/ sábado 24 de marzo de 2018

Biometría, la joya del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México

El negocio de Gemalto va dirigido a la seguridad pública y a brindar una experiencia de viaje sin retrasos

Adelantar en la fila hacia la documentación del equipaje y hacer más fluido el paso de los pasajeros rumbo a su destino, incluyendo la garantía de que no habrá riesgo en el trayecto, descartar alertas de atentados, junto con una experiencia de usuario limpia y sin retrasos, es lo que podrán ver los viajeros ver en el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM).

Todo esto, con los datos al servicio de la identificación y la “autenticación” de la “reputación digital”.

De acuerdo con Gemalto, la compañía detrás de los chips inteligentes en el país y próximamente del “pasaporte del Brexit”, si los microprocesadores en las tarjetas bancarias tardaron alrededor de 13 años en llegar al país, esto no va a pasar con la seguridad biométrica, por lo que la aplicación de la “Biometría de Comportamiento” irrumpirá en México en los próximos cinco años.

“Es un negocio que sin duda va dirigido a la seguridad pública, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México está muy cerca de tenerlo, fuimos los primeros en levantar la mano y no solo para los aeropuertos, sino para la banca y la mejora de la experiencia del usuario”, dijo Roberto Velarde, Country Manager, Identity Management, de la Unidad de Negocios con Gobierno de Gemalto en México, en entrevista con El Sol de México.

Gemalto, una compañía de seguridad digital creada en Ámsterdam y con más de 10 años en México, desarrolló a través de big data y apoyado en Microsoft Azure, un software para “autenticar a las personas”, a través del reconocimiento facial, huellas digitales y rastros en la web.

La acumulación de datos que los usuarios generan a través de su interacción con las redes sociales, más las bases de datos en manos de los bancos, datos del INE y escaneos de voluntarios de huellas físicas, permiten contar con un cúmulo de información que facilita la aplicación del machine learning y así poder rastrear cualquier información de un individuo.

“Esto es la base de la inteligencia artificial”, dijo al respecto Yecaneh Aguado, mánager de ventas regionales de México y Centro América de Gemalto, al ser cuestionado sobre si los expertos ya estaban ya utilizando la Inteligencia Artificial para el reconocimiento facial y la detección del fraude.

Adelantar en la fila hacia la documentación del equipaje y hacer más fluido el paso de los pasajeros rumbo a su destino, incluyendo la garantía de que no habrá riesgo en el trayecto, descartar alertas de atentados, junto con una experiencia de usuario limpia y sin retrasos, es lo que podrán ver los viajeros ver en el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM).

Todo esto, con los datos al servicio de la identificación y la “autenticación” de la “reputación digital”.

De acuerdo con Gemalto, la compañía detrás de los chips inteligentes en el país y próximamente del “pasaporte del Brexit”, si los microprocesadores en las tarjetas bancarias tardaron alrededor de 13 años en llegar al país, esto no va a pasar con la seguridad biométrica, por lo que la aplicación de la “Biometría de Comportamiento” irrumpirá en México en los próximos cinco años.

“Es un negocio que sin duda va dirigido a la seguridad pública, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México está muy cerca de tenerlo, fuimos los primeros en levantar la mano y no solo para los aeropuertos, sino para la banca y la mejora de la experiencia del usuario”, dijo Roberto Velarde, Country Manager, Identity Management, de la Unidad de Negocios con Gobierno de Gemalto en México, en entrevista con El Sol de México.

Gemalto, una compañía de seguridad digital creada en Ámsterdam y con más de 10 años en México, desarrolló a través de big data y apoyado en Microsoft Azure, un software para “autenticar a las personas”, a través del reconocimiento facial, huellas digitales y rastros en la web.

La acumulación de datos que los usuarios generan a través de su interacción con las redes sociales, más las bases de datos en manos de los bancos, datos del INE y escaneos de voluntarios de huellas físicas, permiten contar con un cúmulo de información que facilita la aplicación del machine learning y así poder rastrear cualquier información de un individuo.

“Esto es la base de la inteligencia artificial”, dijo al respecto Yecaneh Aguado, mánager de ventas regionales de México y Centro América de Gemalto, al ser cuestionado sobre si los expertos ya estaban ya utilizando la Inteligencia Artificial para el reconocimiento facial y la detección del fraude.

Local

"Negligencia se queda corta", eso dicen por niño con cáncer y covid

El menor de dos años está internado e intubado en el área Covid del hospital de Río Blanco

Local

Abrió sus puertas en 1910... un siglo después las cierra por la actual crisis

Consternados, xalapeños que se encontraban en la calle Enríquez, donde se ubica el hotel, vieron cómo trabajadores comenzaron a sacar muebles y diversos artículos, para posteriormente cerrar la puerta

Local

Comerciantes piden que xalapeños les hagan el gasto

Negocios establecidos en la calle Constitución coinciden que al prolongarse la cuarentena las pérdidas económicas no les permiten costear gastos como el pago de renta, agua, luz y proveedores

Local

Comercios de Xalapa cambian fachadas: se blindan

En unos casos ya es de manera permanente; en otros colocan láminas improvisadas

Finanzas

Cerrarán 500 mil empresas en México, prevé la Cepal

Alicia Bárcena recomendó a los gobiernos de Al otorgar apoyos para evitar la quiebra de negocios

Sociedad

Gobernadores piden cierre de frontera norte por Covid-19

Francisco García Cabeza de Vaca llama a la Cancillería a sólo permitir el paso esencial en el norte

Sociedad

Narco impone toque de queda durante pandemia

Amenazas a médicos y cobro de "impuestos", entre las acciones del crimen organizado, alerta Gobernación

Sociedad

Coronavirus: ¿el fin del mundo está cerca?

El pastor evangélico más cercano a AMLO piensa que el anticristo está cerca y los testigos de Jehová creen que las profecías se están cumpliendo