/ domingo 16 de febrero de 2020

Arzobispo pide a la población no se deje llevar por leyes absurdas

Fue crítico con la llamada "ideología de género" ya que opina que es mejor trabajar para que la juventud viva lejos de la violencia e inseguridad

Xalapa, Ver.- El arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, llamó a pedirle a Dios que proteja a población de las leyes y mentalidad del mundo como lo que llaman “ideología de género” que le permite a los niños cambiar de sexo cuando no tienen el criterio para decidir algo así.

“Hay una sabiduría del mundo y actualmente uno de sus aspectos es la ideología de género, ya ideología de género dice que no es importante cómo nace la persona, lo natural sino lo que la persona quiera ser”, dijo en su homilía dominical.

Por eso, acusó, se llega a leyes “absurdas” como el que el niño o niña pueda acudir al Registro Civil a registrarse con otro nombre para cambiar de sexo cuando no tiene el criterio para eso.

Pero ese tipo de ideologías las van imponiendo y las hacen leyes y hasta los papás que son los principales educadores de los hijos salen perjudicados porque no pueden intervenir y en algunos lugares llegan a dar hasta la cárcel porque el gobierno quiere imponer ese tipo de manera de pensar

Sostuvo además que los 10 mandamientos de la iglesia se reducen a dos: amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo pero lamentó que el ambiente que se vive sea de muerte y que haya niños y jóvenes “sicarios” que son captados desde pequeños por las bandas delincuenciales.

Xalapa, Ver.- El arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, llamó a pedirle a Dios que proteja a población de las leyes y mentalidad del mundo como lo que llaman “ideología de género” que le permite a los niños cambiar de sexo cuando no tienen el criterio para decidir algo así.

“Hay una sabiduría del mundo y actualmente uno de sus aspectos es la ideología de género, ya ideología de género dice que no es importante cómo nace la persona, lo natural sino lo que la persona quiera ser”, dijo en su homilía dominical.

Por eso, acusó, se llega a leyes “absurdas” como el que el niño o niña pueda acudir al Registro Civil a registrarse con otro nombre para cambiar de sexo cuando no tiene el criterio para eso.

Pero ese tipo de ideologías las van imponiendo y las hacen leyes y hasta los papás que son los principales educadores de los hijos salen perjudicados porque no pueden intervenir y en algunos lugares llegan a dar hasta la cárcel porque el gobierno quiere imponer ese tipo de manera de pensar

Sostuvo además que los 10 mandamientos de la iglesia se reducen a dos: amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo pero lamentó que el ambiente que se vive sea de muerte y que haya niños y jóvenes “sicarios” que son captados desde pequeños por las bandas delincuenciales.