imagotipo

La historia detrás de “La Cuarta Compañía”, cinta que acaparó los Premios Ariel

Por Alejandro Cárdenas Ochoa

Basada en hechos reales, La 4ª Compañía, ópera prima de Amir Galván Cervera y  Mitzi Vanessa Arreola, es un poderoso  y contundente drama carcelario que reconstruye la historia de Los Perros, un equipo de futbol americano integrado por reclusos del penal de Santa Martha Acatitla, quienes en la noche se dedicaban a delinquir bajo las órdenes de la policía, en los tiempos de Arturo El Negro Durazo.

Hoy, en la 59 entrega del Ariel, premio con el que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) reconoce a lo mejor de la producción fílmica nacional y donde La 4ª compañía logró 10 galardones de 20 nominaciones

No te pierdas: La 4ª compañía arrasa en los Premios Ariel

Diez años tuvieron que transcurrir para que los realizadores pudieran concluir su película y estrenarla en el pasado Festival Internacional de Cine en  Guadalajara, donde conquistó el Premio Especial del Jurado al Largometraje Iberoamericano, Premio Guerrero de la Prensa al Mejor Largometraje de Ficción, Mejor Actor, para Adrián Ladrón; así como la recomendación para su selección en los próximos Globos de Oro.

La película es ante todo una profunda reflexión sobre la realidad del sistema penitenciario en México, a través de una historia ubicada a finales de los años 70, pero con una gran vigencia en nuestros días.

En 2003 el realizador Amir Galván realizó el documental Lo que quedó de Pancho,  que obtuvo el Ariel al Mejor Cortometraje Documental, en donde entró en contacto con el mundo carcelario, y justo ahí conoció la historia de Zambrano un joven que se dedicaba al robo de autos y cuyo anhelo era jugar futbol, sin embargo fue a parar al penal de Santa Martha Acatitla, y justo formó parte de La 4ª compañía y del equipo de Los Perros.

Amir Galván recuerda que registró varios testimonios en su visita a las cárceles para realizar este corto, tiempo después conoció a Mitzi Vanessa Arreola con quien compartió la historia y le propuso que escribiera el guión de La 4ª compañía.

“Me pareció que la historia era absolutamente cinematográfica, tenía mucha potencia y era un vehículo bastante adecuado para contar temas que como autora me interesaban explorar”, expresa Vannesa Arreola, tras comentar que era muy importante documentar y hacer una profunda investigación para saber qué era verdad o ficción de este relato.

“Fue un trabajo exhaustivo, consultamos documentos en la penitenciaria, periódicos, revistas, libros. Sobre el equipo de Los Perros es la parte con mucha luz de la historia, hay un registro sobre todo en los medios de comunicación, pero sobre La 4ª Compañía, está poco documentado, y es la parte negra de este relato”, expresa la co directora.

La película narra la historia de Zambrano, un delincuente juvenil que sólo anhela integrarse al equipo de fútbol americano conocido como Los Perros de Santa Martha Acatitla, sin embargo para ser parte de este grupo termina involucrándose en  el crimen organizado que opera en el interior de la cárcel,  ya que Los Perros son también La 4ª Compañía, un escuadrón de internos que controla el penal, además de dedicarse a robar autos con ayuda de la policía durante los tiempos de Arturo El Negro Durazo.

Esta ópera prima es una suerte de travesía en la que se sumaron diferentes productores, porque para darle rostro a la historia se filmó desde la entraña de Santa Martha Acatitla, con más de 300 personas del equipo. El permiso de las autoridades capitalinas tardó más de dos años, pero se pudo hacer, recuerda el director, luego de mencionar que durante este tiempo se dedicaron a ser parte de las actividades culturales en el penal y dieron cursos de guión, producción de cine, talleres, y al final algunos de los extras fueron los mismos reclusos.

La 4ª compañía también es un ejercicio coral donde participan los actores Adrián Ladrón,  Hernán Mendoza,  Andoni Gracia,  Gabino Rodríguez, Juan Carlos Flores,  Carlos Valencia,  Manuel Ojeda,  Guillermo Ríos,  Darío T. Pie, Erando González,  José Sefami,  Waldo Facco y Jorge Roldán.

Amir Galván considera que su filme es un viaje sobre la pérdida de la inocencia, y el guión participó en un taller con Vicente Leñero, además de  tener el aval de personalidades como  Felipe Cazals,  Marina Stavenhagen.

Mitzi Vanessa Arreola asegura que fue una producción compleja “una proceso formativo para poder ir de un lado a otro, me enseñó mucho sobre el cine y sobre la vida”.

Ahora los realizadores están a la espera de que La 4ª compañía se pueda estrenar en el último trimestre del año para que se conozca y se provoque la discusión sobre el sistema penitenciario en México.