/ lunes 4 de diciembre de 2023

¿Sabes cuál otra virgen se celebra en diciembre? Te contamos su historia

Esta virgen es la tercera imagen mariana más venerada en México

Hace ya varios días comenzaron las peregrinaciones anuales a la Virgen de Guadalupe, cuya fiesta se celebra el próximo 12 de diciembre. En Xalapa la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en el Dique recibe a miles de peregrinos de distintos municipios y estados de la república que llegan para adorar y pedir a la guadalupana por sus milagros y a cumplir las mandas que le han hecho en momentos difíciles.

Pero hay otra virgen que es muy conocida entre los mexicanos y que ha ido aumentado su número de fieles a través de los años y sobre todo por los milagros que, quienes han sido testigos, ha cumplido. Nos referimos a la Virgen de Juquila.

¿Quién es la Virgen de Juquila?

Nuestra Señora Inmaculada de Juquila, o más conocida entre sus fieles como la Virgen de Juquila, es una Advocación mariana de la Virgen María, que es venerada en Santa Catarina Juquila del estado de Oaxaca. Esta imagen es un ícono religioso de la etnia chatina, que se remonta al año 400 a.c.

Su santuario se encuentra en la población que lleva el mismo nombre en la entidad oaxaqueña. Su fiesta y celebración se llevan a cabo el 8 de diciembre, donde los habitantes y sus creyentes hacen bailes tradicionales con música típica que resultan en festejos muy coloridos y cálidos.

Nuestra Señora Inmaculada de Juquila, o más conocida entre sus fieles como la Virgen de Juquila | Foto ilustrativa: Cuartoscuro.com

La Virgen de Juquila es la tercera imagen mariana más venerada en México, después de la Virgen de Guadalupe y San Juan de los Lagos. En Oaxaca es la segunda patrona de esta entidad, siendo la Virgen de la Soledad la más venerada. Más de un millón de peregrinos visitan anualmente el Santuario de la Inmaculada virgen de Juquila.

¿Cuál es la historia de la Inmaculada Virgen de Juquila?

Antes de mencionar la historia de esta venerada imagen, debemos mencionar que la comunidad donde se erige su santuario, Juquila, se fundó en el año 1272, donde los primeros pobladores provenían de la región mixteca.

La Virgen de Juquila es la tercera imagen mariana más venerada en México | Foto ilustrativa: Cuartoscuro.com

Hacia 1527, se encuentra una leyenda que dice que el fraile Jordán visitó la región mencionada con la misión de evangelizar a sus habitantes. Por ello, se dice que le dio trabajo a un campesino, pero además compartió con él la fe religiosa que el monje practicaba. Al terminar su tarea, el religioso le regaló al campesino una imagen de la Virgen de la Purísima Concepción.

Esa imagen había sido tallada en madera en España, contaba con algunas decoraciones y tenía leves señas del paso del tiempo. Su tamaña era de 30 cm de alto y 10,5 cm en la parte más ancha en su base. Cabe mencionar que estas medidas son características en las imágenes actuales y las más adquiridas por los creyentes hoy en día.

Poco después decidieron resguardar esta imagen con un protector hecho de plata para evitar que se deteriora. Para el año 1630 esta imagen fue trasladada a la capilla de Zacate. Tiempo después se originó un atroz incendio que redujo a cenizas todo el santuario.

Más de un millón de peregrinos visitan anualmente el Santuario de la Inmaculada virgen de Juquila | Foto ilustrativa: Andrea Murcia Monsivais

¿Qué pasó con la imagen de la virgen? Se cuenta que milagrosamente la imagen estaba intacta, sin un daño a causa del incendio ni en malas condiciones, por ello a partir ese suceso se le atribuyeron poderes milagrosos.

Así, pasaron los años y la imagen fue recibiendo a creyentes que acudían a ella para pedirle milagros, orar por sus familias y en busca de una resolución a sus dificultades. Llegado el año 1784 la imagen fue enviada a la ciudad de Juquila, donde se levantó un gran templo en su honor y para darle un lugar digno acorde a su valor.

En febrero del 2014, el Papa Francisco concedió la Coronación Pontificia a la Inmaculada Virgen de Juquila. Este hecho histórico fue transcendental para el santuario mariano en Oaxaca, haciendo de este un gran y majestuoso evento el 8 de octubre del mismo año en una Solemne Eucaristía que se celebró en presencia del entonces nuncio apostólico monseñor Christophe Pierre junto al arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, monseñor José Luis Chávez Botello y su obispo auxiliar.

En 1784 la imagen fue enviada a la ciudad de Juquila, donde se levantó un gran templo en su honor | Foto ilustrativa: Arturo Pérez Alfonso

¿Cuáles son las características de la imagen de la Inmaculada Virgen de Juquila?

Sus características físicas son una aureola compuesta por 12 estrellas y la luna debajo de sus pies, esto evoca a la mujer del Apocalipsis, representando la lucha de la iglesia y sus miembros contra el mal.

Cuenta con una corona que se compone de maíz, ángeles y flores de Oaxaca; una cruz con un rubí; en la parte inferior de la corona tiene esmeraldas y pasajes del evangelio grabados (la anunciación, las bodas de Caná, el calvario, la huida a Egipto y el nacimiento, entre otros).

Su peinado se caracteriza por ser dos grandes trenzas, como es el típico peinado de las mujeres indígenas, aunque en las imágenes también se presenta con el cabello suelto y con una cabellera larga en su espalda.

Su peculiar vestimenta es un vestido en tela tisú de plata, que permite visualizar sus manos. En la parte de enfrente inferior se deja ver el monograma de Jesús. De manto lleva raso de seda en color azul turquesa, con bordados de hilo de oro y azucenas. En ambos lados del manto se presentan monogramas de María y José, junto al de Jesús, que evocan a la Sagrada Familia.

La imagen cuenta con incrustaciones de perlas, en la parte superior derecha sobresale una paloma en pleno vuelo con un ramo de olivo, hecha de plata que alude al espíritu santo y expresa el don de la paz.

Juquilita, como se le conoce popularmente, porta el bastón de mando indígena; detrás de su manto tiene dos escudos del Papa y del arzobispo, como muestra de la coronación pontificia.

En Oaxaca es la segunda patrona de esta entidad | Foto ilustrativa: Cuartoscuro.com

Finalmente, su base que está tallada en madera invoca las raíces y la cultura de Oaxaca.

En Veracruz, el número de creyentes de Juquilita ha aumentado significativamente. Además, en los pasillos del mercado Jáuregui, en Xalapa, podemos encontrar imágenes y sus peculiares vestidos, así como coronas para adornar la imagen de esta milagrosa virgen.

Hace ya varios días comenzaron las peregrinaciones anuales a la Virgen de Guadalupe, cuya fiesta se celebra el próximo 12 de diciembre. En Xalapa la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en el Dique recibe a miles de peregrinos de distintos municipios y estados de la república que llegan para adorar y pedir a la guadalupana por sus milagros y a cumplir las mandas que le han hecho en momentos difíciles.

Pero hay otra virgen que es muy conocida entre los mexicanos y que ha ido aumentado su número de fieles a través de los años y sobre todo por los milagros que, quienes han sido testigos, ha cumplido. Nos referimos a la Virgen de Juquila.

¿Quién es la Virgen de Juquila?

Nuestra Señora Inmaculada de Juquila, o más conocida entre sus fieles como la Virgen de Juquila, es una Advocación mariana de la Virgen María, que es venerada en Santa Catarina Juquila del estado de Oaxaca. Esta imagen es un ícono religioso de la etnia chatina, que se remonta al año 400 a.c.

Su santuario se encuentra en la población que lleva el mismo nombre en la entidad oaxaqueña. Su fiesta y celebración se llevan a cabo el 8 de diciembre, donde los habitantes y sus creyentes hacen bailes tradicionales con música típica que resultan en festejos muy coloridos y cálidos.

Nuestra Señora Inmaculada de Juquila, o más conocida entre sus fieles como la Virgen de Juquila | Foto ilustrativa: Cuartoscuro.com

La Virgen de Juquila es la tercera imagen mariana más venerada en México, después de la Virgen de Guadalupe y San Juan de los Lagos. En Oaxaca es la segunda patrona de esta entidad, siendo la Virgen de la Soledad la más venerada. Más de un millón de peregrinos visitan anualmente el Santuario de la Inmaculada virgen de Juquila.

¿Cuál es la historia de la Inmaculada Virgen de Juquila?

Antes de mencionar la historia de esta venerada imagen, debemos mencionar que la comunidad donde se erige su santuario, Juquila, se fundó en el año 1272, donde los primeros pobladores provenían de la región mixteca.

La Virgen de Juquila es la tercera imagen mariana más venerada en México | Foto ilustrativa: Cuartoscuro.com

Hacia 1527, se encuentra una leyenda que dice que el fraile Jordán visitó la región mencionada con la misión de evangelizar a sus habitantes. Por ello, se dice que le dio trabajo a un campesino, pero además compartió con él la fe religiosa que el monje practicaba. Al terminar su tarea, el religioso le regaló al campesino una imagen de la Virgen de la Purísima Concepción.

Esa imagen había sido tallada en madera en España, contaba con algunas decoraciones y tenía leves señas del paso del tiempo. Su tamaña era de 30 cm de alto y 10,5 cm en la parte más ancha en su base. Cabe mencionar que estas medidas son características en las imágenes actuales y las más adquiridas por los creyentes hoy en día.

Poco después decidieron resguardar esta imagen con un protector hecho de plata para evitar que se deteriora. Para el año 1630 esta imagen fue trasladada a la capilla de Zacate. Tiempo después se originó un atroz incendio que redujo a cenizas todo el santuario.

Más de un millón de peregrinos visitan anualmente el Santuario de la Inmaculada virgen de Juquila | Foto ilustrativa: Andrea Murcia Monsivais

¿Qué pasó con la imagen de la virgen? Se cuenta que milagrosamente la imagen estaba intacta, sin un daño a causa del incendio ni en malas condiciones, por ello a partir ese suceso se le atribuyeron poderes milagrosos.

Así, pasaron los años y la imagen fue recibiendo a creyentes que acudían a ella para pedirle milagros, orar por sus familias y en busca de una resolución a sus dificultades. Llegado el año 1784 la imagen fue enviada a la ciudad de Juquila, donde se levantó un gran templo en su honor y para darle un lugar digno acorde a su valor.

En febrero del 2014, el Papa Francisco concedió la Coronación Pontificia a la Inmaculada Virgen de Juquila. Este hecho histórico fue transcendental para el santuario mariano en Oaxaca, haciendo de este un gran y majestuoso evento el 8 de octubre del mismo año en una Solemne Eucaristía que se celebró en presencia del entonces nuncio apostólico monseñor Christophe Pierre junto al arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, monseñor José Luis Chávez Botello y su obispo auxiliar.

En 1784 la imagen fue enviada a la ciudad de Juquila, donde se levantó un gran templo en su honor | Foto ilustrativa: Arturo Pérez Alfonso

¿Cuáles son las características de la imagen de la Inmaculada Virgen de Juquila?

Sus características físicas son una aureola compuesta por 12 estrellas y la luna debajo de sus pies, esto evoca a la mujer del Apocalipsis, representando la lucha de la iglesia y sus miembros contra el mal.

Cuenta con una corona que se compone de maíz, ángeles y flores de Oaxaca; una cruz con un rubí; en la parte inferior de la corona tiene esmeraldas y pasajes del evangelio grabados (la anunciación, las bodas de Caná, el calvario, la huida a Egipto y el nacimiento, entre otros).

Su peinado se caracteriza por ser dos grandes trenzas, como es el típico peinado de las mujeres indígenas, aunque en las imágenes también se presenta con el cabello suelto y con una cabellera larga en su espalda.

Su peculiar vestimenta es un vestido en tela tisú de plata, que permite visualizar sus manos. En la parte de enfrente inferior se deja ver el monograma de Jesús. De manto lleva raso de seda en color azul turquesa, con bordados de hilo de oro y azucenas. En ambos lados del manto se presentan monogramas de María y José, junto al de Jesús, que evocan a la Sagrada Familia.

La imagen cuenta con incrustaciones de perlas, en la parte superior derecha sobresale una paloma en pleno vuelo con un ramo de olivo, hecha de plata que alude al espíritu santo y expresa el don de la paz.

Juquilita, como se le conoce popularmente, porta el bastón de mando indígena; detrás de su manto tiene dos escudos del Papa y del arzobispo, como muestra de la coronación pontificia.

En Oaxaca es la segunda patrona de esta entidad | Foto ilustrativa: Cuartoscuro.com

Finalmente, su base que está tallada en madera invoca las raíces y la cultura de Oaxaca.

En Veracruz, el número de creyentes de Juquilita ha aumentado significativamente. Además, en los pasillos del mercado Jáuregui, en Xalapa, podemos encontrar imágenes y sus peculiares vestidos, así como coronas para adornar la imagen de esta milagrosa virgen.

Local

FGE investiga fallecimiento de 7 jóvenes en Coatzacoalcos

La titular de la Fiscalía General del Estado de Veracruz reiteró que al momento todo indica que se trató de un lamentable accidente

Policiaca

Muere una de las víctimas atropelladas en Martínez de la Torre

La persona que murió es habitante de la localidad Agrícola Emiliano Zapata, de Martínez de la Torre

Local

Disminuye potencial de lluvias, temperatura aumentará advierte la SPC

Se analiza vanguada en el suroeste del Golfo de México y la onda tropical 10

Local

Edificios sin mantenimiento en Veracruz, latente riesgo para ciudadanos [Video]

Autoridades de Protección Civil de Veracruz advierten sobre la falta de mantenimiento en varios inmuebles del primer cuadro de la ciudad

Local

Exponen imagen del Sagrado Corazón de Jesús de 150 años en la Catedral de Veracruz [Video]

Tras la intervención integral que recibió la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, se calcula que su conservación tenga una duración para otros cien años

Policiaca

Detienen a dos hombres en el parque Juárez por alterar el orden público

Los hechos iniciaron en los bajos del Palacio de Gobierno, sobre la zona centro de la ciudad de Xalapa