/ viernes 5 de julio de 2019

Aprobar el matrimonio igualitario abre la puerta a la adopción de parejas

Nuestros niños no son conejillos de indias para experimentar con su vida y su desarrollo emocional, señala Frente Nacional por la Familia en Xalapa

XALAPA, Ver.- Al promover los legisladores locales las modificaciones al Código Civil del Estado para que se considere la figura de matrimonio igualitario, se abren al mismo tiempo las puertas a la autorización de las adopciones de niños para este tipo de parejas, informó Ignacio Guadarrama Ramírez, presidente del Frente Nacional por la Familia en Xalapa.

En conferencia de prensa, el dirigente dijo que la adopción de niños por parejas del mismo sexo es una situación que no ha sido analizada de manera suficiente y que tampoco lo ha sido su impacto en el desarrollo psíquico-social del infante.

Recordemos que en el proceso de adopción, el Estado debe salvaguardar el derecho superior del niño de recuperar lo que ha perdido; es decir, un padre y una madre, y no satisfacer la necesidad de ejercer su maternidad o paternidad de una persona o una pareja. Nuestros niños no son conejillos de indias para experimentar con su vida y su desarrollo emocional

Los integrantes del Frente Nacional por la Familia, indicó, solicitan a los legisladores locales que no vulneren la figura jurídica del matrimonio la cual debe resguardarse en aras de su propia supervivencia, así como salvaguardar siempre el interés superior de la niñez.

Ignacio Guadarrama expresó que estarán siempre en favor de la defensa de los derechos humanos de todas las personas, especialmente de las más indefensas y vulnerables, y en contra de las diferentes formas de discriminación por grupo étnico, color, religión, discapacidad o preferencia sexual.

Sin embargo, expresó: "Consideramos que los derechos deben ser iguales para los iguales y desiguales para los desiguales; por lo tanto, no es posible llamar a la unión de homosexuales matrimonio puesto que este término fue creado para la unión de parejas heterosexuales".

Apuntó que es necesario recordar que la palabra matrimonio considera como uno de sus elementos esenciales la apertura a la vida que se genera en la matriz o maternidad, situación que de manera natural sólo se da en las parejas heterosexuales.

En este mismo orden de ideas, los integrantes del Frente Nacional por la Familia consideran que las sociedades de convivencia responden de manera total a las necesidades de protección jurídica y social que demandan este tipo de parejas.

XALAPA, Ver.- Al promover los legisladores locales las modificaciones al Código Civil del Estado para que se considere la figura de matrimonio igualitario, se abren al mismo tiempo las puertas a la autorización de las adopciones de niños para este tipo de parejas, informó Ignacio Guadarrama Ramírez, presidente del Frente Nacional por la Familia en Xalapa.

En conferencia de prensa, el dirigente dijo que la adopción de niños por parejas del mismo sexo es una situación que no ha sido analizada de manera suficiente y que tampoco lo ha sido su impacto en el desarrollo psíquico-social del infante.

Recordemos que en el proceso de adopción, el Estado debe salvaguardar el derecho superior del niño de recuperar lo que ha perdido; es decir, un padre y una madre, y no satisfacer la necesidad de ejercer su maternidad o paternidad de una persona o una pareja. Nuestros niños no son conejillos de indias para experimentar con su vida y su desarrollo emocional

Los integrantes del Frente Nacional por la Familia, indicó, solicitan a los legisladores locales que no vulneren la figura jurídica del matrimonio la cual debe resguardarse en aras de su propia supervivencia, así como salvaguardar siempre el interés superior de la niñez.

Ignacio Guadarrama expresó que estarán siempre en favor de la defensa de los derechos humanos de todas las personas, especialmente de las más indefensas y vulnerables, y en contra de las diferentes formas de discriminación por grupo étnico, color, religión, discapacidad o preferencia sexual.

Sin embargo, expresó: "Consideramos que los derechos deben ser iguales para los iguales y desiguales para los desiguales; por lo tanto, no es posible llamar a la unión de homosexuales matrimonio puesto que este término fue creado para la unión de parejas heterosexuales".

Apuntó que es necesario recordar que la palabra matrimonio considera como uno de sus elementos esenciales la apertura a la vida que se genera en la matriz o maternidad, situación que de manera natural sólo se da en las parejas heterosexuales.

En este mismo orden de ideas, los integrantes del Frente Nacional por la Familia consideran que las sociedades de convivencia responden de manera total a las necesidades de protección jurídica y social que demandan este tipo de parejas.

Local

Payasito se suicida; estaba deprimido porque autoridades le quitaron a sus hijos

Su cuerpo fue encontrado por una vecina quien de inmediato pidió auxilio a los cuerpos de emergencia, sin embargo, no pudieron hacer nada

Local

Unidad y madurez democrática en Morena-Veracruz, propone Esteban Ramírez

“Demostremos al pueblo de Veracruz que la madurez democrática es un proceso que no permite marcha hacia atrás”, señala

Sociedad

Acapulco está en jaque por el coronavirus

No es momento para andar de fiesta porque el Covid nos está matando, señala la alcaldesa

Sociedad

Enfrentamientos no ceden en Chihuahua, van más de mil homicidios en el año

Persisten los ataques de los grupos delincuenciales contra cuerpos de seguridad, los últimos en Cuauhtémoc, que dejaron cuatro muertos, entre ellos un agente estatal de investigación

Sociedad

Dengue se suma a emergencia sanitaria en Jalisco

La UdeG advierte de un aumento de casos de la enfermedad transmitida por el mosco Aedes aegypti

Gossip

Álex de la Iglesia dirigirá un nuevo sello de terror con Sony y Amazon

El cine de Álex de la Iglesia ronda lo terrorífico y ese será el universo en el que se desarrolle The fear collection

Gossip

Lisbeth Salinger de Millennium llega a Amazon

Por cuarta ocasión se podrá ver en la pantalla las aventuras del personaje de Lisbeth Salinger