El que fuera portero de la Selección de República Checa se pasa al hockey después de retirarse en el Arsenal, con 37 años de edad y cuando ya le quedaba poco que ofrecer al más alto nivel.

Pero Cech, quien este año, con el dolor de su corazón, decidió dar paso libre al hombre que ama la música y que tras dejar el futbol lo que más disfruta es tocar la batería, ha demostrado que esta nueva faceta en su vida está lejos de ser un movimiento publicitario o puro marketing.

Lo advirtió el entrenador del equipo a su llegada: “Petr ha mejorado mucho desde la primera vez que le vi sobre hielo”.

Y no eran palabras vacías. El portero debutó el domingo ante el Swindon Wildcats y lo hizo con actuación heroica.

Salvó dos penaltis, más que los que atajó en los cuatro años que jugó con el Arsenal, en la tanda que definía al ganador y entregó el triunfo a su equipo.

“Nadie podrá quitarme esto nunca”, expresó Cech, quien puede que ponga esos dos penaltis en el mismo altar que el que le paró a Arjen Robben, en la final de la Champions League en Múnich 2012.

“Es una especie de sueño que tenía desde niño. Salir a la pista de hielo y jugar”, sentenció Cech, quien hace 12 años reapareció con su famoso casco de rugby, su solución a la medida precautoria que debía cubrir tras el rodillazo que le causó una fractura craneal.

Quizás es lo mismo que le ocurrió a Jordan. Lo que siempre se consideró un fracaso o un error en la carrera del más grande del baloncesto, no fue más que el deseo de lograr un sueño de niño o cumplir la promesa hecha a su padre ya fallecido.

Como si a cualquier aficionado le ofrecen la oportunidad de jugar con su equipo favorito durante un día, empuñar una raqueta ante Rafael Nadal o lanzar triples en el Madison Square Garden.

¿Quién diría que no a una nueva aventura, a un nuevo reto, a una nueva vida? Petr no, Michael tampoco. ¿Y usted?

Londres, Inglaterra.- Hace poco más de 25 años, Michael Jordan, el mejor jugador en la historia de la NBA, se cansó del baloncesto y se enroló en los Chicago White Sox, equipo de béisbol estadounidense.

Una aventura arriesgada y a todas luces innecesaria para alguien que acababa de ganar tres anillos consecutivos con los Bulls de Chicago.

La historia no acabó bien. Bueno, en realidad sí, porque el fracaso que fue su affaire con los guantes y los bates fue proseguido por otros tres anillos en la NBA.

Ahora, después de aquel intento fallido de Jordan, otro deportista profesional intenta probar suerte en un campo diferente al que le dio la gloria. Petr Cech, el que fuera portero del Chelsea durante casi 500 partidos, ha cambiado el césped por el hielo y ha emprendido su carrera como meta de los Guildford Phoenix, equipo de la National Ice Hockey League South 2, una especie de Cuarta División en Inglaterra.

Petr Cech, eso sí, no lo hace como Michael Jordan, en el apogeo de su carrera. El que fuera portero de la Selección de República Checa se pasa al hockey después de retirarse en el Arsenal, con 37 años de edad y cuando ya le quedaba poco que ofrecer al más alto nivel.

Pero Cech, quien este año, con el dolor de su corazón, decidió dar paso libre al hombre que ama la música y que tras dejar el futbol lo que más disfruta es tocar la batería, ha demostrado que esta nueva faceta en su vida está lejos de ser un movimiento publicitario o puro marketing.

Lo advirtió el entrenador del equipo a su llegada: “Petr ha mejorado mucho desde la primera vez que le vi sobre hielo”.

Y no eran palabras vacías. El portero debutó el domingo ante el Swindon Wildcats y lo hizo con actuación heroica.

Salvó dos penaltis, más que los que atajó en los cuatro años que jugó con el Arsenal, en la tanda que definía al ganador y entregó el triunfo a su equipo.

“Nadie podrá quitarme esto nunca”, expresó Cech, quien puede que ponga esos dos penaltis en el mismo altar que el que le paró a Arjen Robben, en la final de la Champions League en Múnich 2012.

“Es una especie de sueño que tenía desde niño. Salir a la pista de hielo y jugar”, sentenció Cech, quien hace 12 años reapareció con su famoso casco de rugby, su solución a la medida precautoria que debía cubrir tras el rodillazo que le causó una fractura craneal.

Quizás es lo mismo que le ocurrió a Jordan. Lo que siempre se consideró un fracaso o un error en la carrera del más grande del baloncesto, no fue más que el deseo de lograr un sueño de niño o cumplir la promesa hecha a su padre ya fallecido.

Como si a cualquier aficionado le ofrecen la oportunidad de jugar con su equipo favorito durante un día, empuñar una raqueta ante Rafael Nadal o lanzar triples en el Madison Square Garden.

¿Quién diría que no a una nueva aventura, a un nuevo reto, a una nueva vida? Petr no, Michael tampoco. ¿Y usted?

Local

Sin vaquillada, Teoceló vibró con los tapetes y la fe a la virgen de la Asunción

Se respetó el reglamento del maltrato animal y Teocelo festejó con sus tradicionales desfiles y tapetes

Local

Casas de empeño: ¿Salvación para familias o compromisos impagables?

Antonio Díaz aguarda a su esposa que minutos antes entró al lugar para recuperar la televisión que empeñaron seis meses atrás

Local

¿Empresas colombianas están detrás de fraudes en préstamos? Condusef opina

Aplicaciones para teléfonos móviles o páginas de redes sociales ofrecen supuestos préstamos inmediatos y atractivos con mínimos requisitos

Política

Ante ola de violencia, AMLO ampliaría reuniones de seguridad y realizaría conferencias en sábado

El mandatario señaló también que sus adversarios utilizan los fines de semana "para distorsionar la situación del país"

Mundo

Sube a seis la cifra de muertos por explosión en mercado de Armenia

Las operaciones de rescate han continuado hasta la mañana de hoy pues se cree que aún hay personas atrapadas bajo los escombros

Cine

20 Años 20 Mujeres en el FICM | Astrid Rondero y Fernanda Valadez, una mancuerna poderosa del cine nacional

Astrid Rondero y Fernanda Valadez han presentado en el Festival Internacional de Cine de Morelia sus dos filmes: Los días más oscuros de nosotras y Sin señas particulares

Local

¿Empresas colombianas están detrás de fraudes en préstamos? Condusef opina

Aplicaciones para teléfonos móviles o páginas de redes sociales ofrecen supuestos préstamos inmediatos y atractivos con mínimos requisitos

Local

¿Quién dio permiso para talar árboles en Homex? Vecinos se quejan

Vecinos dicen que personas que se identificaron como Patronato cortaron más de 15 árboles

Local

Casas de empeño: ¿Salvación para familias o compromisos impagables?

Antonio Díaz aguarda a su esposa que minutos antes entró al lugar para recuperar la televisión que empeñaron seis meses atrás