/ sábado 8 de agosto de 2020

Carlos Bardem lleva su novela Mongo Blanco a la TV

Bardem desarrollará una serie en la que narra la historia de Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX

A Carlos Bardem le llevó cinco años escribir Mongo Blanco, su sexto trabajo como escritor. “Yo vengo diciendo que fueron dos años y medio de documentación y dos y medio de redacción”, dice el actor en entrevista.

La obra, que recién fue galardonada con el Premio Espartaco en la 33 Semana de Gijón y que llega a México con el sello Fondo de Cultura Económica, narra las memorias que Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX, le cuenta a su médico en un manicomio, luego de años de intensa actividad entre España, Cuba y África.

Son más de 600 páginas que no podrían adaptarse a un guion cinematográfico para realizar una película de dos horas, “porque ahí lo que haces es podar y podar. Pero en una serie de televisión de varias temporadas y episodios hay espacio para conocer la frialdad, el espíritu y la riqueza de la novela”.

Bardem se encuentra trabajando con una productora para realizar una serie internacional basada en su libro. “El camino seguro es que será largo y de años, pero el interés de ambas partes está y eso es una muy buena señal”.

Eso sí, hay una condición para que la adaptación a televisión pueda realizarse. “Si no me meten no hay serie, más vale que me metan en alguno de los personajes”, bromea el actor con sonrisa de extremo a extremo. “Yo sé cuál es el personaje que interpretaría. No es el protagonista –advierte–, ese se lo daremos a alguien con más tiro”.

Para Carlos Bardem, acercar las historias de Pedro Blanco al público tiene una relevancia particular en estos tiempos donde la discusión sobre el racismo y el abuso han tomado los titulares del mundo con movimientos como Black Live Matters.

“Hay una herida que nunca se ha curado en todo el mundo y en todas las sociedades que es el racismo. Los movimientos, estas expresiones antirracistas que hay, este derribo de estatuas, este levantamiento popular en Estados Unidos tiene una explicación, porque nunca nos hemos detenido realmente como sociedad a analizar cuál es el origen del racismo”, explica el licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid.

“Mi novela te da la razón del asunto: el racismo no es biológico, nadie nace siendo racista, te hacen racista; el racismo es una construcción intelectual que siempre se hace con el propósito de esclavizar a alguien. Mi novela se ocupa de la trata de esclavos africanos, la trata trasatlántica entre África y América, pero es aplicable por supuesto también a las encomiendas de indios en la conquista o en la esclavitud en la Grecia clásica, de los bárbaros”, añade el actor.

Si bien Mongo Blanco es una ficción, Pedro Blanco y sus historias son reales. “Este tipo fue el Pablo Escobar de la trata de esclavos, fue el que cambió el juego: llegó y detectó las fallas, lo que había que hacer para cambiar el negocio. Fue un tipo muy culto, un gran marino, un aventurero arriesgado. Era en definitiva alguien excepcionalmente bueno en lo que hacía; el problema es que lo que hacía era una atrocidad”.

La intención de Bardem como autor era entender las acciones de un hombre así, sin caer en la necesidad de justificarlo. “Pedro blanco es un monstruo excepcional, es un monstruo creado por el sistema”, remata el autor. “Hay mucha voluntad mía como escritor de comprender cosas, yo escribo para comprender. El gran tema para mí de esta novela es el mal, el ejercicio del mal y me acerco a esto desde diversas posturas porque creo que eso da una visión más completa del mal absoluto”.

Mongo Blanco se lanzó en España hace dos años y es la primera publicación que Carlos Bardem presenta luego de Alacrán enamorado, en 2009 y que fue llevado al cine cuatro años después por el director Santiago Zannou. La novela se suma a sus otros títulos: Durango Perdido (1997), Muertes Ejemplares (1999), Buziana o el peso del alma (2002) y La Bardem (2005), basada en las memorias de su madre.

A Carlos Bardem le llevó cinco años escribir Mongo Blanco, su sexto trabajo como escritor. “Yo vengo diciendo que fueron dos años y medio de documentación y dos y medio de redacción”, dice el actor en entrevista.

La obra, que recién fue galardonada con el Premio Espartaco en la 33 Semana de Gijón y que llega a México con el sello Fondo de Cultura Económica, narra las memorias que Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX, le cuenta a su médico en un manicomio, luego de años de intensa actividad entre España, Cuba y África.

Son más de 600 páginas que no podrían adaptarse a un guion cinematográfico para realizar una película de dos horas, “porque ahí lo que haces es podar y podar. Pero en una serie de televisión de varias temporadas y episodios hay espacio para conocer la frialdad, el espíritu y la riqueza de la novela”.

Bardem se encuentra trabajando con una productora para realizar una serie internacional basada en su libro. “El camino seguro es que será largo y de años, pero el interés de ambas partes está y eso es una muy buena señal”.

Eso sí, hay una condición para que la adaptación a televisión pueda realizarse. “Si no me meten no hay serie, más vale que me metan en alguno de los personajes”, bromea el actor con sonrisa de extremo a extremo. “Yo sé cuál es el personaje que interpretaría. No es el protagonista –advierte–, ese se lo daremos a alguien con más tiro”.

Para Carlos Bardem, acercar las historias de Pedro Blanco al público tiene una relevancia particular en estos tiempos donde la discusión sobre el racismo y el abuso han tomado los titulares del mundo con movimientos como Black Live Matters.

“Hay una herida que nunca se ha curado en todo el mundo y en todas las sociedades que es el racismo. Los movimientos, estas expresiones antirracistas que hay, este derribo de estatuas, este levantamiento popular en Estados Unidos tiene una explicación, porque nunca nos hemos detenido realmente como sociedad a analizar cuál es el origen del racismo”, explica el licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid.

“Mi novela te da la razón del asunto: el racismo no es biológico, nadie nace siendo racista, te hacen racista; el racismo es una construcción intelectual que siempre se hace con el propósito de esclavizar a alguien. Mi novela se ocupa de la trata de esclavos africanos, la trata trasatlántica entre África y América, pero es aplicable por supuesto también a las encomiendas de indios en la conquista o en la esclavitud en la Grecia clásica, de los bárbaros”, añade el actor.

Si bien Mongo Blanco es una ficción, Pedro Blanco y sus historias son reales. “Este tipo fue el Pablo Escobar de la trata de esclavos, fue el que cambió el juego: llegó y detectó las fallas, lo que había que hacer para cambiar el negocio. Fue un tipo muy culto, un gran marino, un aventurero arriesgado. Era en definitiva alguien excepcionalmente bueno en lo que hacía; el problema es que lo que hacía era una atrocidad”.

La intención de Bardem como autor era entender las acciones de un hombre así, sin caer en la necesidad de justificarlo. “Pedro blanco es un monstruo excepcional, es un monstruo creado por el sistema”, remata el autor. “Hay mucha voluntad mía como escritor de comprender cosas, yo escribo para comprender. El gran tema para mí de esta novela es el mal, el ejercicio del mal y me acerco a esto desde diversas posturas porque creo que eso da una visión más completa del mal absoluto”.

Mongo Blanco se lanzó en España hace dos años y es la primera publicación que Carlos Bardem presenta luego de Alacrán enamorado, en 2009 y que fue llevado al cine cuatro años después por el director Santiago Zannou. La novela se suma a sus otros títulos: Durango Perdido (1997), Muertes Ejemplares (1999), Buziana o el peso del alma (2002) y La Bardem (2005), basada en las memorias de su madre.

Local

Canje de placas a última hora: Requisitos, sedes y horarios para hacer el trámite

Las personas que no hagan el cambio de placas, para 2023 recibirán sanciones de parte de Tránsito del Estado

Local

Búsqueda termina en dolor: Hallan cuerpos de Paola y Francisco en región de Orizaba

Familiares de Paola Itatí y José Francisco fueron notificados de la aparición de sus cuerpos en los límites de los municipios de Nogales y Ciudad Mendoza

Local

María Fernanda demuestra capacidad y fuerza en el buque Cuauhtémoc; su historia

A veces pasan hasta 2 meses sin ver a su familia, pero su preparación es lo más importante, señala la cadete María Mezquita

Sociedad

Indígenas marchan para exigir paz en Oxchuc, Chiapas

La marcha concluyó en la plaza central de Oxchuc donde los esperaba la marimba

Deportes

Ella es la reina de la natación: Conoce a la xalapeña Diana Paola

En Juegos Nacionales de Conade la “Sirena” xalapeña conquistó 5 medallas e irá por más en aguas abiertas

Salud

OMS registra 3 mil 200 casos de viruela del mono en el mundo

Con una sola persona fallecida a causa del virus en todo el mundo, la OMS no considera que sea una amenaza sanitaria

Local

Festival Velas Latinoamérica 2022: Niños de Tenampa suben a un barco por primera vez

Los pequeños salieron desde las 6:00 de la mañana de este sábado y llegaron a las 9:00 al puerto de Veracruz para asistir al Festival Velas Latinoamérica 2022

Local

Planean construcción de Planta de Tratamiento de Aguas Residuales para Xalapa

Con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales se buscará dejar de contaminar, de acuerdo al alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil

Sociedad

Conagua podría quitar concesiones de agua a 60 empresas de NL

Conagua asegura que la Ley de Aguas Nacionales permite que aquella empresa que no esté pagando sus títulos y derechos se les pueda quitar la concesión