imagotipo

Policía alemana catea oficinas de Audi por fraude en los motores

  • NTMX Agencia
  • en Finanzas

La central de Audi en Ingolstadt y sus oficinas en Neckarsulm, así como las viviendas de sus colaboradores fueron ayer cateadas por la policía, por sospechas de fraude de los motores diésel.

La casa automotriz del consorcio Volkswagen había citado a la prensa para presentar ayer su balance de negocios de 2016, sin embargo el cateo sorpresivo realizado por alrededor de 100 policías y agentes fiscales se adelantó a la conferencia de prensa.

El cateo se llevó a cabo desde las 07:00 de la mañana y se prolongó por varias horas. El registro policíaco, y no las cifras de negocios, fue el tema que centró la atención de la rueda de prensa a la que acudieron numerosos
periodistas.

La investigación de la Fiscalía de Munich se llevó a cabo por sospecha de fraude y por publicidad susceptible de ser penalizada, relacionados con el caso de las emisiones manipuladas de motores diésel.

Ingenieros de Audi modificaron de tal manera los vehículos diesel para que registraran un volumen inferior de emisiones en comparación con el nivel real. Se trata del mismo fraude que perpetró la marca Volkswagen, que pertenece al consorcio automotriz del mismo nombre.

El objetivo de la investigación judicial es identificar a quienes participaron en la realización del fraude por parte de Audi. La automotriz consideraba haber superado el caso de las emisiones porque reconoció ante las autoridades alemanas y estadunidenses haber realizado el fraude en noviembre de 2015.

Tanto Volkswagen como Audi llegaron en el 2016 a un acuerdo con la Justicia de Estados Unidos sobre la multa de miles de millones que tuvieron que pagar, así como sobre las compensaciones a los compradores de esos autos.

De acuerdo al reporte de negocios que Audi dio a conocer este miércoles, quedó de manifiesto que las ganancias de esa casa automotriz bajaron 5.6 por ciento a cuatro mil 800 millones de euros.

Audi lleva a cabo una revisión generalizada de sus modelos para hacer cambios de la producción con vistas a la digitalización y a los motores híbridos y eléctricos.

Audi aspira a superar como marca Premium a BMW, pero la distancia que aún las separa es considerable.