/ viernes 16 de noviembre de 2018

¡Adiós Millenials! Llega la generación iGen

Los adolescentes pasan más de ocho horas en su celular, lo que los ha vuelto menos rebeldes y psicológicamente más frágiles

Para Jean Twenge, profesora de psicología de la Universidad de San Diego, Estados Unidos, la combinación teléfonos inteligentes/redes sociales moldea a los adolescentes de hoy, nacidos después de 1995. Ella los llama la "iGen", una generación más hogareña, más inmadura y más propensa a problemas de salud mental.

¿Qué es la generación iGen?

Es la primera generación que habrá vivido toda su adolescencia en la era de los teléfonos inteligentes, y esto tiene muchas consecuencias en la vida de los adolescentes.

Ellos pasan su tiempo libre de manera esencialmente distinta de las generaciones anteriores. Pasan mucho más tiempo en internet, en las redes sociales, jugando videojuegos, mirando videos, y dedican mucho menos tiempo a hacer actividades alejados de la pantalla como leer, dormir o ver a sus amigos. Crecen más lentamente: a los 18 años tienden menos a tener una licencia de conducir, un trabajo, citas amorosas, beber alcohol, salir sin sus padres...

Esta tendencia ya había comenzado antes, a fines de la década de 1990, con los "millennials", y aunque la tecnología no lo explica todo, el teléfono inteligente parece haber acelerado algunas tendencias en los últimos años, probablemente porque como los adolescentes pueden comunicarse con sus amigos quedándose en casa, no sienten la necesidad de tener un permiso de conducir o salir solos.

Pixabay

Así que la iGen es probablemente la generación más segura de la historia y a los adolescentes les encanta esta idea. Pero también sienten que les falta algo y de que estar conectado a su teléfono todo el tiempo puede no ser la mejor manera de vivir. Además detestan, cuando hablan con un amigo, que éste mire constantemente su teléfono.

Usted ha investigado el comportamiento y la salud de millones de adolescentes. ¿Qué ha observado?

Cuando estudiamos los cambios generacionales en períodos largos, vemos que tardan mucho tiempo en ser visibles, por ejemplo, una o dos décadas. Pero a partir de 2011/2012, comencé a ver cambios más repentinos, como grandes incrementos de la cantidad de adolescentes que dijeron sentirse solos o excluidos o que creían que no podían hacer nada bien, que su vida no servía para nada, todos síntomas clásicos de depresión.

Los síntomas depresivos han aumentado 60% en solo cinco años, con índices de autolesiones, como cortarse, que se han duplicado o incluso triplicado en las niñas, y de suicidio de adolescentes que se ha duplicado en pocos años...

Pixabay

Justo en el momento en que los teléfonos inteligentes se han vuelto comunes, cuando la proporción de estadounidenses que tienen uno ha superado el 50%, se comenzaron a manifestar estos problemas de salud mental. Podría decirse que esto es solo una coincidencia, pero no hubo otro evento en ese momento para explicar estos cambios y su aceleración.

Y sabemos, después de décadas de investigación, que dormir o ver a los amigos es fundamental para el equilibrio mental, pero pasar horas y horas frente a una pantalla, no.

Ve ahora: ¡Ya llegaron los stickers personalizados a WhatsApp!

Hoy en día, los adolescentes estadounidenses pasan de seis a ocho horas al día en las redes sociales. No son las pantallas en sí mismas el problema, es el hecho de que han reemplazado otras cosas, lo que parece haber llevado a estos problemas de salud mental.

¿Qué consejo daría a los padres?

En definitiva, esta es una buena noticia porque muchas de las cosas de las que dependen la felicidad y la salud mental están ahora bajo nuestro control. No podemos cambiar los genes con los que nacimos ni resolver la pobreza con un chasquido de dedos, pero podemos controlar cómo ocupamos nuestro tiempo libre y podemos ayudar a nuestros hijos a hacerlo.

Los estudios abogan por limitar las redes sociales a un máximo de dos horas por día para adolescentes. Es un buen equilibrio para aprovechar las redes sociales y el smartphone (comunicarse, informarse, organizarse...) sin los inconvenientes, que son considerables.

Para los más pequeños, si creemos que nuestro hijo necesita un teléfono, podemos darle un teléfono sin internet y, por lo tanto, sin todas esas tentaciones.

Para Jean Twenge, profesora de psicología de la Universidad de San Diego, Estados Unidos, la combinación teléfonos inteligentes/redes sociales moldea a los adolescentes de hoy, nacidos después de 1995. Ella los llama la "iGen", una generación más hogareña, más inmadura y más propensa a problemas de salud mental.

¿Qué es la generación iGen?

Es la primera generación que habrá vivido toda su adolescencia en la era de los teléfonos inteligentes, y esto tiene muchas consecuencias en la vida de los adolescentes.

Ellos pasan su tiempo libre de manera esencialmente distinta de las generaciones anteriores. Pasan mucho más tiempo en internet, en las redes sociales, jugando videojuegos, mirando videos, y dedican mucho menos tiempo a hacer actividades alejados de la pantalla como leer, dormir o ver a sus amigos. Crecen más lentamente: a los 18 años tienden menos a tener una licencia de conducir, un trabajo, citas amorosas, beber alcohol, salir sin sus padres...

Esta tendencia ya había comenzado antes, a fines de la década de 1990, con los "millennials", y aunque la tecnología no lo explica todo, el teléfono inteligente parece haber acelerado algunas tendencias en los últimos años, probablemente porque como los adolescentes pueden comunicarse con sus amigos quedándose en casa, no sienten la necesidad de tener un permiso de conducir o salir solos.

Pixabay

Así que la iGen es probablemente la generación más segura de la historia y a los adolescentes les encanta esta idea. Pero también sienten que les falta algo y de que estar conectado a su teléfono todo el tiempo puede no ser la mejor manera de vivir. Además detestan, cuando hablan con un amigo, que éste mire constantemente su teléfono.

Usted ha investigado el comportamiento y la salud de millones de adolescentes. ¿Qué ha observado?

Cuando estudiamos los cambios generacionales en períodos largos, vemos que tardan mucho tiempo en ser visibles, por ejemplo, una o dos décadas. Pero a partir de 2011/2012, comencé a ver cambios más repentinos, como grandes incrementos de la cantidad de adolescentes que dijeron sentirse solos o excluidos o que creían que no podían hacer nada bien, que su vida no servía para nada, todos síntomas clásicos de depresión.

Los síntomas depresivos han aumentado 60% en solo cinco años, con índices de autolesiones, como cortarse, que se han duplicado o incluso triplicado en las niñas, y de suicidio de adolescentes que se ha duplicado en pocos años...

Pixabay

Justo en el momento en que los teléfonos inteligentes se han vuelto comunes, cuando la proporción de estadounidenses que tienen uno ha superado el 50%, se comenzaron a manifestar estos problemas de salud mental. Podría decirse que esto es solo una coincidencia, pero no hubo otro evento en ese momento para explicar estos cambios y su aceleración.

Y sabemos, después de décadas de investigación, que dormir o ver a los amigos es fundamental para el equilibrio mental, pero pasar horas y horas frente a una pantalla, no.

Ve ahora: ¡Ya llegaron los stickers personalizados a WhatsApp!

Hoy en día, los adolescentes estadounidenses pasan de seis a ocho horas al día en las redes sociales. No son las pantallas en sí mismas el problema, es el hecho de que han reemplazado otras cosas, lo que parece haber llevado a estos problemas de salud mental.

¿Qué consejo daría a los padres?

En definitiva, esta es una buena noticia porque muchas de las cosas de las que dependen la felicidad y la salud mental están ahora bajo nuestro control. No podemos cambiar los genes con los que nacimos ni resolver la pobreza con un chasquido de dedos, pero podemos controlar cómo ocupamos nuestro tiempo libre y podemos ayudar a nuestros hijos a hacerlo.

Los estudios abogan por limitar las redes sociales a un máximo de dos horas por día para adolescentes. Es un buen equilibrio para aprovechar las redes sociales y el smartphone (comunicarse, informarse, organizarse...) sin los inconvenientes, que son considerables.

Para los más pequeños, si creemos que nuestro hijo necesita un teléfono, podemos darle un teléfono sin internet y, por lo tanto, sin todas esas tentaciones.

Policiaca

Desarticulan banda de robataxis en Xalapa

Fueron sorprendidos por agentes de la Policía Ministerial desvalijando en el rancho San Antonio del municipio de Tonayán el taxi con número económico XL- 9038

Local

Habitantes de Mata Uva localizan dos tortugas marinas muertas

De acuerdo a los pobladores del lugar, no es la primera vez que se encuentran estos especímenes sin vida y le atribuyeron a los pesticidas que rocían a los sembradíos de la zona

Local

Nuevo frente frío traerá lluvias al estado

Su masa de aire frío asociada, mantendrá ambiente frío durante la mañana y noche con heladas matutinas sobre zonas altas

Gossip

Extravagancia y alta costura se vivió la alfombra de los Grammy

La alfombra roja de la 62 entrega del Grammy fue motivo para romper con la formalidad y apostar por la excentricidad con diseños fuera de lo común

Local

Señalan que ampolletas para quimioterapias sí llegan a tiempo

Ana se encuentra en quimioterapia, le toca citarabina pero por el desabasto ha llegado hasta 2 mil pesos, medicamento que no se vende en las farmacias porque son distribuidores muy específicos

Local

“Tenemos que aguantarnos nuestras tripas para comprar el medicamento que nos hace falta", dicen pacientes de cáncer

Algunos pacientes con cáncer tienen miedo a hablar, a que haya represalias en su contra por exponer su situación y que ello se sume al calvario que ya viven de desabasto de medicamentos

Gossip

"Perdimos a un héroe", Alicia Keys y los Grammy recuerdan a Kobe Bryant

"Estamos aquí juntos, en la noche más grande de la música. Pero para ser honestos, estamos muy tristes ahora mismo", aseguró Keys

Virales

¿Predijeron la muerte de Kobe Bryant en 2012?

El 13 de noviembre de 2012, a las 3:32 de la tarde, el usuario @dotNoso se adelantó al tiempo y advirtió que la estrella del basquetbol moriría en un accidente aéreo

Deportes

NBA expresa "profundo dolor" por muerte de Kobe Bryant y una de sus hijas

El comisionado Adam Silver destacó que durante 20 temporadas, Kobe "nos mostró lo que es posible cuando el talento notable se combina con una absoluta devoción por ganar"