imagotipo

Alyosha Barreiro: música para “viajar”

POR JAVA
Ya habíamos comentado de él en alguna ocasión. Me refiero a Alyosha Barreiro, un músico mexicano muy completo. Posee tres carreras académicas: percusionista, música por computadora y music, productions and management, dicho esto de manera rimbombante.

Para él, la música es vida y sustento; alimento para el espíritu. Nos cuenta que desde los 14 años “es lo único que hago: música, música y más música”.

Alyosha Barreiro se graduó, además, con una licenciatura en arte dramático.

“Empecé como percusionista. Tengo tres disqueras que son parte de este proyecto musical. La industria ha cambiado mucho”.

Alyosha trae un disco que es una belleza: melodía relajante, para meditar, amar y disfrutar la música; con sonidos ancestrales y atmósferas vivenciales.

“Con este disco yo quería hacer un viaje, desde la canción uno comienza con piezas atmosféricas hasta temas electrónicos dimensionados que te invitan a viajar. Yo creo que la definición del éxito para mi carrera es viajar”, explicó.

Barreiro, quien ha querido incluir a México en su música, refiere que vive al cien por ciento de la música y relata que empezó con un proceso de exploración y búsqueda de su propia identidad.

Conoció al grupo Los Nok Niuk e hicieron “una mancuerna increíble”. Recuerda que en el año del bicentenario (2010) alternó con Alondra de la Parra, Aleks Syntek y Los Tigres del Norte en el Ángel de la Independencia. También le tocó cerrar el megadesfile del Día de Muertos que se filmó para la película Spectre, de James Bond -interpretada por el británico Daniel Craig- en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

“Entonces decido crear un viaje entre la world music, la electrónica y algo que yo llamo música sagrada. Tonana canta en este disco La llorona en lengua zapoteca y también participa conmigo Alex Otaola”.

Alyosha Barreiro advirtió que no está tratando de imitar lo que se hace en otros países, sino “hacer algo nuevo, diferente y dejarme llevar en las alas de la música”.

Refiere muy satisfecho que en Ecuador recibió el premio del Fuego Nuevo y que su trayectoria artística va muy bien, toda vez que “la música siempre es un placer” y, en su caso, “hay una fuerte intensión de transmitir la esencia mexicana”.

Lamentó, por otro lado, que disqueras “se están desmantelando” debido a que, en la actualidad, “domina el negocio de la industria digital”.

En este sentido, sostuvo que los estilos musicales se están unificando en un proceso de globalización que vive el planeta y al cual hay que adaptarse.