imagotipo

Mandy Moore repunta en su carrera

Han pasado casi 20 años desde que Mandy Moore irrumpiera en escena a golpe de estribillos pop para adolescentes, un pasado que recuerda con cariño mientras se consolida como actriz de primera gracias a la serie This is us, todo un fenómeno en EU que evitó que dejara la interpretación.

“Fue una etapa complicada. Me preguntaba si debía seguir haciendo esto, si debía retomar los estudios, volver a hacer música o sentar la cabeza y formar una familia. Estaba realmente confundida sobre la dirección que debía tomar mi vida”, explicó la artista. La primera temporada del drama familiar This is us, nominada a tres Globos de Oro, incluida la candidatura de Moore como mejor actriz de reparto, se saldó en marzo con una conclusión que fue seguida por casi 13 millones de espectadores en Estados Unidos.

En enero, la cadena NBC renovó This is us por dos temporadas más.

“Ninguno nos podíamos imaginar algo así. La serie tiene vida propia ahora. Sabíamos que era especial, pero esto es una experiencia única en la vida de un actor. Es alucinante el apoyo y el amor que recibimos por parte de la audiencia”, sostuvo la actriz, de 33 años, a la que se le quiebra la voz cuando se le pregunta por una más que posible candidatura al Emmy.

“¡Oh, Dios! No puedo ni imaginarlo. Ya es un regalo ser parte de la serie. Realmente lo es todo para mí. Es un trabajo fijo y me da seguridad laboral. El que nos lleguen los reconocimientos es la guinda al pastel”, manifestó.
SU PRIMERA VEZ

Moore nunca antes había participado en una serie de televisión, pero más allá de esa circunstancia, lo que más le ha impactado de toda la experiencia ha sido la capacidad del formato para “conectar” con la gente.

“Se ha convertido en una discusión colectiva. La serie ha comenzado una conversación en la sociedad y ha hecho que la gente se abra y hable sobre situaciones personales que les hacen sentir muy vulnerables”, indicó.

Moore vive un momento tan destacado profesionalmente que no ha dudado en regresar al cine con una propuesta arriesgada y opuesta a todo lo que ha hecho previamente en su carrera.

Se trata de 47 meters down, de estreno el día 16, un thriller que cuenta la historia de supervivencia en el fondo del mar de dos hermanas acechadas por tiburones.

“Nunca había hecho algo así. Ni siquiera había pensado en tocar el género, pero el guion me encantó. Lo devoré por completo. Me entusiasmaba rodar bajo el agua”, explicó la intérprete.

La cinta, dirigida por Johannes Roberts y escrita por el español Ernest Riera y el propio Roberts, cuenta la carrera contrarreloj por sobrevivir de las jóvenes, que tras sufrir un accidente en una jaula de observación, tratan de subir a la superficie con menos de una hora de oxígeno en sus tanques. “Es mucho más que una película de tiburones. Es una historia sobre superar retos y el terror que supondría afrontar una situación así. El público está al borde de las butacas y cruza los dedos para que consigan sobrevivir”, valoró Moore.