/ sábado 2 de octubre de 2021

El juego del calamar: ¿por qué se ha convertido en un fenómeno?

En apenas unos días, la serie coreana que combina la emoción de un concurso millonario con extrema violencia y estética ánime marca tendencia mundial

Creada por Hwang Dong-hyuk El juego del calamar, es un hábil entramado de lenguajes visuales y temáticas sociales, que plantea un atractivo concurso dirigido a todo tipo de personas, que tienen una sola cosa en común: están en quiebra.

De acuerdo con datos de la plataforma de medición de audiencias en streaming Fix Patrol, el programa lleva dos semanas consecutivas como el más visto a nivel mundial, con lo que se perfila para ser el contenido más popular en la historia de Netflix, superando a éxitos como La casa de papel y Stranger things.

“La gente que antes no se sentaba a ver series coreanas, con este éxito se van a arriesgar a ver más productos. Hay cosas de mucha calidad, Netflix y Amazon Prime Video tienen mucho contenido, y esto abre la puerta a que el público de otros países pierda el miedo a ver estas historias”, señaló la periodista especializada en televisión, Alexandra Bretón.

El juego del calamar sigue a un grupo de 456 personas, todas ellas con problemas financieros, que acuden voluntariamente a un concurso guiados por una muñeca, donde deberán superar seis juegos mortales, para ganar una bolsa de 45 mil 600 millones de wones (casi 800 millones de pesos).

A raíz de su éxito, la serie Alice in borderland, cuya trama es similar, ingresó al Top Ten de Netflix, para colocarse en la sexta posición, y otras como Sweet home y Designated Survivor: 60 días, se mencionan en redes como opciones semejantes.

La viralización ha hecho su parte. Plataformas como Tik Tok y Twitter son el moderm boca a boca del público y se ha despertado la curiosidad sin ninguna campaña de marketing.

“Es lo que todas las televisoras y streamings desearían", dice Alexandra Bretón. "Aquí pasa de forma gratuita. No necesitan contratar influencers ni nada, porque la gente solita lo difundió, tiene elementos muy pintorescos e icónicos, que son altamente instagrameables: la muñeca, los outfits rojos, los juegos, la música, el sonido”.

Además, si bien no todos conocen los juegos que aparecen en los capítulos, la ambición que muestran los personajes, y la desesperación ante sus problemas económicos, son situaciones con los que todo el mundo se puede identificar. Fórmula del éxito.

El juego del calamar tiene otros elementos, como el elevado nivel de violencia y lo gráfico que resultan algunas escenas que, también debido al entorno actual, la hacen atractiva, señala la psicóloga y docente Claudia Adalid Galicia, quien alerta sobre la falta de sensibilidad que han desarrollado las audiencias, y la carga de emociones negativas que han cultivado a raíz de las problemáticas sociales en la vida real.

“Nos hemos acostumbrado a la violencia, la hemos normalizado tanto, que realmente ver ese programa no resulta tan difícil de digerir. En las noticias vemos todo el tiempo información sobre matanzas, masacres, linchamientos, asaltos o feminicidios. Son ataques cada vez más violentos, y verlo en una serie ya no resulta tan fuerte”, señala.

“La gente regresa a ver esas noticias por el morbo, es una situación de querer ver qué le pasó al otro, que no te está pasando a ti. Verlo en una serie, se relaciona con la ira contenida que queremos ver reflejada en algo que sabemos es ficción”.

La experta advirtió que si bien estos resultados son positivos para los productores, a nivel social podría representar una crisis a largo plazo, que derive en una falta de empatía total, especialmente por parte de los espectadores más jóvenes.

“El que un niño vea una serie como esa, y la disfrute, les quita ese cachito de humanidad de decir 'no está bien que eso suceda, y que traicione a mis amigos por dinero'. Dejan de ver a las personas como seres humanos con sentimientos, y ahora lo vuelven un número, le quitas el trasfondo al ser humano”, comentó. “Podríamos estar generando personas que necesiten llevar a cabo un acto de esos para ver lo que se siente”


CURIOSIDADES DE LA SERIE

-El número de teléfono que aparece en la tarjeta de invitación que reciben los participantes, sí existe en la vida real.

-La modelo Jung Ho Jeon, quien interpreta al personaje de Sae Byeok, hizo su debut actoral en la serie.

-El nombre de la serie está basado en un juego su creador conoce desde niño.

-El primer borrador del guion se escribió en 2008.


Creada por Hwang Dong-hyuk El juego del calamar, es un hábil entramado de lenguajes visuales y temáticas sociales, que plantea un atractivo concurso dirigido a todo tipo de personas, que tienen una sola cosa en común: están en quiebra.

De acuerdo con datos de la plataforma de medición de audiencias en streaming Fix Patrol, el programa lleva dos semanas consecutivas como el más visto a nivel mundial, con lo que se perfila para ser el contenido más popular en la historia de Netflix, superando a éxitos como La casa de papel y Stranger things.

“La gente que antes no se sentaba a ver series coreanas, con este éxito se van a arriesgar a ver más productos. Hay cosas de mucha calidad, Netflix y Amazon Prime Video tienen mucho contenido, y esto abre la puerta a que el público de otros países pierda el miedo a ver estas historias”, señaló la periodista especializada en televisión, Alexandra Bretón.

El juego del calamar sigue a un grupo de 456 personas, todas ellas con problemas financieros, que acuden voluntariamente a un concurso guiados por una muñeca, donde deberán superar seis juegos mortales, para ganar una bolsa de 45 mil 600 millones de wones (casi 800 millones de pesos).

A raíz de su éxito, la serie Alice in borderland, cuya trama es similar, ingresó al Top Ten de Netflix, para colocarse en la sexta posición, y otras como Sweet home y Designated Survivor: 60 días, se mencionan en redes como opciones semejantes.

La viralización ha hecho su parte. Plataformas como Tik Tok y Twitter son el moderm boca a boca del público y se ha despertado la curiosidad sin ninguna campaña de marketing.

“Es lo que todas las televisoras y streamings desearían", dice Alexandra Bretón. "Aquí pasa de forma gratuita. No necesitan contratar influencers ni nada, porque la gente solita lo difundió, tiene elementos muy pintorescos e icónicos, que son altamente instagrameables: la muñeca, los outfits rojos, los juegos, la música, el sonido”.

Además, si bien no todos conocen los juegos que aparecen en los capítulos, la ambición que muestran los personajes, y la desesperación ante sus problemas económicos, son situaciones con los que todo el mundo se puede identificar. Fórmula del éxito.

El juego del calamar tiene otros elementos, como el elevado nivel de violencia y lo gráfico que resultan algunas escenas que, también debido al entorno actual, la hacen atractiva, señala la psicóloga y docente Claudia Adalid Galicia, quien alerta sobre la falta de sensibilidad que han desarrollado las audiencias, y la carga de emociones negativas que han cultivado a raíz de las problemáticas sociales en la vida real.

“Nos hemos acostumbrado a la violencia, la hemos normalizado tanto, que realmente ver ese programa no resulta tan difícil de digerir. En las noticias vemos todo el tiempo información sobre matanzas, masacres, linchamientos, asaltos o feminicidios. Son ataques cada vez más violentos, y verlo en una serie ya no resulta tan fuerte”, señala.

“La gente regresa a ver esas noticias por el morbo, es una situación de querer ver qué le pasó al otro, que no te está pasando a ti. Verlo en una serie, se relaciona con la ira contenida que queremos ver reflejada en algo que sabemos es ficción”.

La experta advirtió que si bien estos resultados son positivos para los productores, a nivel social podría representar una crisis a largo plazo, que derive en una falta de empatía total, especialmente por parte de los espectadores más jóvenes.

“El que un niño vea una serie como esa, y la disfrute, les quita ese cachito de humanidad de decir 'no está bien que eso suceda, y que traicione a mis amigos por dinero'. Dejan de ver a las personas como seres humanos con sentimientos, y ahora lo vuelven un número, le quitas el trasfondo al ser humano”, comentó. “Podríamos estar generando personas que necesiten llevar a cabo un acto de esos para ver lo que se siente”


CURIOSIDADES DE LA SERIE

-El número de teléfono que aparece en la tarjeta de invitación que reciben los participantes, sí existe en la vida real.

-La modelo Jung Ho Jeon, quien interpreta al personaje de Sae Byeok, hizo su debut actoral en la serie.

-El nombre de la serie está basado en un juego su creador conoce desde niño.

-El primer borrador del guion se escribió en 2008.


Local

Libres, 11 campesinos indígenas acusados de ultrajes a la autoridad

Los acusaron de bloquear acceso a instalaciones de Pemex; 2 seguirán bajo proceso en libertad

Policiaca

Lo mataron y arrojaron a una zanja, en Álamo

Autoridades ministerial iniciaron las primeras investigaciones y ordenaron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al anfiteatro municipal

Policiaca

Nueva orden de aprehensión en contra de exgobernador Javier "N"

Lo acusan de desaparición forzada; recibió notificación en el Reclusorio Norte

Deportes

La Bella se queda con el título de beisbol de Emiliano Zapata

Derrota en dramático duelo a la novena de Cañeros de El Roble; 6-5

Deportes

Atletas veracruzanos con buena cosecha de medallas en Panamericano Junior

México se ubicó en la cuarta posición del medallero general con 172 medallas

Policiaca

Cayó a un aljibe y murió, en Banderilla

Al parecer resbaló mientras realizaba labores de limpieza

Local

Refrendan toma de nota al Fatev JLEG

José Luis Enríquez Ambell, secretario general de la FATEV JLEG, recibió el apoyo de dirigentes de sindicatos del estado de Veracruz; así como del dirigente nacional

Local

Dejan en suspenso validar elección de Veracruz

Dos magistrados no aprobaron el proyecto que validaba triunfo de Lobeira; volverán a analizar el caso

Policiaca

Lo mataron y arrojaron a una zanja, en Álamo

Autoridades ministerial iniciaron las primeras investigaciones y ordenaron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al anfiteatro municipal