/ viernes 12 de octubre de 2018

Grecia prohíbe a los turistas con sobrepeso los viajes en burro

La nueva norma se da luego de que PETA denunciara que los animales "quedaban paralizados por culpa de jinetes obesos"

La Asociación Peta denunció la explotación y el maltrato que sufren los burros en Grecia al ser usados como transporte para los turistas, por lo que el gobierno griego decidió que desde ahora queda prohibido que los turistas con sobrepeso monten a dichos animales.

De acuerdo con el diario británico The Mirror, PETA denunció que "los animales quedaban paralizados por culpa de jinetes obesos" a pesar de que Santorini, la isla donde se lleva a cabo esta práctica, ya cuenta con un sistema de teleférico.

Asimismo, reveló que los burros se veían obligados a cargar cada vez personas más pesadas mientras trabajan largas horas, siete días a la semana sin refugio, descanso ni agua, dejándolos con lesiones en la columna vertebral.

Cabe destacar que las imágenes de asnos cargando turistas por callejones y escalones estrechos en la isla generaron mucho revuelo a principios de año y fue a partir de ahí que la organización en defensa de los animales manifestó su indignación.

Tras la polémica, el Ministerio de Desarrollo Rural y Alimentación del país publicó un nuevo conjunto de regulaciones que establecen que los burros que dan paseos turísticos en Santorini no deben transportar cargas que pesen más de 100 kg, o una quinta parte de su peso.


La Asociación Peta denunció la explotación y el maltrato que sufren los burros en Grecia al ser usados como transporte para los turistas, por lo que el gobierno griego decidió que desde ahora queda prohibido que los turistas con sobrepeso monten a dichos animales.

De acuerdo con el diario británico The Mirror, PETA denunció que "los animales quedaban paralizados por culpa de jinetes obesos" a pesar de que Santorini, la isla donde se lleva a cabo esta práctica, ya cuenta con un sistema de teleférico.

Asimismo, reveló que los burros se veían obligados a cargar cada vez personas más pesadas mientras trabajan largas horas, siete días a la semana sin refugio, descanso ni agua, dejándolos con lesiones en la columna vertebral.

Cabe destacar que las imágenes de asnos cargando turistas por callejones y escalones estrechos en la isla generaron mucho revuelo a principios de año y fue a partir de ahí que la organización en defensa de los animales manifestó su indignación.

Tras la polémica, el Ministerio de Desarrollo Rural y Alimentación del país publicó un nuevo conjunto de regulaciones que establecen que los burros que dan paseos turísticos en Santorini no deben transportar cargas que pesen más de 100 kg, o una quinta parte de su peso.


Policiaca

Abandonan cuerpos a metros de las instalaciones de la Policía Federal

Son dos varones, ambos con huellas de haber sido torturados, con rostros vendados y maniatados

Deportes

Pedro Antonio, el joven veracruzano que está a un paso de las Grandes Ligas

El nativo de Hueyapan de Ocampo, a sus 17 años, ya firmó con los Filis de Filadelfia

Local

Todo el pueblo sabe de un secuestro y lo calla bebiendo cerveza

En este relato dominical Miguel Valera escribe sobre lo que pasa en un pueblo cuando ocurre un "levantón" más

Local

Foros por la igualdad, un fracaso: Iglesia

El matrimonio no es un derecho sino una institución

Policiaca

Continúan los operativos de alcoholimetría en Xalapa

Algunos automovilistas que intentaban evadir el filtro de seguridad fueron intervenidos por efectivos de la policía

Local

En Villa Rica el mar ya tiró negocios... ahora va por las casas

Habitantes refieren que el mar avanza y que se ha "comido" buena parte de la playa

Deportes

Pedro Antonio, el joven veracruzano que está a un paso de las Grandes Ligas

El nativo de Hueyapan de Ocampo, a sus 17 años, ya firmó con los Filis de Filadelfia

Local

Todo el pueblo sabe de un secuestro y lo calla bebiendo cerveza

En este relato dominical Miguel Valera escribe sobre lo que pasa en un pueblo cuando ocurre un "levantón" más

Policiaca

Abandonan cuerpos a metros de las instalaciones de la Policía Federal

Son dos varones, ambos con huellas de haber sido torturados, con rostros vendados y maniatados