/ domingo 30 de junio de 2024

Con “Los Tres Hermanos”, Manuel mantiene una generación más de panaderos tradicionales de Xalapa

En tiempos en los cuales hay un constante crecimiento de panaderías industriales, don Manuel se aferra a lo artesanal, a hacer pan de antaño

De los 70 años que ha vivido, el xalapeño Manuel González Hernández dice con orgullo tener 60 dedicado al noble oficio de panadero, con el compromiso de preservar las recetas tradicionales legadas por dos generaciones anteriores, la de su papá, Manuel, y su abuelo, Luis, hombres que fueron conocidos por sus procesos artesanales.

En compañía de dos ayudantes y rodeado de charolas con conchas, laureles y bolillos, el propietario de “Los Tres Hermanos” comparte que además de haber aprendido a elaborar pan, su oficio le ha permitido tener muchas amistades.

¿Cómo inició en el oficio de panadero?

Al recordar el pasado, menciona los tiempos de juventud, cuando además de hornear, salía a recorrer las calles con su canasto en la cabeza y un pregón que cada vez va quedando más en el olvido.

Actualmente a don Manuel lo encuentra uno en la panadería ubicada en la calle Cuitláhuac esquina con Azueta, en el centro de la capital del estado, donde ha atendido a personas de distintas edades durante los últimos 30 años.

Los otros 30 los pasó en distintos lugares. A los diez años, cuando dijo que ya no quería estudiar, su papá lo llevó a la panadería familiar, primero en Victoria, luego en Sayago, en La Lagunilla y también, unos metros atrás de donde ahora, a las 14:30 horas, todos los días hay pan caliente.

¿Por qué el nombre de “Los Tres Hermanos”?

El propietario de “Los Tres Hermanos” comparte que además de haber aprendido a elaborar pan, su oficio le ha permitido tener muchas amistades | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Porque su abuelito tuvo tres hijos panaderos, Luis, Manuel y Ricardo; los continuadores en la tercera generación fueron don Manuel y su hermano, quien ya falleció.

Con siete décadas y una buena salud, el entrevistado es el último González que mantiene el legado. A él sí le habría gustado que sus descendientes siguieran con el oficio, pero sus intereses fueron otros y afirma ser respetuoso.

Don Manuel se aferra a lo artesanal, a hacer pan de antaño, a utilizar las manos y verificar el paso a paso | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

En tiempos en los cuales hay un constante crecimiento de panaderías industriales, don Manuel se aferra a lo artesanal, a hacer pan de antaño, a utilizar las manos y verificar el paso a paso, hasta tener listas las conchas, el pan de huevo, el pan de granillo en Todos Santos y el pan de anís con piloncillo.

Hay muchas otras opciones, pero las mencionadas son las más buscadas por sus vecinos y personas de otros puntos de la ciudad que lo buscan o aprovechan su paso constante por el lugar.

El xalapeño está acostumbrado a “mañanear”, pero en los últimos tiempos, empieza un poco más tarde | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Dice tener clientes de Las Ánimas y de la periferia, así como de Coatepec y hasta del puerto de Veracruz.

“Hemos trabajado mucho para contar con una clientela segura, y también nos ha ayudado la recomendación de boca a boca”, expresa el hombre que reflexiona sobre su existencia y espera seguir en la labor mientras, declara, Dios le dé fuerzas.

Dice tener clientes de Las Ánimas y de la periferia, así como de Coatepec y hasta del puerto de Veracruz | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

El xalapeño está acostumbrado a “mañanear”, pero en los últimos tiempos, empieza un poco más tarde. La jornada inicia a las 6:30 para que, a la hora de la comida, esté listo el pan. Antes también hay, pero es del día anterior.

Con tantos años como panadero, le genera una sonrisa afirmar que no tiene un pan predilecto y, si acaso, se come una pieza, en la mañana o en la noche…

Además de don Manuel, en Xalapa perduran algunas otras panaderías donde lo artesanal se convierte en un atractivo pues el sabor, afirman los compradores, “es incomparable”.

A don Manuel le da gusto saber que no es el único y en su querida ciudad de nacimiento, aún queda mucho por escribir y contar en la historia de la panadería tradicional mexicana.

Además de don Manuel, en Xalapa perduran algunas otras panaderías donde lo artesanal se convierte en un atractivo | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Mantente informado de este y más temas en nuestro canal de YouTube ⬇️

De los 70 años que ha vivido, el xalapeño Manuel González Hernández dice con orgullo tener 60 dedicado al noble oficio de panadero, con el compromiso de preservar las recetas tradicionales legadas por dos generaciones anteriores, la de su papá, Manuel, y su abuelo, Luis, hombres que fueron conocidos por sus procesos artesanales.

En compañía de dos ayudantes y rodeado de charolas con conchas, laureles y bolillos, el propietario de “Los Tres Hermanos” comparte que además de haber aprendido a elaborar pan, su oficio le ha permitido tener muchas amistades.

¿Cómo inició en el oficio de panadero?

Al recordar el pasado, menciona los tiempos de juventud, cuando además de hornear, salía a recorrer las calles con su canasto en la cabeza y un pregón que cada vez va quedando más en el olvido.

Actualmente a don Manuel lo encuentra uno en la panadería ubicada en la calle Cuitláhuac esquina con Azueta, en el centro de la capital del estado, donde ha atendido a personas de distintas edades durante los últimos 30 años.

Los otros 30 los pasó en distintos lugares. A los diez años, cuando dijo que ya no quería estudiar, su papá lo llevó a la panadería familiar, primero en Victoria, luego en Sayago, en La Lagunilla y también, unos metros atrás de donde ahora, a las 14:30 horas, todos los días hay pan caliente.

¿Por qué el nombre de “Los Tres Hermanos”?

El propietario de “Los Tres Hermanos” comparte que además de haber aprendido a elaborar pan, su oficio le ha permitido tener muchas amistades | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Porque su abuelito tuvo tres hijos panaderos, Luis, Manuel y Ricardo; los continuadores en la tercera generación fueron don Manuel y su hermano, quien ya falleció.

Con siete décadas y una buena salud, el entrevistado es el último González que mantiene el legado. A él sí le habría gustado que sus descendientes siguieran con el oficio, pero sus intereses fueron otros y afirma ser respetuoso.

Don Manuel se aferra a lo artesanal, a hacer pan de antaño, a utilizar las manos y verificar el paso a paso | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

En tiempos en los cuales hay un constante crecimiento de panaderías industriales, don Manuel se aferra a lo artesanal, a hacer pan de antaño, a utilizar las manos y verificar el paso a paso, hasta tener listas las conchas, el pan de huevo, el pan de granillo en Todos Santos y el pan de anís con piloncillo.

Hay muchas otras opciones, pero las mencionadas son las más buscadas por sus vecinos y personas de otros puntos de la ciudad que lo buscan o aprovechan su paso constante por el lugar.

El xalapeño está acostumbrado a “mañanear”, pero en los últimos tiempos, empieza un poco más tarde | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Dice tener clientes de Las Ánimas y de la periferia, así como de Coatepec y hasta del puerto de Veracruz.

“Hemos trabajado mucho para contar con una clientela segura, y también nos ha ayudado la recomendación de boca a boca”, expresa el hombre que reflexiona sobre su existencia y espera seguir en la labor mientras, declara, Dios le dé fuerzas.

Dice tener clientes de Las Ánimas y de la periferia, así como de Coatepec y hasta del puerto de Veracruz | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

El xalapeño está acostumbrado a “mañanear”, pero en los últimos tiempos, empieza un poco más tarde. La jornada inicia a las 6:30 para que, a la hora de la comida, esté listo el pan. Antes también hay, pero es del día anterior.

Con tantos años como panadero, le genera una sonrisa afirmar que no tiene un pan predilecto y, si acaso, se come una pieza, en la mañana o en la noche…

Además de don Manuel, en Xalapa perduran algunas otras panaderías donde lo artesanal se convierte en un atractivo pues el sabor, afirman los compradores, “es incomparable”.

A don Manuel le da gusto saber que no es el único y en su querida ciudad de nacimiento, aún queda mucho por escribir y contar en la historia de la panadería tradicional mexicana.

Además de don Manuel, en Xalapa perduran algunas otras panaderías donde lo artesanal se convierte en un atractivo | Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Mantente informado de este y más temas en nuestro canal de YouTube ⬇️

Local

Presa La Cangrejera, vulnerable por estrés hídrico en Veracruz: informe enlista las causas

Estos sistemas de almacenamiento de agua enfrentan recortes presupuestarios que impactan su operación y mantenimiento

Ecología

Estudiantes veracruzanos representan a México con proyecto de cultivo en concurso de Brasil

Leslie Vásquez García, Saúl Aguilar Bonilla y Darbien Miramontes Rivas son los creadores de un prototipo impresionante

Local

¿Se puede vivir en 50 metros cuadrados? Hay más veracruzanos pero menos espacio para habitar

Familias han tenido que acostumbrar y adaptar sus necesidades a espacios con 50 metros cuadrados

Doble Vía

Boca del Río tiene más de 5 siglos de historia; se fundó en la época prehispánica y ha evolucionado

La Virgen del Carmen fue eventualmente sustituida por Santa Ana, cuyas festividades se celebran en julio

Cultura

Isabel preserva el tejido ojo de perdiz ante la adversidad; explica cuál es la técnica y el secreto

A los 18 años, en Tlacotalpan, por necesidad de un ingreso, empezó a fijarse cómo se trabajaba el bejuco para lograr tener “un ojito”

Doble Vía

¿Cuántos años tiene? Una antigua ceiba habita en Boca del Río y es testigo de su fundación

Según los pobladores, este árbol tiene más de 200 años de existencia, aunque podría tener más tiempo