/ miércoles 11 de noviembre de 2020

Natural | ¿Usarías un cepillo dental reciclado?

La amenaza del plástico para el medio ambiente impulsa a las nuevas empresas a buscar soluciones que permitan reducir la contaminación del planeta

El plástico se convierte cada vez más en el enemigo mortal a vencer en la humanidad y el incremento en el uso de los desechables en la pandemia también generó una forma alternativa de pensar entre los emprendedores, quienes se inclinan cada vez más por la creación de productos sostenibles.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada año son vertidas en los océanos alrededor de 13 millones de toneladas de plástico y se espera que para 2050 existan cerca de 12 mil millones de toneladas de desechos plásticos en el mar.

Los emprendedores se reparten por todo el continente y Perú es uno de los lugares que tiene mayor interés en desarrollar este tipo de productos.

La crisis del Covid-19 es una oportunidad “acelerada” para la innovación y el emprendimiento y debe ser aprovechada. Ese es el aprendizaje que dejó el Innóvate Perú Summit 2020, el mayor evento en ese país para emprendedores, inversores e innovadores.

A juicio de Rosmary Cornejo, coordinadora ejecutiva de Innóvate, el organismo público peruano dedicado a la innovación, esta reunión ha permitido rescatar, particularmente en el contexto de la pandemia el “rol del Estado para el desarrollo de la innovación”, y como precisamente han sido los estados los que han reaccionado a la pandemia con tecnología, ciencia y emprendimiento.

“En 10 años, han sido seis meses... Se trabajan ahora cosas que se pensaban para dentro de varios años”, razonó.

“La idea es poder a través de la innovación ganar factores diferenciadores que nos puedan generar ventajas competitivas que sean sostenibles en el tiempo para que nuestras Mipymes se puedan diferenciar y obtener mayor productividad y beneficios”, dijo Gonzalo Villarán, jefe de la unidad de desarrollo y gestión de conocimiento de Innóvate Perú.

SOSTENIBILIDAD EN MÉXICO

En México cada vez se suman más emprendedores que tratan de disminuir su huella ecológica y a la par, fomentar una cultura del cuidado con el medio ambiente basada en la sostenibilidad y reutilización de los insumos.

De acuerdo con la ONU, para 2050 en los océanos habrá más plástico que peces. El mismo organismo advierte que América, Japón y la Unión Europea son los mayores productores de desechos plásticos per cápita en el mundo.

Además, sólo nueve por ciento de los nueve mil millones de toneladas de plástico que se han producido en el planeta ha sido reciclado.

En México, desde el año pasado se empezaron a implementar leyes para prohibir los materiales plásticos de un solo uso, como las bolsas, popotes, cubiertos o vasos desechables.

Estas iniciativas ya dieron resultados entre los innovadores, a través de la creación de diversos productos que sustituyen este material, entre los que destacan los popotes de metal reutilizables, los vasos desechables biodegradables elaborados con fécula de maíz, los cubiertos de bambú, e incluso muebles con envases de Tetrapack reciclados.

Una de las empresas especializadas en el desarrollo de productos sostenibles es la consultoría en diseño Nos. Su labor consiste en elaborar productos que generen un impacto social.

Vale la pena invertir en proyectos sostenibles, porque se trata de pensar en el ambiente y su cuidadoAgustín Otegui / Ceo de NOS

Su CEO, Agustín Otegui, asegura que el despacho de diseño gestiona proyectos sostenibles y amigables con el medio ambiente, con la intención de fomentar una economía circular y demostrar al mercado y al consumidor que es posible generar productos interesantes y útiles con un bajo impacto en el planeta.

Por ello, entre algunos de sus proyectos se encuentra el mobiliario hecho con envases Tetrapack. El directivo destaca como el ejemplo la construcción de una banca con basurero, pensada para su colocación en espacios públicos.

Para abastecerse del producto, Nos se propone instalar centros de acopio de los envases y partir de lo recolectado generar láminas similares al triplay que son resistentes al agua y están diseñadas para su uso en exteriores.

“Lo que necesitan es que el envase de Tetrapak tenga valor en el mercado para que la gente lo quiera reciclar y a partir de aquí surgen ideas como la banca, un producto para espacios públicos”, cuenta el director general de Nos.

Otro de los proyectos que se exhibe en su página de internet es el Casco reciclable y compostable, elaborado a partir de Mycelium, un hongo que crece en la paja y desarrolla una “espuma” la cual brinda amortiguación a la hora de un impacto.

Se espera que este producto salga a la venta durante el los primeros seis meses de 2021 y es desarrollado en conjunto con la empresa Polybion.

Se trata de un juguete didáctico pensado para que los niños puedan crear su propio casco de protección.

“Ellos reciben un molde termoformado con una bolsa de material en polvo. Tienen que poner el material en el molde y bajo la sombra y a los 15 días el casco ya creció. Es una manera de que el niño aprenda de sustentabilidad”, explica.

CEPILLO DE DIENTES

En la actualidad, la Organización de las Naciones Unidas estima que uno por ciento de los desechos plásticos proviene de un artículo indispensable para la higiene personal: el cepillo de dientes.

En este sentido, la consultoría desarrolla el cepillo de dientes Everloop, que está hecho de plástico reciclado con cerdas intercambiables, que pueden convertirse en composta.

El mango del cepillo tiene una duración de dos años, contra los desechables comunes que deben cambiarse al menos una vez cada tres meses, de acuerdo con las recomendaciones de la Asociación Dental Mexicana.

Agustín Otegui señala que Everloop surgió como una propuesta al tratar de encontrar una solución para la epidemia de desecho de cepillos dentales y también de analizar las diferentes opciones sustentables en el mercado.

“Este proyecto salió por una necesidad. Vimos que en la industria de los cepillos de dientes, al final de cuentas los productos se desechan y es un plástico bueno en el sentido de que le meten mucha tecnología y a los tres meses, que es la fecha que recomiendan los dentistas para cambiar tu cepillo, todo esto se va a la basura sólo porque las cerdas se desgastan. A partir de ello, repensamos el modelo del negocio o en cómo se tienen que producir y desechar los cepillos de dientes”.

Su innovación se basa en que se trata de un artículo de higiene bucal con cerdas intercambiables, y aunque esto puede no sonar tan novedoso, su diseño y los materiales con los que está hecho fueron pensados para hacerlo totalmente reciclable.

De acuerdo con el CEO de Nos, la cabeza del instrumento de higiene tiene un mecanismo de bisagra que permite al usuario abrir y cerrar para reemplazar los nuevos conjuntos de cerdas.

Se trabajan ahora cosas que se pensaban para dentro de varios añosRosmary Cornejo / Coordinadora ejecutiva de Innóvate

El cuerpo del cepillo está hecho de plástico reciclado a partir de otros cepillos de dientes que son desechables y las cerdas están hechas de bambú, por lo que puedes llevarlas a la basura cada que se desgasten sin preocupaciones por su impacto en el ambiente, pues no contienen plástico, lo que las hace 100 por ciento compostables en comparación con las cabezas desechables antes vistas.

“Las cerdas son intercambiables. Tiras lo que se gastó y te quedas con el mango del cepillo. Decimos que son dos años pero la realidad es que el cuerpo de este artículo es de un material resistente que podría aguantar más tiempo. La idea inicial es que el mango del cepillo sea plástico reciclado inyectado y las cerdas sean de bambú”, indica Agustín.

Asimismo, explica que el equipo de trabajo está pensando en implementar un material nuevo para las cerdas también cien por ciento compostable. Se trata de un “nylon” orgánico, hecho a partir de las semillas de ricino, teniendo como característica una mayor suavidad. Actualmente estas fibras son utilizadas para fabricar tenis biodegradables.

“Estamos pensando en un material nuevo que se llama castor beans, es como una semilla de la que se puede sacar un tipo de nylon orgánico. Y la idea es eso. El bambú fue una idea inicial donde tratamos de usar cerdas naturales de fibras naturales y que en el mercado se estaban produciendo. La idea era retomar lo que ya estaba en el mercado, pero ahora queremos usar este nylon, al final de cuentas se trata de tener diferentes tipos de materiales biodegradables. El chiste es masificar lo que sea fácil de producir y que realmente sea barato”, señala Otegui.

Una de las mayores problemáticas a las que se enfrenta la industria de la higiene es su uso recurrente, pues los dentistas recomiendan que este artículo sea cambiado cada tres o cuatro meses.

Otras recomendaciones señalan cambiarlo cada que una persona se enferme de gripe, o de las anginas, si se tuvo tratamiento contra la caries, si hubo alguna enfermedad estomacal, así como cuando las cerdas se mantuvieron húmedas por más de 48 horas, o bien si saliste de viaje por más de una semana con el cepillo.

De acuerdo con la información proporcionada por Nos, los cepillos de dientes tendrán consigo ocho juegos de cerdas.

A su vez, cada una de ellas tendrá una vida útil en promedio de tres meses, similar a la de los cepillos desechables convencionales, por lo que en conjunto, el cepillo de dientes adquirirá una durabilidad de al menos dos años.

“Va a impactar de manera favorable al medio ambiente al no estar tirando un cepillo cada tres meses. Le estamos dando el mínimo de dos años, lo equivalente a ocho cepillos por usuario tirados a la basura durante este mismo tiempo”, precisa.

No obstante, la amabilidad del producto con el medio ambiente no se detendría ahí, pues el empaque diseñado para la venta del cepillo dental estará hecho de pulpa de papel termoformado, lo que lo convierte en un empaque también 100 por ciento compostable.

“Eso es todo un concepto del repensar el cepillo de dientes, porque la gente con la que hemos estado trabajando lleva años en la industria y nunca se les ocurrió algo similar, nadie pensó en esta solución de esta manera”, añade Agustín.

“El producto todavía no existe en el mercado, estamos en pláticas con una empresa global, nos buscó y estamos tramitando las licencias. Tenemos tres años de ‘colchón’ para que el producto salga a la venta, pero esperemos que sea antes, en aproximadamente un año y medio o dos”, detalla el directivo.

Por la etapa en la que se encuentra el proyecto, Agustín indica que aún no se tiene pensado un precio aproximado del Everloop y por lo pronto se encuentran diseñando modelos de negocio.

Además, Otegui informa que varios países están interesados en el producto, como Australia y países de Europa y Asia; y agrega que se espera salga a la venta en línea y a través de supermercados y tiendas departamentales.

“Me gustaría que México fuera el primer país en el que el cepillo dental salga a la venta. Hemos pensado en países de todo el mundo para su distribución. Hemos tenido correos de Europa, Asia, países árabes, Australia. Everloop ha tenido mucho éxito”, asevera.

Después de la presentación de sus productos, el CEO de Nos indica que espera “que la gente esté consciente que vale la pena invertir en diseño y vale invertir en proyectos sostenibles, porque al final se trata de pensar en el medio ambiente y su cuidado”, concluyó.

Con información de EFE




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El plástico se convierte cada vez más en el enemigo mortal a vencer en la humanidad y el incremento en el uso de los desechables en la pandemia también generó una forma alternativa de pensar entre los emprendedores, quienes se inclinan cada vez más por la creación de productos sostenibles.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada año son vertidas en los océanos alrededor de 13 millones de toneladas de plástico y se espera que para 2050 existan cerca de 12 mil millones de toneladas de desechos plásticos en el mar.

Los emprendedores se reparten por todo el continente y Perú es uno de los lugares que tiene mayor interés en desarrollar este tipo de productos.

La crisis del Covid-19 es una oportunidad “acelerada” para la innovación y el emprendimiento y debe ser aprovechada. Ese es el aprendizaje que dejó el Innóvate Perú Summit 2020, el mayor evento en ese país para emprendedores, inversores e innovadores.

A juicio de Rosmary Cornejo, coordinadora ejecutiva de Innóvate, el organismo público peruano dedicado a la innovación, esta reunión ha permitido rescatar, particularmente en el contexto de la pandemia el “rol del Estado para el desarrollo de la innovación”, y como precisamente han sido los estados los que han reaccionado a la pandemia con tecnología, ciencia y emprendimiento.

“En 10 años, han sido seis meses... Se trabajan ahora cosas que se pensaban para dentro de varios años”, razonó.

“La idea es poder a través de la innovación ganar factores diferenciadores que nos puedan generar ventajas competitivas que sean sostenibles en el tiempo para que nuestras Mipymes se puedan diferenciar y obtener mayor productividad y beneficios”, dijo Gonzalo Villarán, jefe de la unidad de desarrollo y gestión de conocimiento de Innóvate Perú.

SOSTENIBILIDAD EN MÉXICO

En México cada vez se suman más emprendedores que tratan de disminuir su huella ecológica y a la par, fomentar una cultura del cuidado con el medio ambiente basada en la sostenibilidad y reutilización de los insumos.

De acuerdo con la ONU, para 2050 en los océanos habrá más plástico que peces. El mismo organismo advierte que América, Japón y la Unión Europea son los mayores productores de desechos plásticos per cápita en el mundo.

Además, sólo nueve por ciento de los nueve mil millones de toneladas de plástico que se han producido en el planeta ha sido reciclado.

En México, desde el año pasado se empezaron a implementar leyes para prohibir los materiales plásticos de un solo uso, como las bolsas, popotes, cubiertos o vasos desechables.

Estas iniciativas ya dieron resultados entre los innovadores, a través de la creación de diversos productos que sustituyen este material, entre los que destacan los popotes de metal reutilizables, los vasos desechables biodegradables elaborados con fécula de maíz, los cubiertos de bambú, e incluso muebles con envases de Tetrapack reciclados.

Una de las empresas especializadas en el desarrollo de productos sostenibles es la consultoría en diseño Nos. Su labor consiste en elaborar productos que generen un impacto social.

Vale la pena invertir en proyectos sostenibles, porque se trata de pensar en el ambiente y su cuidadoAgustín Otegui / Ceo de NOS

Su CEO, Agustín Otegui, asegura que el despacho de diseño gestiona proyectos sostenibles y amigables con el medio ambiente, con la intención de fomentar una economía circular y demostrar al mercado y al consumidor que es posible generar productos interesantes y útiles con un bajo impacto en el planeta.

Por ello, entre algunos de sus proyectos se encuentra el mobiliario hecho con envases Tetrapack. El directivo destaca como el ejemplo la construcción de una banca con basurero, pensada para su colocación en espacios públicos.

Para abastecerse del producto, Nos se propone instalar centros de acopio de los envases y partir de lo recolectado generar láminas similares al triplay que son resistentes al agua y están diseñadas para su uso en exteriores.

“Lo que necesitan es que el envase de Tetrapak tenga valor en el mercado para que la gente lo quiera reciclar y a partir de aquí surgen ideas como la banca, un producto para espacios públicos”, cuenta el director general de Nos.

Otro de los proyectos que se exhibe en su página de internet es el Casco reciclable y compostable, elaborado a partir de Mycelium, un hongo que crece en la paja y desarrolla una “espuma” la cual brinda amortiguación a la hora de un impacto.

Se espera que este producto salga a la venta durante el los primeros seis meses de 2021 y es desarrollado en conjunto con la empresa Polybion.

Se trata de un juguete didáctico pensado para que los niños puedan crear su propio casco de protección.

“Ellos reciben un molde termoformado con una bolsa de material en polvo. Tienen que poner el material en el molde y bajo la sombra y a los 15 días el casco ya creció. Es una manera de que el niño aprenda de sustentabilidad”, explica.

CEPILLO DE DIENTES

En la actualidad, la Organización de las Naciones Unidas estima que uno por ciento de los desechos plásticos proviene de un artículo indispensable para la higiene personal: el cepillo de dientes.

En este sentido, la consultoría desarrolla el cepillo de dientes Everloop, que está hecho de plástico reciclado con cerdas intercambiables, que pueden convertirse en composta.

El mango del cepillo tiene una duración de dos años, contra los desechables comunes que deben cambiarse al menos una vez cada tres meses, de acuerdo con las recomendaciones de la Asociación Dental Mexicana.

Agustín Otegui señala que Everloop surgió como una propuesta al tratar de encontrar una solución para la epidemia de desecho de cepillos dentales y también de analizar las diferentes opciones sustentables en el mercado.

“Este proyecto salió por una necesidad. Vimos que en la industria de los cepillos de dientes, al final de cuentas los productos se desechan y es un plástico bueno en el sentido de que le meten mucha tecnología y a los tres meses, que es la fecha que recomiendan los dentistas para cambiar tu cepillo, todo esto se va a la basura sólo porque las cerdas se desgastan. A partir de ello, repensamos el modelo del negocio o en cómo se tienen que producir y desechar los cepillos de dientes”.

Su innovación se basa en que se trata de un artículo de higiene bucal con cerdas intercambiables, y aunque esto puede no sonar tan novedoso, su diseño y los materiales con los que está hecho fueron pensados para hacerlo totalmente reciclable.

De acuerdo con el CEO de Nos, la cabeza del instrumento de higiene tiene un mecanismo de bisagra que permite al usuario abrir y cerrar para reemplazar los nuevos conjuntos de cerdas.

Se trabajan ahora cosas que se pensaban para dentro de varios añosRosmary Cornejo / Coordinadora ejecutiva de Innóvate

El cuerpo del cepillo está hecho de plástico reciclado a partir de otros cepillos de dientes que son desechables y las cerdas están hechas de bambú, por lo que puedes llevarlas a la basura cada que se desgasten sin preocupaciones por su impacto en el ambiente, pues no contienen plástico, lo que las hace 100 por ciento compostables en comparación con las cabezas desechables antes vistas.

“Las cerdas son intercambiables. Tiras lo que se gastó y te quedas con el mango del cepillo. Decimos que son dos años pero la realidad es que el cuerpo de este artículo es de un material resistente que podría aguantar más tiempo. La idea inicial es que el mango del cepillo sea plástico reciclado inyectado y las cerdas sean de bambú”, indica Agustín.

Asimismo, explica que el equipo de trabajo está pensando en implementar un material nuevo para las cerdas también cien por ciento compostable. Se trata de un “nylon” orgánico, hecho a partir de las semillas de ricino, teniendo como característica una mayor suavidad. Actualmente estas fibras son utilizadas para fabricar tenis biodegradables.

“Estamos pensando en un material nuevo que se llama castor beans, es como una semilla de la que se puede sacar un tipo de nylon orgánico. Y la idea es eso. El bambú fue una idea inicial donde tratamos de usar cerdas naturales de fibras naturales y que en el mercado se estaban produciendo. La idea era retomar lo que ya estaba en el mercado, pero ahora queremos usar este nylon, al final de cuentas se trata de tener diferentes tipos de materiales biodegradables. El chiste es masificar lo que sea fácil de producir y que realmente sea barato”, señala Otegui.

Una de las mayores problemáticas a las que se enfrenta la industria de la higiene es su uso recurrente, pues los dentistas recomiendan que este artículo sea cambiado cada tres o cuatro meses.

Otras recomendaciones señalan cambiarlo cada que una persona se enferme de gripe, o de las anginas, si se tuvo tratamiento contra la caries, si hubo alguna enfermedad estomacal, así como cuando las cerdas se mantuvieron húmedas por más de 48 horas, o bien si saliste de viaje por más de una semana con el cepillo.

De acuerdo con la información proporcionada por Nos, los cepillos de dientes tendrán consigo ocho juegos de cerdas.

A su vez, cada una de ellas tendrá una vida útil en promedio de tres meses, similar a la de los cepillos desechables convencionales, por lo que en conjunto, el cepillo de dientes adquirirá una durabilidad de al menos dos años.

“Va a impactar de manera favorable al medio ambiente al no estar tirando un cepillo cada tres meses. Le estamos dando el mínimo de dos años, lo equivalente a ocho cepillos por usuario tirados a la basura durante este mismo tiempo”, precisa.

No obstante, la amabilidad del producto con el medio ambiente no se detendría ahí, pues el empaque diseñado para la venta del cepillo dental estará hecho de pulpa de papel termoformado, lo que lo convierte en un empaque también 100 por ciento compostable.

“Eso es todo un concepto del repensar el cepillo de dientes, porque la gente con la que hemos estado trabajando lleva años en la industria y nunca se les ocurrió algo similar, nadie pensó en esta solución de esta manera”, añade Agustín.

“El producto todavía no existe en el mercado, estamos en pláticas con una empresa global, nos buscó y estamos tramitando las licencias. Tenemos tres años de ‘colchón’ para que el producto salga a la venta, pero esperemos que sea antes, en aproximadamente un año y medio o dos”, detalla el directivo.

Por la etapa en la que se encuentra el proyecto, Agustín indica que aún no se tiene pensado un precio aproximado del Everloop y por lo pronto se encuentran diseñando modelos de negocio.

Además, Otegui informa que varios países están interesados en el producto, como Australia y países de Europa y Asia; y agrega que se espera salga a la venta en línea y a través de supermercados y tiendas departamentales.

“Me gustaría que México fuera el primer país en el que el cepillo dental salga a la venta. Hemos pensado en países de todo el mundo para su distribución. Hemos tenido correos de Europa, Asia, países árabes, Australia. Everloop ha tenido mucho éxito”, asevera.

Después de la presentación de sus productos, el CEO de Nos indica que espera “que la gente esté consciente que vale la pena invertir en diseño y vale invertir en proyectos sostenibles, porque al final se trata de pensar en el medio ambiente y su cuidado”, concluyó.

Con información de EFE




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Ve que producto es "cuidado como oro" y su precio bajó

El tanque de 20 kilos que valía 518 pesos con una de las compañías que lo tenían más barato, ahora vale 433 pesos

Local

Persistirá ambiente cálido en la entidad

Se mantiene la probabilidad de lluvias y tormentas, actividad eléctrica, ráfagas de viento y posible caída de granizo

Local

Estos fraccionamientos están sin luz; se las cortó CFE

El pasado 19 de julio entre todos los vecinos pagaron 145 mil pesos, sin embargo, por no haber completado el adeudo les cortaron otra vez la luz

Local

Persistirá ambiente cálido en la entidad

Se mantiene la probabilidad de lluvias y tormentas, actividad eléctrica, ráfagas de viento y posible caída de granizo

Local

En estos municipios iniciará vacunación contra Covid-19 a mayores de 18 años

Serán 120 municipios donde brigadas Correcaminos llegarán para completar la segunda dosis del grupo de 50 y más así como la primera a los de 18 y más

Ecología

Groenlandia sufre derretimiento masivo

Al día se han derretido cerca de ocho mil millones de toneladas de hielo por una ola de calor en el ártico

Deportes

Beisbolistas veracruzanos ganan torneo nacional y jugarán en Texas

El quipo Club Boston Veracruz cuenta con varios títulos conseguidos en la Liga Beto Ávila y desde de su creación siempre ha sido una institución seria

Local

Violencia contra trans se recrudece en Veracruz

De ocho crímenes de odio que se han registrado de enero a la fecha en Veracruz, tres han sido en contra de mujeres trans