imagotipo

Descarta la Secretaría de Economía que canasta básica se dispare como la gasolina

  • Redacción El Sol de México
  • en Finanzas

Los precios de los productos de la canasta básica, en ningún caso, pueden subir en la misma proporción que lo hicieron la gasolina, el diesel y el gas, aseguró la Secretaría de Economía (SE).

En ese sentido, la dependencia encabezada por Ildefonso Guajardo aseguró que las variaciones en los precios de los combustibles, sean al alza o a la baja, no tienen un efecto directo, de uno a uno, en los precios de los productos que los integran como insumos.

“Es decir, un incremento de 16.5 por ciento en el diesel no implica un aumento igual o mayor en el costo de un kilo de tortillas o huevo o un litro de leche”, ejemplificó.

Asimismo, agregó, en la producción de un kilo de tortilla, el efecto del incremento en el precio del diésel es de no más de cinco centavos por kilo.

“Además, considerando que actualmente el precio del maíz en pesos es 20 por ciento más bajo que en diciembre de 2011, no hay evidencia que justifique un aumento desproporcionado el precio de la tortilla”, enfatizó la SE.

En ese mismo tenor, afirmó que, en el caso de un litro de leche, el incremento del precio del diesel implicaría un costo adicional de aproximadamente ocho centavos respecto al precio del mismo.  “Cabe señalar que, a pesar de que el precio internacional de referencia de la leche cayó 7.2 por ciento de enero de 2014 (máximo nivel) a noviembre de 2016, su precio en México subió 8.2 por ciento, en el mismo periodo; por lo que un aumento no sería justificable”, aseguró la dependencia.

De igual manera, agregó, en el caso del huevo, considerando que un tráiler transporta mil cajas y que cada una pesa 22 kilos, su carga sería de 22 mil kilogramos.

“Agregando el costo de su traslado, de Jalisco a la Ciudad de México (460 km), el aumento del costo del diésel impactaría en cuatro centavos por kilo de huevo (lo que significa el 0.2 por ciento del precio actual del huevo)”, afirmó.

En ese sentido, la SE dijo que, si bien existe preocupación en todo el país respecto al impacto que el incremento en el costo de los combustibles tendrá en los precios de los productos básicos, sobre todo porque algunas organizaciones han especulado que el aumento en los precios debería ser igual a dicho incremento, lo cierto es que, en ningún caso, enfatizó, el impacto puede ser en la misma proporción.

Por lo anterior, informó que el Gobierno Federal está listo para utilizar todos los instrumentos con los que cuenta para contener aumentos injustificados a los precios de este tipo de bienes.

“La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) sancionará cualquier aumento arbitrario en los precios de los productos básicos e intensificará su monitoreo y verificación en los principales establecimientos comerciales del país”, afirmó.