imagotipo

JAVIER DUARTE

En audiencia en el Tribunal Quinto de Guatemala, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, reiteró su decisión de ser extraditado a México para enfrentar los delitos por desvío de fondos públicos y lavado de dinero, sin embargo negó los cargos en su contra.

“No cometí tales delitos y es mi deseo acreditarlo ante el Poder Judicial de la Federación de mi país”, dijo.

La cita, que comenzó con un retraso de una hora y media, comenzó con la lectura del fiscal de Asuntos Internacionales de Guatemala, José Antonio Galdaméz, de las 19 acusaciones que enfrenta Duarte de Ochoa.

Los cargos que se le imputan son del orden federal, delincuencia organizada y lavado de dinero; entre ellos las adquisiciones ilícitas de propiedades a través de prestanombres como el rancho Las Mesas en Valle de Bravo, Estado de México.

Juez ordena su entrega inmediata

El juez del Tribunal Quinto de Guatemal, Adán García, ordenó la entrega inmediata de Duarte al gobierno mexicano en un plazo de cinco días, por lo que comunicará la resolución al Ministerio de Relaciones Exteriores del país para que coordine la entrega con México.

“En consecuencia, se suspende el trámite del procedimiento de extradición y se ordena la entrega inmediata del reclamado”.

Javier Duarte de Ochoa salió de los tribunales esposado y de nueva cuenta sin comentarios. Reiteró a los medios presentes que no hablaría de ningún tema.

Foto: Reuters

Foto: Reuters

El ex mandatario fue trasladado al penal de Matamoros, en donde pasará al menos cinco días antes de ser extraditado a México.

Entérate: Yunes usó helicópteros sin ser gobernador, debería estar preso: Javier Duarte

 

En un comunicado, distribuido por la defensa de Duarte durante el receso de la audiencia, se dio a conocer la posición del exgobernante.

“El exgobernador Javier Duarte de Ochoa acepta la extradición referida a las imputaciones federales en su contra”, puntualizó el abogado Velásquez.

Afirmó que “la acusación por delincuencia organizada presenta graves vicios legales”, al no acreditar la existencia de una organización supuestamente delincuencial.

La defensa de Duarte rechazó también el cargo de operaciones con recursos de procedencia ilícita “no tiene el menor sustento jurídico, de hecho, está planteada como si fuera un peculado”, indicó.

El pasado martes 27 de junio, aceptó por primera vez su extradición a México. En aquel día, el ex mandatario negó las acusaciones, a las que calificó como infundadas, vagas, ligeras e imprecisas.

Asimismo, denunció una campaña en su contra emprendida por la actual administración de Veracruz, que “gasta recursos del erario púbico con acusaciones irrisorias”.

El ex gobernador de Veracruz llegó puntal a la audiencia, esposado y sin algún comentario hacia los medios de comunicación presentes. Se limitó a decir que “va a ver un comunicado al final de la audiencia para dar la información”.

Por ahora, el Tribunal Quinto de Sentencia Penal debe certificar el expediente a la Secretaría de la Corte en el tiempo establecido por la ley, y sería esta instancia quien lo remita al Ministerio de Relaciones Exteriores para continuar con el proceso.

Lee también: Acepto la extradición a México para enfrentar justicia: Javier Duarte

 

 

Duarte con problemas de presión

Este lunes el ex mandatario veracruzano se excusó de asistir a una cita judicial en la que el Tribunal Tercero de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, de Guatemala, le entregaría una copia de los documentos de la resolución que esa instancia adoptó, luego de que el político aceptó ser extraditado a México.

“El tuvo un problema en su presión arterial, se le subió y por seguridad se resolvió que no asistiera a la notificación”, dijo en entrevista con Grupo Imagen el abogado defensor de Duarte, Carlos Velázquez.

Para la audiencia de hoy el defensor aseguró que su cliente sí acudirá a la diligencia prevista de hoy.

/dec