/ viernes 3 de junio de 2022

Joven de Temoaya desarrolla aplicación para traducir palabras del otomí al español

El proyecto de la egresada de la licenciatura en Ingeniería en Sistemas Computacionales tiene un perfil social que podría usarse en diferentes sectores

Cuando Marlene Gutiérrez Ventura dice que pondrá su idea de traducir el otomí al español en una aplicación y que se pueda descargar a cada celular, sonríe.

La joven se enfrasca en un sueño en el que quisiera ver a los habitantes de su comunidad usando su aplicación para comunicarse en el camión, cuando acuden a la clínica, o también para que los niños de su pueblo no olviden su lengua.

Puedes leer también: Instagram lanza Alerta Amber dentro de la app, ¿cómo funciona?

“Cuando hice mi servicio social en el hospital de aquí de Temoaya, me di cuenta que los doctores no le entendían a las personas que hablaban otomí”, explica Marlene Gutiérrez sobre lo que observó y la inspiró.

Hace nueve meses le surgió la idea de la app. Su proyecto se denomina Xfi, que significa en otomí “decir” y es un prototipo de software para traducir el otomí a español y viceversa.

“Más adelante pretendo que se haga uso de mi aplicación desde cualquier dispositivo móvil, o computadora que tengamos al alcance”, expone Marlene.

Proyecto escolar

El proyecto de Xfi fue presentado por Marlene en su momento ante sus profesores de la Universidad Mexiquense del Bicentenario, de donde es egresada. Comenzó como un proyecto escolar que le ayudó a sumar puntos en sus clases.

“Se lo presenté a mis profesores, ellos me asesoraron, pero luego salí y quise continuar en el proyecto”, dijo la joven.

En las aulas Marlene armó la base de datos del software, que actualmente cuenta con 100 palabras. Luego, como prueba piloto, lo subió a la red para hacer su presentación en la universidad y se percató que la app operó con éxito.

“Es complicado porque también para mantener el software en la red, es caro”, explica la joven ingeniera.

Una app para no perder la identidad

Marlene quiso continuar con el afán de crear una app que haga un servicio social de traducir una lengua y sea una herramienta pedagógica que se use en el sistema básico educativo. Dice que los niños y los jóvenes la necesitan para no perder su identidad otomí.

“Mi objetivo es que la aplicación sirva a los niños y niñas para aprender a hablar y escribir, usando la gramática”, expone.

Además, su plan es exponer su proyecto a otros sectores, como al gobierno y los empresarios, para poder llevar la aplicación a las zonas rurales del Estado de México y usarla como traductor en los centros de salud. También en las oficinas de gobierno, donde no hay personal capacitado para atender en dicha lengua.

La mueve su sangre

Mientras Marlene explica de forma diestra sentada maniobrando con su laptop, Emelia Ventura, su madre, la observa y dice que está orgullosa de su hija.

“Yo le digo que le eche ganas, que la apoyamos”, expresa Emelia con el acento otomí en sus frases, porque está más acostumbrada a comunicarse en su lengua.

Marlene usa a Emilia como su alumna para experimentar con el software. Le pide que escriba palabras para traducir, pues parte de su objetivo, es que la app en un futuro se pueda usar por todos, e incluso solo con la voz.

“Me gustaría que solo con la voz se pudiera traducir”, dice Marlene y sonríe, porque su proyecto la sigue inspirando.

Emelia dice que la aplicación serviría de mucho en el pueblo y comparte la emoción de su hija, en que pronto el software se pueda instalar en celulares.

En Temoaya el 24.67 por ciento de los habitantes hablan otomí, según cifras del Inegi, y esa estadística preocupa a Marlene, porque expone que debería ser más alta la cifra. Y Emelia coincide.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo ya no sé hablar bien, entiendo un 90 por ciento, por eso hasta a mí me ayudaría la aplicación”, señala la joven de 24 años.

Por el momento, el único apoyo es su familia, el proyecto aún no ha jalado las miradas de inversionistas ni del gobierno.

“No he buscado apoyo, porque aún le falta al proyecto”, dice Marlene.

Publicado originalmente en El Sol de Toluca

Cuando Marlene Gutiérrez Ventura dice que pondrá su idea de traducir el otomí al español en una aplicación y que se pueda descargar a cada celular, sonríe.

La joven se enfrasca en un sueño en el que quisiera ver a los habitantes de su comunidad usando su aplicación para comunicarse en el camión, cuando acuden a la clínica, o también para que los niños de su pueblo no olviden su lengua.

Puedes leer también: Instagram lanza Alerta Amber dentro de la app, ¿cómo funciona?

“Cuando hice mi servicio social en el hospital de aquí de Temoaya, me di cuenta que los doctores no le entendían a las personas que hablaban otomí”, explica Marlene Gutiérrez sobre lo que observó y la inspiró.

Hace nueve meses le surgió la idea de la app. Su proyecto se denomina Xfi, que significa en otomí “decir” y es un prototipo de software para traducir el otomí a español y viceversa.

“Más adelante pretendo que se haga uso de mi aplicación desde cualquier dispositivo móvil, o computadora que tengamos al alcance”, expone Marlene.

Proyecto escolar

El proyecto de Xfi fue presentado por Marlene en su momento ante sus profesores de la Universidad Mexiquense del Bicentenario, de donde es egresada. Comenzó como un proyecto escolar que le ayudó a sumar puntos en sus clases.

“Se lo presenté a mis profesores, ellos me asesoraron, pero luego salí y quise continuar en el proyecto”, dijo la joven.

En las aulas Marlene armó la base de datos del software, que actualmente cuenta con 100 palabras. Luego, como prueba piloto, lo subió a la red para hacer su presentación en la universidad y se percató que la app operó con éxito.

“Es complicado porque también para mantener el software en la red, es caro”, explica la joven ingeniera.

Una app para no perder la identidad

Marlene quiso continuar con el afán de crear una app que haga un servicio social de traducir una lengua y sea una herramienta pedagógica que se use en el sistema básico educativo. Dice que los niños y los jóvenes la necesitan para no perder su identidad otomí.

“Mi objetivo es que la aplicación sirva a los niños y niñas para aprender a hablar y escribir, usando la gramática”, expone.

Además, su plan es exponer su proyecto a otros sectores, como al gobierno y los empresarios, para poder llevar la aplicación a las zonas rurales del Estado de México y usarla como traductor en los centros de salud. También en las oficinas de gobierno, donde no hay personal capacitado para atender en dicha lengua.

La mueve su sangre

Mientras Marlene explica de forma diestra sentada maniobrando con su laptop, Emelia Ventura, su madre, la observa y dice que está orgullosa de su hija.

“Yo le digo que le eche ganas, que la apoyamos”, expresa Emelia con el acento otomí en sus frases, porque está más acostumbrada a comunicarse en su lengua.

Marlene usa a Emilia como su alumna para experimentar con el software. Le pide que escriba palabras para traducir, pues parte de su objetivo, es que la app en un futuro se pueda usar por todos, e incluso solo con la voz.

“Me gustaría que solo con la voz se pudiera traducir”, dice Marlene y sonríe, porque su proyecto la sigue inspirando.

Emelia dice que la aplicación serviría de mucho en el pueblo y comparte la emoción de su hija, en que pronto el software se pueda instalar en celulares.

En Temoaya el 24.67 por ciento de los habitantes hablan otomí, según cifras del Inegi, y esa estadística preocupa a Marlene, porque expone que debería ser más alta la cifra. Y Emelia coincide.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo ya no sé hablar bien, entiendo un 90 por ciento, por eso hasta a mí me ayudaría la aplicación”, señala la joven de 24 años.

Por el momento, el único apoyo es su familia, el proyecto aún no ha jalado las miradas de inversionistas ni del gobierno.

“No he buscado apoyo, porque aún le falta al proyecto”, dice Marlene.

Publicado originalmente en El Sol de Toluca

Local

Extamseros exigen reinstalación en sus puestos de trabajo; los detalles de la protesta

Todo el proceso se ha ganado, asegura el dirigente Ricardo Hernández

Policiaca

Colapsa el Arco de Coatzintla; estuvo a punto de caer sobre un taxi

Protección Civil de Coatzintla informó de la caída del Arco de Coatzintla sobre la carretera Poza Rica-Coatzintla

Policiaca

Fuerte accidente sobre la carretera Xalapa-Veracruz; choca autobús contra pipa

El choque del autobús contra la pipa ocurrió a la altura de la salida a Cerro Gordo, con dirección a la capital veracruzana

Política

Mayores recursos no representa mayor democracia en el país, señalan especialistas

Plantean que se debe inducir adecuadamente a que los partidos políticos aprendan a reorganizar su gasto y definir prioridades que alienten el debate público

Local

¡Apoya a Mateo! Familia invita a juego de lotería para tratamiento de linfagioma

Familia organiza juegos para reunir recursos y seguir tratamiento médico de Mateo

Local

¿Por qué el gobernador respalda que la Guardia Nacional dependa de la Sedena?

Mandatario encabezó la Primera Sesión Ordinaria 2022 de la Comisión Permanente de Prevención del Delito

Sociedad

Se han tomado decisiones tardías en rescate de mineros: investigadora de la UNAM

Para la integrante del Instituto de Geología de la UNAM podría ocurrir lo mismo que en Pasta de Conchos

Deportes

¿Quieres apoyar a deportistas? Recaudarán fondos con concurso de sentadillas

Se realizará el 17 de septiembre en esta capital en el gimnasio de halterofilia “Fouad Hakim  Santiesteban”

Sociedad

Estados Unidos recortará agua del Río Colorado a México

A pesar de años de advertencias sobre el cambio climático, los estados que se abastecen del río Colorado no han logrado reducir su demanda de agua