imagotipo

Bancos están obligados a ofrecer cuentas de depósitos para recibir subsidios

  • Alejandro Durán
  • en Finanzas

A partir del 10 de agosto próximo, los bancos no deberán cobrar ni cancelar arbitrariamente las tarjetas de débito de los beneficiarios de programas gubernamentales, a menos de que transcurran seis meses consecutivos sin recibir depósitos por dicho concepto, dejó en claro el Banco de México (Banxico).

Lo anterior forma parte de una serie de ajustes regulatorios que publicó ayer el instituto central a través del Diario Oficial de la Federación (DOF), y que entrarán en vigor en seis meses, tiempo solicitado por los mismos bancos para realizar las adecuaciones correspondientes a sus sistemas.

“Los bancos deberán ofrecer cuentas de depósito sin costo para quienes reciben subsidios de programas gubernamentales”, subrayó el instituto central.

El banco encabezado por Agustín Carstens afirmó que la medida tiene como propósito central que una mayor proporción de la población pueda acceder a los servicios bancarios, así como facilitar la dispersión de subsidios a los beneficiarios de programas brindados por instancias gubernamentales.

De tal manera, a partir del 10 de agosto próximo, las cuentas mencionadas no podrán cobrar comisiones ni requerir el mantenimiento de un saldo promedio mensual.

Asimismo, los servicios mínimos que deberán proveer los bancos en esas cuentas incluyen entre otros, apertura y cierre, otorgamiento de una tarjeta de débito al beneficiario y su reposición en caso de desgaste o renovación, abono de recursos a la cuenta por cualquier medio, retiros de efectivo y consultas de saldo en las ventanillas de sucursales y cajeros automáticos operados por la institución que lleve la cuenta, así como el pago de bienes y servicios en negocios afiliados a través de la tarjeta de débito.

El banco central agregó que las cuentas podrán ser habilitadas, tanto por las instancias gubernamentales responsables de la dispersión de subsidios, como por los propios beneficiarios. Cabe destacar que las instituciones obligadas no podrán proceder a la cancelación de dichas cuentas, salvo cuando durante seis meses consecutivos éstas no reciban depósitos provenientes de programas brindados por instancias gubernamentales, para lo cual deberán notificar previamente al beneficiario.

“Esta regulación aplica a las instituciones de crédito que reciben depósitos de personas físicas”, aclaró el Banxico.