imagotipo

Tabacaleras buscan innovar con productos de menor riesgo

  • Salvador Guerrero
  • en Finanzas

Ante la sobreregulación que vive el sector productor de tabaco, tabacaleras como Philip Morris International (PMI), British American Tobacco (BAT) y Japan Tobacco Inc., centran esfuerzos y recursos en innovar su oferta, creando productos de menor riesgo para la salud de los fumadores.

Recientemente PMI relanzó su imagen bajo la pregunta, ¿cuánto tiempo estará la principal tabacalera del mundo en el negocio de los cigarrillos? La respuesta la dan ellos mismos a través de una inversión de más de tres mil millones de dólares y la creación de “El Cubo”, un centro de investigación especializado, a través del cual la empresa desarrolla alternativas de riesgo reducido.

El nuevo portafolio de la empresa busca asegurar un “futuro libre de humo” a través de calentar el tabaco sin quemarlo. Con este cambio, se evita la liberación de componentes tóxicos identificados como la principal causa de enfermedades relacionadas con fumar. En 2014, la tabacalera líder a nivel mundial lanzó en Japón IQOS, su primer dispositivo sin combustión, donde rápidamente ganó alto porcentaje de participación. El gadget se expandió a 19 mercados, incluyendo Canadá, Alemania, Rumania y Rusia. Según un vocero de la empresa, IQOS ahora tiene más de 1.4 millones de usuarios regulares.

Otras compañías multinacionales de tabaco siguen los pasos de PMI en cuanto a innovación. Los grandes competidores han decidido probar e invertir en el desarrollo de productos diferentes a los tradicionales.

“El comportamiento del consumidor está cambiando, los competidores toman medidas”, dijo Yasuhiro Nakajima, vicepresidente de productos emergentes de Japan Tobacco Inc. “A menos que seamos rápidos, no podremos ser parte del juego”.

En tanto, Reynolds American Inc., la segunda compañía de tabaco más grande de América, además de lanzar un cigarro electrónico en 2014, anunció la creación de una filial llamada RAI Innovations Co. dedicada al desarrollo de productos de vanguardia de la nicotina.

De esta forma, las grandes tabacaleras aventajan en su incursión a nuevos mercados al contar con una marca reconocida entre los usuarios y al tener instalaciones de producción avanzadas; las empresas ya están bien posicionadas para fabricar hojas enrolladas de tabaco a gran escala.