/ domingo 28 de noviembre de 2021

Armando, de Los Joao, narra milagro de la Virgen contra el cáncer

Armando Arcos Suárez, “El João” está feliz, Dios le dio una oportunidad de vida, protegido por el manto de la Virgen de Guadalupe, la madre de los mexicanos

Algunas veces, me lo dijo un viejo cura que era mi confesor en Orizaba, la muerte pasa da largo, porque la virgen te protege; es su manto, es su mano, es su amor por los seres humanos, porque ella sintió la carne, el sufrimiento, el dolor, un aguijón que atravesó su corazón.

Lo escuché atento y sus palabras se me olvidaron, llevadas por el aire del tiempo, hasta que un día me las recordó don Armando Arcos Suárez, “El João”. “A mí, la virgen me sanó de un cáncer”, me dijo.

Leer más: Relato: Gabriela Victoria, la niña poseída

Lo vi este viernes en el café don Justo, de la avenida Araucarias en Xalapa, acompañado del turismólogo “Tito” Barquín Gornés y ahí, luego de entregarme un cubrebocas con la imagen de la Virgen de Guadalupe, me contó que este 11 de diciembre le llevará Las Mañanitas a la Basílica que lleva su nombre en la ciudad de México, en el cerro del Tepeyac donde un día le dijo al indio Juan Diego, “Oye, hijo mío, Juanito, el más pequeño de mis hijos, ¿a dónde vas?”.

“Así me dijo a mí, ¿a dónde vas Armando?, y me detuvo de la muerte, me cambió el rumbo y aquí estoy, vivo, agradecido”, me dice el hombre que luego de una fructífera trayectoria, viajando por todo el país y el mundo, como vocalista de “Los João”, se encontró con la muerte de frente, cuando el 4 de enero de 2020 le diagnosticaron un cáncer. La noticia lo cimbró y como en un flash back, le pasaron todas sus vidas por la memoria, desde su niñez en Xalapa, sus viajes por el mundo, hasta los momentos actuales en su apacible residencia de León, Guanajuato.

II

“No fumo, no tomo y empecé a sentirme mal, a ponerme amarillo, como de un mal hepático. Fui al doctor, me hice análisis y el resultado fue un pequeño tumor en las vías biliares”, me cuenta. Cuando los médicos le hablaron de esta fatal enfermedad, quizá pensó en la letra de aquella canción que los hizo famosos y que se bailaba en todo el mundo: “Oye, abre tus ojos, mira hacia arriba, disfruta las cosas buenas que tiene la vida”.

Preocupado, le contó a su hermano “Monchi” y éste lo llevó a La Villa de Guadalupe, en donde un sacerdote lo ungió y lo encomendó a la Virgen. Antes de que le diagnosticaron el mal, el vocalista de “Los João” ya había pasado por diversos procedimientos médicos: le quitaron la vesícula, tuvo tres operaciones y los síntomas seguían apareciendo. Ya en la cuarta operación la biopsia reveló el tumor maligno.

Encomendado a la Virgen de Guadalupe, la hospitalización por la cirugía del 26 de enero concluyó el 24 de febrero, “fueron 33 días de estar hospitalizado, rezando y confiando en la mano de Dios, del señor Jesús, primero que nada y de la intercesión de mi Virgen María de Guadalupe”.

“Después de esa unción me fui a hacer unos estudios en donde te ponen alto contraste y sucedió que nomás apareció un pequeño tumorcito, pero que en general yo estaba limpio, estaba totalmente limpio, gracias a la Virgen de Guadalupe que me protegió con su manto y me hizo ese milagro”, me cuenta emocionado.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

III

“La operación fue muy difícil. El doctor intervino toda el área abdominal, removiendo páncreas, hígado, estómago y los intestinos delgado y grueso. Me los volvieron a conectar después de quitarme ese tumorcito y el 29 de junio, luego de otros estudios, el médico me dijo que estaba totalmente curado, que ya no necesitaría quimioterapias, por eso estoy completamente convencido de que fue la Virgen de Guadalupe la que me hizo el milagro”, expresa emocionado.

—¿Usted le hizo una promesa a la Virgen? “Sí, yo le dije: virgencita linda, te prometo que, si me curas de esto, voy a ser uno de los principales promotores de ti, de tu imagen, de tu milagro, de tu presencia, siempre constante aquí en la Villa de Guadalupe”.

Don Armado comenta que la historia de México está ligada a la virgen María de Guadalupe, “en la Independencia la tomó como bandera nuestro querido Miguel Hidalgo; luego José María Morelos y para más muestra, Guadalupe Victoria, cuyo nombre real era José Miguel Ramón Fernández y Félix. Ellos han creído y han sentido la presencia, igual que yo, de la Virgen de Guadalupe a través de estas apariciones”.

Por ello, añade, se comprometió con ella, a ser promotor de este milagro que hizo, al darle la salud, para seguir disfrutando las cosas buenas que tiene la vida, como dice la canción del grupo musical. “Ahora creo firmemente en ella. Antes, confieso que no rezaba el Rosario y ahora lo hago todas las tardes con mi esposa y realmente me siento inmensamente feliz”.

Luego de despedirse de Tito Barquín, de don Manuel Fernández Ávila, Gustavo Murrieta y Carlos López, una familia de Alto Lucero se le acerca para pedirle una foto. Lo llevo a su casa natal en la calle de Belisario Domínguez, rodeando el centro de la ciudad, en donde el hermano del gobernador filma una película. Este fin de semana asistirá a una reunión de ex compañeros del Colegio Preparatorio. Se despide sonriente. Está feliz, Dios le dio una oportunidad de vida, protegido por el manto de la Virgen de Guadalupe, la madre de los mexicanos.

Algunas veces, me lo dijo un viejo cura que era mi confesor en Orizaba, la muerte pasa da largo, porque la virgen te protege; es su manto, es su mano, es su amor por los seres humanos, porque ella sintió la carne, el sufrimiento, el dolor, un aguijón que atravesó su corazón.

Lo escuché atento y sus palabras se me olvidaron, llevadas por el aire del tiempo, hasta que un día me las recordó don Armando Arcos Suárez, “El João”. “A mí, la virgen me sanó de un cáncer”, me dijo.

Leer más: Relato: Gabriela Victoria, la niña poseída

Lo vi este viernes en el café don Justo, de la avenida Araucarias en Xalapa, acompañado del turismólogo “Tito” Barquín Gornés y ahí, luego de entregarme un cubrebocas con la imagen de la Virgen de Guadalupe, me contó que este 11 de diciembre le llevará Las Mañanitas a la Basílica que lleva su nombre en la ciudad de México, en el cerro del Tepeyac donde un día le dijo al indio Juan Diego, “Oye, hijo mío, Juanito, el más pequeño de mis hijos, ¿a dónde vas?”.

“Así me dijo a mí, ¿a dónde vas Armando?, y me detuvo de la muerte, me cambió el rumbo y aquí estoy, vivo, agradecido”, me dice el hombre que luego de una fructífera trayectoria, viajando por todo el país y el mundo, como vocalista de “Los João”, se encontró con la muerte de frente, cuando el 4 de enero de 2020 le diagnosticaron un cáncer. La noticia lo cimbró y como en un flash back, le pasaron todas sus vidas por la memoria, desde su niñez en Xalapa, sus viajes por el mundo, hasta los momentos actuales en su apacible residencia de León, Guanajuato.

II

“No fumo, no tomo y empecé a sentirme mal, a ponerme amarillo, como de un mal hepático. Fui al doctor, me hice análisis y el resultado fue un pequeño tumor en las vías biliares”, me cuenta. Cuando los médicos le hablaron de esta fatal enfermedad, quizá pensó en la letra de aquella canción que los hizo famosos y que se bailaba en todo el mundo: “Oye, abre tus ojos, mira hacia arriba, disfruta las cosas buenas que tiene la vida”.

Preocupado, le contó a su hermano “Monchi” y éste lo llevó a La Villa de Guadalupe, en donde un sacerdote lo ungió y lo encomendó a la Virgen. Antes de que le diagnosticaron el mal, el vocalista de “Los João” ya había pasado por diversos procedimientos médicos: le quitaron la vesícula, tuvo tres operaciones y los síntomas seguían apareciendo. Ya en la cuarta operación la biopsia reveló el tumor maligno.

Encomendado a la Virgen de Guadalupe, la hospitalización por la cirugía del 26 de enero concluyó el 24 de febrero, “fueron 33 días de estar hospitalizado, rezando y confiando en la mano de Dios, del señor Jesús, primero que nada y de la intercesión de mi Virgen María de Guadalupe”.

“Después de esa unción me fui a hacer unos estudios en donde te ponen alto contraste y sucedió que nomás apareció un pequeño tumorcito, pero que en general yo estaba limpio, estaba totalmente limpio, gracias a la Virgen de Guadalupe que me protegió con su manto y me hizo ese milagro”, me cuenta emocionado.

Foto: René Corrales | Diario de Xalapa

III

“La operación fue muy difícil. El doctor intervino toda el área abdominal, removiendo páncreas, hígado, estómago y los intestinos delgado y grueso. Me los volvieron a conectar después de quitarme ese tumorcito y el 29 de junio, luego de otros estudios, el médico me dijo que estaba totalmente curado, que ya no necesitaría quimioterapias, por eso estoy completamente convencido de que fue la Virgen de Guadalupe la que me hizo el milagro”, expresa emocionado.

—¿Usted le hizo una promesa a la Virgen? “Sí, yo le dije: virgencita linda, te prometo que, si me curas de esto, voy a ser uno de los principales promotores de ti, de tu imagen, de tu milagro, de tu presencia, siempre constante aquí en la Villa de Guadalupe”.

Don Armado comenta que la historia de México está ligada a la virgen María de Guadalupe, “en la Independencia la tomó como bandera nuestro querido Miguel Hidalgo; luego José María Morelos y para más muestra, Guadalupe Victoria, cuyo nombre real era José Miguel Ramón Fernández y Félix. Ellos han creído y han sentido la presencia, igual que yo, de la Virgen de Guadalupe a través de estas apariciones”.

Por ello, añade, se comprometió con ella, a ser promotor de este milagro que hizo, al darle la salud, para seguir disfrutando las cosas buenas que tiene la vida, como dice la canción del grupo musical. “Ahora creo firmemente en ella. Antes, confieso que no rezaba el Rosario y ahora lo hago todas las tardes con mi esposa y realmente me siento inmensamente feliz”.

Luego de despedirse de Tito Barquín, de don Manuel Fernández Ávila, Gustavo Murrieta y Carlos López, una familia de Alto Lucero se le acerca para pedirle una foto. Lo llevo a su casa natal en la calle de Belisario Domínguez, rodeando el centro de la ciudad, en donde el hermano del gobernador filma una película. Este fin de semana asistirá a una reunión de ex compañeros del Colegio Preparatorio. Se despide sonriente. Está feliz, Dios le dio una oportunidad de vida, protegido por el manto de la Virgen de Guadalupe, la madre de los mexicanos.

Policiaca

Asesinan a mujer que salió de su trabajo, ¿en dónde ocurrió?

El cadáver estaba cerca de un campo deportivo en Cosamaloapan

Policiaca

Masacre en bar Caballo Blanco: Vinculan a proceso a presunto autor intelectual

El atentado ocurrido en el bar El Caballo Blanco de Coatzacoalcos dejó como saldo 32 personas muertas, entre empleados y clientes

Local

De haber Xiqueñada se violaría la ley: activistas. ¿Irías?

Recuerdan que en el Código Penal ya está tipificado como delito y, si se realizara, se podría incurrir en responsabilidad administrativa

Gossip

Napoleón, firme en su decisión de retirarse de los escenarios

José María Napoleón retoma el tour Hasta siempre y se despide en escenarios de la Ciudad de México, Monterrey, y Guadalajara

Sociedad

México vierte agua sucia en el río Bravo

La CILA manifestó preocupación por estos desagües, ya que el caudal que nace en la parte norteamericana es usado para el riego de cultivos de maíz y trigo

Finanzas

Empresas europeas apoyan la inclusión

Las compañías suizas han sido pioneras en adoptar políticas corporativas a favor de las personas LGBT+

Sociedad

Atacan a tiros fiesta de director policiaco en NL

Rafaguearon 4 hombres armados el frente del inmueble; no hay heridos

Cultura

Carlos Monsiváis y Salvador Novo: dos intelectuales en el clóset

Carlos Monsiváis y Salvador Novo, los mayores cronistas de la ciudad de México en su época, fueron, sin llegar a proponérselo, pioneros del activismo en favor de los derechos LGBT+ 

Mundo

Ecuador denuncia intento de Golpe de Estado

Lasso no descarta uso de armas letales; fuertes enfrentamientos fuera del Congreso en la capital