/ martes 12 de marzo de 2019

Acusan a actrices de Hollywood de pagar sobornos millonarios a universidades

Además de las actrices, empresarios adinerados también están acusados de haber sobornado a las escuelas

Más de 30 padres adinerados, incluidas dos actrices de Hollywood, fueron inculpados el martes ante una corte de Boston, Massachusetts, por pagar millonarios sobornos para que sus hijos ingresaran a prestigiosas universidades de Estados Unidos.

Las actrices Felicity Huffman ("Desperate Housewives"), de 56 años, y Lori Loughlin ("Full House"), de 54, así como grandes empresarios e inversores son parte de los 50 acusados en el esquema, informó la fiscalía federal de Massachusetts, que lidera el caso.

Un total de 33 padres "pagaron enormes sumas de dinero para garantizar la admisión de sus hijos a algunas facultades a través del uso de sobornos y credenciales académicas y atléticas falsas", dijo a periodistas el fiscal federal de Massachusetts, Andrew Lelling, al develar la investigación de 10 meses en la que participaron cientos de agentes federales.

Nueve entrenadores deportivos universitarios están también acusados de integrar el esquema.

El fiscal dijo también que "por ahora" entre los inculpados no hay estudiantes, que en muchos casos no sabían que sus padres habían intermediado para su ingreso a la universidad.

Un catálogo de privilegio

Estos padres eran un catálogo de riqueza y privilegio. Incluyen por ejemplo presidentes de empresas públicas y privadas, exitosos inversores inmobiliarios y de valores, dos conocidas actrices, un diseñador de modas famoso y el codirector de un bufete legal mundial.

Fiscal de Massachusetts

El acusado de liderar el esquema, William Singer, recibió 25 millones de dólares de padres en sobornos entre 2011 y 2018 para que sus hijos entraran a las universidades de Yale, Stanford, UCLA, Georgetown, la Universidad de Texas o la Universidad del Sur de California (USC).

Parte de los pagos a Singer -que llegó a cobrar hasta 6.5 millones de dólares para garantizar una admisión- eran hechos por los padres a una fundación caritativa creada por él. Eso les permitía además deducir impuestos de sus contribuciones "caritativas".

Singer y otro acusado, el entrenador jefe de vela de Stanford, John Vander Moore, se declararán culpables esta tarde, anunció el fiscal.

Lelling dijo que 38 de los 50 acusados fueron detenidos en seis estados, y siete negocian su rendición.

Creemos que todos, padres, entrenadores y facilitadores, mintieron, hicieron trampa, y escondieron sus delitos a expensas de estudiantes que trabajan duro y de contribuyentes.

A veces Singer sobornaba a entrenadores para que aceptaran a estudiantes en sus equipos, y otras veces creaba perfiles atléticos falsos para los hijos de sus clientes, inventando logros deportivos y falsificando fotografías de los jóvenes compitiendo, que a veces sacaban de internet.

La entrenadora del equipo femenino de fútbol de Yale aceptó por ejemplo 400 mil dólares para recibir a una estudiante que nunca había jugado al fútbol de manera competitiva, según la acusación. Por ese servicio, la familia de la joven pagó a Singer 1.2 millones de dólares.

Además, Singer cobraba entre 15 mil y 75 mil dólares por corregir las respuestas erróneas de los exámenes de admisión universitaria de los hijos de sus clientes, o para que otra persona se hiciera pasar por ellos para dar las pruebas.

No puede haber un sistema de admisión diferente para las personas adineradas. No puede haber tampoco un sistema judicial diferente para ellos.

Examen corregido

Un acusado que colabora con la fiscalía y coordinaba el esquema contó que ofreció a la actriz Felicity Huffman sus servicios para que las respuestas erróneas del examen de admisión universitaria (SAT) de su hija mayor fueran corregidas.

Huffman es acusada de pagar 15 mil dólares por el test modificado de su hija mayor, y el FBI asegura que comenzó el mismo proceso para su hija menor pero luego abandonó la idea por temor a levantar sospechas.

El FBI grabó incluso una conversación telefónica de Huffman con el intermediario donde discuten el tema.

La actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, también inculpado, son acusados de pagar medio millón de dólares para que sus hijas fueran incluidas en el equipo de remo de la USC, aunque no son remadoras. Las dos hijas de la pareja fueron aceptadas en la universidad.

Más de 30 padres adinerados, incluidas dos actrices de Hollywood, fueron inculpados el martes ante una corte de Boston, Massachusetts, por pagar millonarios sobornos para que sus hijos ingresaran a prestigiosas universidades de Estados Unidos.

Las actrices Felicity Huffman ("Desperate Housewives"), de 56 años, y Lori Loughlin ("Full House"), de 54, así como grandes empresarios e inversores son parte de los 50 acusados en el esquema, informó la fiscalía federal de Massachusetts, que lidera el caso.

Un total de 33 padres "pagaron enormes sumas de dinero para garantizar la admisión de sus hijos a algunas facultades a través del uso de sobornos y credenciales académicas y atléticas falsas", dijo a periodistas el fiscal federal de Massachusetts, Andrew Lelling, al develar la investigación de 10 meses en la que participaron cientos de agentes federales.

Nueve entrenadores deportivos universitarios están también acusados de integrar el esquema.

El fiscal dijo también que "por ahora" entre los inculpados no hay estudiantes, que en muchos casos no sabían que sus padres habían intermediado para su ingreso a la universidad.

Un catálogo de privilegio

Estos padres eran un catálogo de riqueza y privilegio. Incluyen por ejemplo presidentes de empresas públicas y privadas, exitosos inversores inmobiliarios y de valores, dos conocidas actrices, un diseñador de modas famoso y el codirector de un bufete legal mundial.

Fiscal de Massachusetts

El acusado de liderar el esquema, William Singer, recibió 25 millones de dólares de padres en sobornos entre 2011 y 2018 para que sus hijos entraran a las universidades de Yale, Stanford, UCLA, Georgetown, la Universidad de Texas o la Universidad del Sur de California (USC).

Parte de los pagos a Singer -que llegó a cobrar hasta 6.5 millones de dólares para garantizar una admisión- eran hechos por los padres a una fundación caritativa creada por él. Eso les permitía además deducir impuestos de sus contribuciones "caritativas".

Singer y otro acusado, el entrenador jefe de vela de Stanford, John Vander Moore, se declararán culpables esta tarde, anunció el fiscal.

Lelling dijo que 38 de los 50 acusados fueron detenidos en seis estados, y siete negocian su rendición.

Creemos que todos, padres, entrenadores y facilitadores, mintieron, hicieron trampa, y escondieron sus delitos a expensas de estudiantes que trabajan duro y de contribuyentes.

A veces Singer sobornaba a entrenadores para que aceptaran a estudiantes en sus equipos, y otras veces creaba perfiles atléticos falsos para los hijos de sus clientes, inventando logros deportivos y falsificando fotografías de los jóvenes compitiendo, que a veces sacaban de internet.

La entrenadora del equipo femenino de fútbol de Yale aceptó por ejemplo 400 mil dólares para recibir a una estudiante que nunca había jugado al fútbol de manera competitiva, según la acusación. Por ese servicio, la familia de la joven pagó a Singer 1.2 millones de dólares.

Además, Singer cobraba entre 15 mil y 75 mil dólares por corregir las respuestas erróneas de los exámenes de admisión universitaria de los hijos de sus clientes, o para que otra persona se hiciera pasar por ellos para dar las pruebas.

No puede haber un sistema de admisión diferente para las personas adineradas. No puede haber tampoco un sistema judicial diferente para ellos.

Examen corregido

Un acusado que colabora con la fiscalía y coordinaba el esquema contó que ofreció a la actriz Felicity Huffman sus servicios para que las respuestas erróneas del examen de admisión universitaria (SAT) de su hija mayor fueran corregidas.

Huffman es acusada de pagar 15 mil dólares por el test modificado de su hija mayor, y el FBI asegura que comenzó el mismo proceso para su hija menor pero luego abandonó la idea por temor a levantar sospechas.

El FBI grabó incluso una conversación telefónica de Huffman con el intermediario donde discuten el tema.

La actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, también inculpado, son acusados de pagar medio millón de dólares para que sus hijas fueran incluidas en el equipo de remo de la USC, aunque no son remadoras. Las dos hijas de la pareja fueron aceptadas en la universidad.

Policiaca

Niño de 8 años fue atacado a balazos en escuela de Minatitlán

El menor fue herido presuntamente por un sujeto a quien apodan "Cucho", el cual tras el atentado se dio a la fuga

Policiaca

Taxista ejecutado en la colonia Ferrocarrilera de Xalapa

Hasta el momento las investigaciones siguen sin que se conozca alguna línea. No se conoce aún la identidad del taxista

Local

Empresarios SOS protestan en la oficina del gobernador; exigen pagos

A la protesta se sumarán más empresarios porque no permitirán ser objeto de simulaciones, explicaron

Sociedad

Financiera Rural cesa a representante en BC por vínculo con Morena

Salomón Faz Apodaca fue destituido por participar en un acto de campaña del candidato a Gobernador por Morena, Jaime Bonilla Valdez.

Justicia

Detienen a Alexis "N" alias "El Chofo", era sicario del CJNG

El sujeto está relacionado con otras carpetas de investigación por varios delitos

Sociedad

AICM tendrá Terminal 3 y se edificiaría hasta 2020

Gerardo Ferrando, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México no descarta que haya una carta terminal en esta administración

Política

Sin cambios, avanza minuta de reforma laboral en el Senado

Napoleón Gómez, presidente de la Comisión de Trabajo espera que sea votada la reforma en el Pleno de la Cámara alta este jueves

Doble Vía

Hace tres décadas masacró a sus hijos, hoy cumple condena "La Hiena de Querétaro"

Este miércoles por la tarde Claudia Mijangos salió del Centro Femenil de Reinserción Social Tepepan en la Ciudad de México en la que estuvo recluida tras su sentencia de 30 años