/ jueves 24 de marzo de 2022

#SOY Series visionarias y hasta proféticas

Varias producciones realizadas en los últimos años se han adelantado a distintos fenómenos y sucesos políticos en el mundo, incluido el ascenso de diversas figuras políticas

Desde la invasión de Ucrania, la serie Servidor del pueblo, en la que Volodimir Zelenski interpretó al presidente del país, se hizo popular en el mundo entero. Y es que, de alguna manera, su personaje profético lleva a reflexionar sobre cómo las series moldean la realidad.

Para Laurence Herszberg, directora de Series Mania, el mayor festival de Europa, estas producciones de ficción "ocupan cada vez más espacio en la realidad" y su influencia crece a lo largo de los años. "Podemos manipular con una serie", asegura en una entrevista con la agencia AFP.

Pero el crítico televisivo del New York Times, James Poniewozik, es más comedido. "No estoy seguro de que la televisión pueda hacer creer a la gente algo para la que no están dispuestos a creer".

En cambio, "pueden ayudar a imaginar una realidad un poco diferente a su día a día, que no estaban dispuestos a aceptar antes", agrega.

Cita como ejemplo las ficciones estadounidenses que ponían en escena personajes abiertamente gay, como Will & Grace, que comenzó a aparecer en 1998 y que de alguna manera normalizó la homosexualidad en la televisión antes de incluir la legalización del matrimonio del mismo sexo.

Del mismo modo, Star Trek, presentada en los años sesentas, una tripulación espacial diversa, con una mujer negra y un asiático, y "ha podido ayudar a hacer evolucionar las mentalidades" sobre lo que podía ser un equipo en una farmacia estadounidense, estima Poniewozik.

Al tener las series varias temporadas, la audiencia accede a estas realidades distintas durante varios años. "Hacen que parezca conocido lo que es desconocido, nos familiarizan con una hipótesis", explica Thibaut de Saint Maurice, investigador de la Universidad Panteón-Sorbona de París.

Otro ejemplo que suele citarse es el ascenso de un presidente afroamericano a la Casa Blanca en la serie 24, antes de la elección de Barack Obama.

Pero el poder transformador de las series es limitado, especificó Thibaut de Saint Maurice:

"En Estados Unidos, con 24 o Homeland, o en Francia con Baron Noir, los espectadores se han habituado a ver una mujer presidenta. Pero esto no ha ocurrido hasta ahora" en estos dos países.

Para los expertos, otras series futuras pueden hacer emerger nuevos líderes / Foto: Cortesía Telecinco

Construcción de líderes

En algunos casos, la pequeña pantalla ha permitido que algunas figuras creen un personaje que terminó por llevarse al poder. "Es el caso de Donald Trump con el programa The Apprentice, pero también con Volodimir Zelenski en Servidor del pueblo", dice Poniewozik.

"Con The Apprentice, Trump dio la impresión de que era un jefe corporativo decidido y lo aprovechó durante la campaña presidencial", explicó este periodista que escribió un libro sobre este tema.

En Servidor del pueblo, donde Zelenski interpretó a un profesor de historia convertido contra todo pronóstico en presidente de Ucrania, el líder actual en Kiev construyó una idea cierta de liderazgo.

“En un país donde hay corrupción, la idea es que el verdadero poder político no viene del hecho de que eres el fuerte, sino al contrario, de que tienes que enfrentar los mismos desafíos que tus conciudadanos”, añade.

Más temprano, Zelenski prolongó la imagen de la serie en la actualidad, moviéndose en redes sociales videos grabados con su móvil en las calles de Kiev, como podría hacer cualquier ucraniano que se haya quedado en la capital.

“Es un político que también es actor, productor, director, que domina a la perfección los códigos y el vocabulario de la ficción, es el que sirve para describir una realidad”, dijo Thibaut de Saint Maurice.

En el futuro, otras ficciones pueden hacer emerger nuevos líderes, aseguran convencidos los expertos.

Y un ejemplo puede concretarse pronto con Turbia, una serie colombiana sobre la escasez de agua potable, presentada el domingo en Series Mania.

La política Francia Márquez interpretó a una afrocolombiana de un barrio pobre de Cali, amenazada con ser expulsada por un proyecto de infraestructuras.

Sin embargo, en la realidad puede convertirse en vicepresidenta del país si el candidato de izquierdas Gustavo Petro, en cabeza de la carrera presidencial, es elegido en mayo.

Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

Desde la invasión de Ucrania, la serie Servidor del pueblo, en la que Volodimir Zelenski interpretó al presidente del país, se hizo popular en el mundo entero. Y es que, de alguna manera, su personaje profético lleva a reflexionar sobre cómo las series moldean la realidad.

Para Laurence Herszberg, directora de Series Mania, el mayor festival de Europa, estas producciones de ficción "ocupan cada vez más espacio en la realidad" y su influencia crece a lo largo de los años. "Podemos manipular con una serie", asegura en una entrevista con la agencia AFP.

Pero el crítico televisivo del New York Times, James Poniewozik, es más comedido. "No estoy seguro de que la televisión pueda hacer creer a la gente algo para la que no están dispuestos a creer".

En cambio, "pueden ayudar a imaginar una realidad un poco diferente a su día a día, que no estaban dispuestos a aceptar antes", agrega.

Cita como ejemplo las ficciones estadounidenses que ponían en escena personajes abiertamente gay, como Will & Grace, que comenzó a aparecer en 1998 y que de alguna manera normalizó la homosexualidad en la televisión antes de incluir la legalización del matrimonio del mismo sexo.

Del mismo modo, Star Trek, presentada en los años sesentas, una tripulación espacial diversa, con una mujer negra y un asiático, y "ha podido ayudar a hacer evolucionar las mentalidades" sobre lo que podía ser un equipo en una farmacia estadounidense, estima Poniewozik.

Al tener las series varias temporadas, la audiencia accede a estas realidades distintas durante varios años. "Hacen que parezca conocido lo que es desconocido, nos familiarizan con una hipótesis", explica Thibaut de Saint Maurice, investigador de la Universidad Panteón-Sorbona de París.

Otro ejemplo que suele citarse es el ascenso de un presidente afroamericano a la Casa Blanca en la serie 24, antes de la elección de Barack Obama.

Pero el poder transformador de las series es limitado, especificó Thibaut de Saint Maurice:

"En Estados Unidos, con 24 o Homeland, o en Francia con Baron Noir, los espectadores se han habituado a ver una mujer presidenta. Pero esto no ha ocurrido hasta ahora" en estos dos países.

Para los expertos, otras series futuras pueden hacer emerger nuevos líderes / Foto: Cortesía Telecinco

Construcción de líderes

En algunos casos, la pequeña pantalla ha permitido que algunas figuras creen un personaje que terminó por llevarse al poder. "Es el caso de Donald Trump con el programa The Apprentice, pero también con Volodimir Zelenski en Servidor del pueblo", dice Poniewozik.

"Con The Apprentice, Trump dio la impresión de que era un jefe corporativo decidido y lo aprovechó durante la campaña presidencial", explicó este periodista que escribió un libro sobre este tema.

En Servidor del pueblo, donde Zelenski interpretó a un profesor de historia convertido contra todo pronóstico en presidente de Ucrania, el líder actual en Kiev construyó una idea cierta de liderazgo.

“En un país donde hay corrupción, la idea es que el verdadero poder político no viene del hecho de que eres el fuerte, sino al contrario, de que tienes que enfrentar los mismos desafíos que tus conciudadanos”, añade.

Más temprano, Zelenski prolongó la imagen de la serie en la actualidad, moviéndose en redes sociales videos grabados con su móvil en las calles de Kiev, como podría hacer cualquier ucraniano que se haya quedado en la capital.

“Es un político que también es actor, productor, director, que domina a la perfección los códigos y el vocabulario de la ficción, es el que sirve para describir una realidad”, dijo Thibaut de Saint Maurice.

En el futuro, otras ficciones pueden hacer emerger nuevos líderes, aseguran convencidos los expertos.

Y un ejemplo puede concretarse pronto con Turbia, una serie colombiana sobre la escasez de agua potable, presentada el domingo en Series Mania.

La política Francia Márquez interpretó a una afrocolombiana de un barrio pobre de Cali, amenazada con ser expulsada por un proyecto de infraestructuras.

Sin embargo, en la realidad puede convertirse en vicepresidenta del país si el candidato de izquierdas Gustavo Petro, en cabeza de la carrera presidencial, es elegido en mayo.

Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

Local

¿Por qué México no es potencia en agricultura? Barzón declara

Crisis muy severa enfrenta el campo mexicano, advierte Rómulo Melchor

Local

Pan más barato… pero más pequeño; ¿lo comprarías?

Panaderos tienen que hacer rendir la masa y deben cambiar sus estrategias de venta

Cultura

Lanzan primera colección de libros en lenguas originarias; te contamos

Iwiijispa tiene un tiraje de 30 mil 500 ejemplares, dijo Zoila Cruz del Valle

Ciencia

Embriones sintéticos: Cada vez menos lejanos

Los últimos experimentos que se hicieron con embriones artificiales, a partir de células madre colocadas fuera de un útero, estos lograron formarse por sí mismos hasta una etapa avanzada

Local

Desapariciones no cesan en Veracruz; informe da cifras desalentadoras

El 2021 fue el año más letal, incluso peor que el 2014 del exgobernador Javier "N", dijo Anais Palacios

Cultura

Cuestionario Proust: Fernanda Tapia

La conductora considera que su mayor logro ha sido abrir la puerta de la radio comercial a las mujeres y hacer radio de una forma diferente

Local

¿Por qué México no es potencia en agricultura? Barzón declara

Crisis muy severa enfrenta el campo mexicano, advierte Rómulo Melchor

Local

Prepárate porque persiste el temporal de lluvias en la entidad

Se esperan descargas eléctricas e incluso granizo, dice PC

Local

Pan más barato… pero más pequeño; ¿lo comprarías?

Panaderos tienen que hacer rendir la masa y deben cambiar sus estrategias de venta