/ martes 1 de marzo de 2022

Es el más experto en hacer máscaras en la Huasteca

Las manos de don Gregorio Hernández son expertas en manejar la madera y darle formas fantásticas

Ásperas y callosas, así son las manos de Gregorio Hernández González, el mascarero más longevo de Tempoal, municipio de la Huasteca veracruzana donde se preserva la danza de “La Viejada”, Patrimonio Cultural Inmaterial de México.

El ritual, enmarcado en las fiestas de Día de Muertos, sobresale por el sentido identitario, la música tradicional, la vestimenta y un elemento cargado de simbolismo, la máscara que porta el danzante para esconderse de la muerte, reírse de ella, igualarla o espantarla.



En Tempoal hay al menos 50 artesanos consolidados, más nuevas generaciones que aprenden de los mayores, encabezados por Gregorio, hombre de 75 años para quien es motivante compartir sus saberes en la Casa de Cultura, en otras ciudades y otros estados del país.

Don Goyo ha creado a lo largo de su vida unas cuatro mil máscaras. No sabe el número exacto pero sí que prefiere la madera de cedro para tallar bocones, calaveras y diablos, los rostros más solicitados por danzantes y coleccionistas de México y el mundo.

Además de las mencionadas están las máscaras míticas de aztecas o apaches, de vaqueros, las “bigotonas” o las de mujeres de carnosos labios rojos y dientes grandes y cuadrados que con amplias sonrisas se burlan de la “Pelona”.

En entrevista, el artesano declara ser feliz de saberse portador de un conocimiento que le da identidad a su pueblo de origen, al mismo tiempo que preserva el legado de su suegro, Modesto Sánchez Velázquez, quien fuera “el mero mero mascarero de Tempoal”.

A diferencia de otros artesanos, quienes se inician en el tallado de la madera cuando aún son adolescentes, don Gregorio empezó pasados los 30; antes se dedicaba solo a pintar.



En víspera de cumplir 76 años de edad -11 de marzo-, expresa su alegría por ser una persona sana y poder atender su taller, donde ha transcurrido su vida entre lápices, dibujos y pinturas.

El olor de la madera, las lijas, gubias, machetes, cuchillos, serruchos y hasta motosierra generan un ambiente de motivación para don Gregorio, quien asegura que ser mascarero tiene su principal dificultad en el tallado.

“Lo difícil es darle forma; se pueden usar maderas más suaves, pero a mí me gusta el cedro; es muy dura pero es garantía… Yo tardo en hacer la máscara máximo tres días y la vendo entre 800 y mil 400 pesos, dependiendo el diseño”.

Te puede interesar: Veracruz, bastión de la Cerámica

Para el creativo, además de su oficio, es importante el trabajo comunitario y la familia que ha formado con su esposa Glorinela Sánchez Ortega. Son padres de Laura Estela, Odín, Javier e Iván, todos dedicados a la artesanía.

En su faceta de tallerista en la Casa de Cultura, dice sentirse afortunado de ver en los rostros de los niños la ilusión y asombro de constatar cómo un trozo de madera puede adquirir una nueva forma. “¡Eso es como magia! ¡A mí me gusta la magia!”, exclama.

Ásperas y callosas, así son las manos de Gregorio Hernández González, el mascarero más longevo de Tempoal, municipio de la Huasteca veracruzana donde se preserva la danza de “La Viejada”, Patrimonio Cultural Inmaterial de México.

El ritual, enmarcado en las fiestas de Día de Muertos, sobresale por el sentido identitario, la música tradicional, la vestimenta y un elemento cargado de simbolismo, la máscara que porta el danzante para esconderse de la muerte, reírse de ella, igualarla o espantarla.



En Tempoal hay al menos 50 artesanos consolidados, más nuevas generaciones que aprenden de los mayores, encabezados por Gregorio, hombre de 75 años para quien es motivante compartir sus saberes en la Casa de Cultura, en otras ciudades y otros estados del país.

Don Goyo ha creado a lo largo de su vida unas cuatro mil máscaras. No sabe el número exacto pero sí que prefiere la madera de cedro para tallar bocones, calaveras y diablos, los rostros más solicitados por danzantes y coleccionistas de México y el mundo.

Además de las mencionadas están las máscaras míticas de aztecas o apaches, de vaqueros, las “bigotonas” o las de mujeres de carnosos labios rojos y dientes grandes y cuadrados que con amplias sonrisas se burlan de la “Pelona”.

En entrevista, el artesano declara ser feliz de saberse portador de un conocimiento que le da identidad a su pueblo de origen, al mismo tiempo que preserva el legado de su suegro, Modesto Sánchez Velázquez, quien fuera “el mero mero mascarero de Tempoal”.

A diferencia de otros artesanos, quienes se inician en el tallado de la madera cuando aún son adolescentes, don Gregorio empezó pasados los 30; antes se dedicaba solo a pintar.



En víspera de cumplir 76 años de edad -11 de marzo-, expresa su alegría por ser una persona sana y poder atender su taller, donde ha transcurrido su vida entre lápices, dibujos y pinturas.

El olor de la madera, las lijas, gubias, machetes, cuchillos, serruchos y hasta motosierra generan un ambiente de motivación para don Gregorio, quien asegura que ser mascarero tiene su principal dificultad en el tallado.

“Lo difícil es darle forma; se pueden usar maderas más suaves, pero a mí me gusta el cedro; es muy dura pero es garantía… Yo tardo en hacer la máscara máximo tres días y la vendo entre 800 y mil 400 pesos, dependiendo el diseño”.

Te puede interesar: Veracruz, bastión de la Cerámica

Para el creativo, además de su oficio, es importante el trabajo comunitario y la familia que ha formado con su esposa Glorinela Sánchez Ortega. Son padres de Laura Estela, Odín, Javier e Iván, todos dedicados a la artesanía.

En su faceta de tallerista en la Casa de Cultura, dice sentirse afortunado de ver en los rostros de los niños la ilusión y asombro de constatar cómo un trozo de madera puede adquirir una nueva forma. “¡Eso es como magia! ¡A mí me gusta la magia!”, exclama.

Policiaca

Olvidan baguette en horno, se quema y moviliza bomberos ¿Hay lesionados?

El hecho ocurrió en un local de disfraces de la calle Clavijero, en la zona centro de esta ciudad

Local

Realizan colecta de libros infantiles en el parque Juárez

El objetivo de la colecta de libros es para entregarlos a menores de escasos recursos

Local

Católicos se pronuncia en contra del primer templo satánico en Catemaco

El obispo de Veracruz, Carlos Briseño Arch deja en claro la postura de la iglesia católica ante ese tipo de templo satánico

Política

Necesitamos dientes para detener a los criminales: Alejandro Murat

El gobernador de Oaxaca y aspirante a la Presidencia de la República considera que el país requiere un nuevo sistema penal que permita encarcelar a una persona con el simple testimonio de una víctima o incluso, con la sola presunción de que es un delincuente

Sociedad

Violencia se expande a Michoacán y Colima

Tras el “jueves negro” en Ciudad Juárez, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, anunció que se tomará unos días para someterse a una operación quirúrgica

Doble Vía

Tamagotchi y otros juguetes que fueron la sensación en los años 90’s

Es momento de ponerse melancólico y recordar algunos juguetes de los años 90s que marcaron a toda una generación, lo que resulta casi imposibles de olvidar

Policiaca

¡Volaron las piñas! Camioneta volcó en bulevar Xalapa-Banderilla

El percance ocurrió la tarde de hoy y dos personas resultaron lesionadas

Mundo

El Jardín del Edén en Irak, ahora es un desierto por la sequía

Los pantanales del sur de Irak fueron declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2016, tanto por su biodiversidad como por su historia