/ viernes 26 de noviembre de 2021

Aumenta violencia sexual en porcentajes alarmantes

De enero a octubre de este año se registraron 410 carpetas de investigación

En los últimos siete años Veracruz registra una tendencia creciente en casos de violencia sexual, con un acumulado de 2 mil 085 delitos de violación simple y 41 casos de violencia equiparada registrados en carpetas de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), durante el periodo 2015 a octubre de 2021.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el delito de violación simple aumentó 73.1 por ciento, de 2015 a 2020, con un registro de 106 y 394 delitos, respectivamente.

También, durante este periodo, el delito de violación equiparada o agravada –que incluye violación de menores de edad– aumentó 100 por ciento, al pasar de cero casos en 2015 a 14 delitos en 2020.

Los datos oficiales indican que de enero a octubre de este año, la violación simple en la entidad veracruzana aumentó 18.26 por ciento, al registrar 410 carpetas de investigación en comparación con 334 indagatorias del mismo periodo de 2020.

En el mismo lapso de 2021, la violación equiparada registro 20 investigaciones, contra 12 del año pasado, informó el SESNSP.

Foto ilustrativa | Guadalupe Castillo-El Sol de Córdoba

El análisis de los datos de incidencia delictiva de 2015 a 2021 muestra el crecimiento de las cifras absolutas en violación simple: 106 carpetas de investigación en 2015; 126 casos en 2016; 339, en el año 2017; 312 delitos registrados en 2018; 398 denuncias en el año 2019; 394 ilícitos en 2020; mientras que de enero a octubre de 2021, la entidad veracruzana documentó 410 casos.

Las denuncias por violación equiparada por año fueron las siguientes: en 2015 (cero), 2016 (dos casos), 2017 (un caso), 2018 y 2019, dos denuncias, respectivamente; 2020 (14 denuncias) y en enero-octubre de 2021, se sumaron 20 carpetas de investigación. Cabe precisar que según el Código Penal, la violación simple es cuando a la víctima se le obliga a través de violencia física o moral a tener una cópula, mientras que en la violación equiparada no hay violencia física o moral porque la persona no lo puede comprender o resistir, como en el caso de los menores de 12 a 17 años de edad.

En octubre de 2021 fueron registradas 39 denuncias por violación simple en los siguientes municipios: Veracruz (4 carpetas), Coatzacoalcos (3), Xalapa (3), Poza Rica (3), Boca del Río, Medellín, Tlalixcoyan, Agua Dulce, con dos casos cada uno; Cosoleacaque, Chinameca, Las Choapas, Isla, Martínez de la Torre, Misantla, Mixtla de Altamirano, Ozuluama de Mascareñas, Papantla, Perote, Rafael Delgado, Tihuatlán, Tantoyuca, Tlapacoyan, Villa Aldama, con un caso, respectivamente.

Las cinco denuncias por violación simple, registrados el pasado mes de octubre, ocurrieron en los municipios de Catemaco, Cosamalopan, Isla, Poza Rica y Tlapacoyan.

EL ANÁLISIS

El Reporte 2021 del Análisis de Indicadores de Incidencia Delictiva y Víctimas, elaborado por la comunidad Alumbra, en coordinación con el centro de estudios especializado en primera infancia Early Institute, revela un aumento de delitos de abuso sexual del 87 por ciento en México.

La información dada a conocer por los grupos de expertos plantea que la violencia en contra de niñas, niños y adolescentes en el país “es un fenómeno persistente e invisibilizado”, a pesar de que constituye la expresión más cruda de la vulneración de los derechos de este sector de la población.

Asimismo señala que si bien no existe una sistematización de información que permita conocer directamente una categorización de edad y sexo de las víctimas entre la población de niñas, niños y adolescentes, el análisis de diversos fuentes de información pública y bases de datos de encuestas nacionales permiten conocer la incidencia delictiva en contra de ese segmento de la población.

Por otra parte, de acuerdo con la investigación de Lorena Vázquez Correa y Monserrat Vázquez Rosales, publicada por el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado, el Congreso debe regular e interpretar la figura del consentimiento como uno de los elementos fundamentales de valoración de la prueba en el marco de los delitos contra la libertad sexual.

“En los últimos años se ha utilizado la figura del consentimiento para eludir la responsabilidad penal de las personas que ejercen violencia sexual contra mujeres, adolescentes y niñas por razones de género, lo que ha permitido un alto índice de impunidad en materia de delitos contra la libertad sexual en América Latina”, refiere el informe.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la mayoría de los países de la región latinoamericana han establecido la edad mínima de consentimiento sexual entre los 14 y 16 años, entendida como la edad en que una persona es considerada jurídicamente capaz de consentir la actividad sexual.

Asimismo, de acuerdo con el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém Do Pará (MESECVI), los Estados deberán desarrollar políticas para regular expresamente el consentimiento y la falta del mismo en los Códigos Penales, tomando en cuenta las relaciones de poder, coacciones y otros contextos que eliminan el consentimiento.

De ahí que se destaque la importancia de brindar herramientas a toda la población y especialmente a las niñas, adolescentes y mujeres para poder identificar y denunciar riesgos y hechos constitutivos de violencia sexual.

En los últimos siete años Veracruz registra una tendencia creciente en casos de violencia sexual, con un acumulado de 2 mil 085 delitos de violación simple y 41 casos de violencia equiparada registrados en carpetas de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), durante el periodo 2015 a octubre de 2021.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el delito de violación simple aumentó 73.1 por ciento, de 2015 a 2020, con un registro de 106 y 394 delitos, respectivamente.

También, durante este periodo, el delito de violación equiparada o agravada –que incluye violación de menores de edad– aumentó 100 por ciento, al pasar de cero casos en 2015 a 14 delitos en 2020.

Los datos oficiales indican que de enero a octubre de este año, la violación simple en la entidad veracruzana aumentó 18.26 por ciento, al registrar 410 carpetas de investigación en comparación con 334 indagatorias del mismo periodo de 2020.

En el mismo lapso de 2021, la violación equiparada registro 20 investigaciones, contra 12 del año pasado, informó el SESNSP.

Foto ilustrativa | Guadalupe Castillo-El Sol de Córdoba

El análisis de los datos de incidencia delictiva de 2015 a 2021 muestra el crecimiento de las cifras absolutas en violación simple: 106 carpetas de investigación en 2015; 126 casos en 2016; 339, en el año 2017; 312 delitos registrados en 2018; 398 denuncias en el año 2019; 394 ilícitos en 2020; mientras que de enero a octubre de 2021, la entidad veracruzana documentó 410 casos.

Las denuncias por violación equiparada por año fueron las siguientes: en 2015 (cero), 2016 (dos casos), 2017 (un caso), 2018 y 2019, dos denuncias, respectivamente; 2020 (14 denuncias) y en enero-octubre de 2021, se sumaron 20 carpetas de investigación. Cabe precisar que según el Código Penal, la violación simple es cuando a la víctima se le obliga a través de violencia física o moral a tener una cópula, mientras que en la violación equiparada no hay violencia física o moral porque la persona no lo puede comprender o resistir, como en el caso de los menores de 12 a 17 años de edad.

En octubre de 2021 fueron registradas 39 denuncias por violación simple en los siguientes municipios: Veracruz (4 carpetas), Coatzacoalcos (3), Xalapa (3), Poza Rica (3), Boca del Río, Medellín, Tlalixcoyan, Agua Dulce, con dos casos cada uno; Cosoleacaque, Chinameca, Las Choapas, Isla, Martínez de la Torre, Misantla, Mixtla de Altamirano, Ozuluama de Mascareñas, Papantla, Perote, Rafael Delgado, Tihuatlán, Tantoyuca, Tlapacoyan, Villa Aldama, con un caso, respectivamente.

Las cinco denuncias por violación simple, registrados el pasado mes de octubre, ocurrieron en los municipios de Catemaco, Cosamalopan, Isla, Poza Rica y Tlapacoyan.

EL ANÁLISIS

El Reporte 2021 del Análisis de Indicadores de Incidencia Delictiva y Víctimas, elaborado por la comunidad Alumbra, en coordinación con el centro de estudios especializado en primera infancia Early Institute, revela un aumento de delitos de abuso sexual del 87 por ciento en México.

La información dada a conocer por los grupos de expertos plantea que la violencia en contra de niñas, niños y adolescentes en el país “es un fenómeno persistente e invisibilizado”, a pesar de que constituye la expresión más cruda de la vulneración de los derechos de este sector de la población.

Asimismo señala que si bien no existe una sistematización de información que permita conocer directamente una categorización de edad y sexo de las víctimas entre la población de niñas, niños y adolescentes, el análisis de diversos fuentes de información pública y bases de datos de encuestas nacionales permiten conocer la incidencia delictiva en contra de ese segmento de la población.

Por otra parte, de acuerdo con la investigación de Lorena Vázquez Correa y Monserrat Vázquez Rosales, publicada por el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado, el Congreso debe regular e interpretar la figura del consentimiento como uno de los elementos fundamentales de valoración de la prueba en el marco de los delitos contra la libertad sexual.

“En los últimos años se ha utilizado la figura del consentimiento para eludir la responsabilidad penal de las personas que ejercen violencia sexual contra mujeres, adolescentes y niñas por razones de género, lo que ha permitido un alto índice de impunidad en materia de delitos contra la libertad sexual en América Latina”, refiere el informe.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la mayoría de los países de la región latinoamericana han establecido la edad mínima de consentimiento sexual entre los 14 y 16 años, entendida como la edad en que una persona es considerada jurídicamente capaz de consentir la actividad sexual.

Asimismo, de acuerdo con el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém Do Pará (MESECVI), los Estados deberán desarrollar políticas para regular expresamente el consentimiento y la falta del mismo en los Códigos Penales, tomando en cuenta las relaciones de poder, coacciones y otros contextos que eliminan el consentimiento.

De ahí que se destaque la importancia de brindar herramientas a toda la población y especialmente a las niñas, adolescentes y mujeres para poder identificar y denunciar riesgos y hechos constitutivos de violencia sexual.

Local

Piden elevar el rango del químico clínico

Los manifestantes se plantaron frente al Laboratorio Estatal de Salud y posteriormente en la avenida 20 de Noviembre, frente al Hospital Regional de la ciudad de Veracruz

Celebridades

¡La vida loca! Ricky Martin dará concierto en Veracruz; aquí la fecha y costos

El cantante puertorriqueño presentará su gira musical con varias fechas en México; ve los detalles aquí

Local

Trabajadores toman palacio de Medellín porque no se les depositó su quincena

Desde las 6:00 am de este miércoles, al menos 78 trabajadores de distintas áreas se desplegaron en la plaza central del ayuntamiento

Local

Insiste SSP en que no hay autorización para la operación de Uber

El titular de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, reitera que no hay autorización para la operación de las empresas que ofrecen servicio de transporte a través de aplicaciones móviles

Local

Extrabajadores portuarios marchan hacia la ciudad de México, para que les resuelvan su demanda

Dicen estar cansados de que no les hagan caso en la entrega de los documentos que avalan sus propiedades

Virales

PETA muestra colección de ropa hecha con ‘piel de humanos’

Se trata de una polémica campaña de protesta en contra de ‘Urban Outfitters’ y sus prendas elaboradas con piel de animales

Local

El policía también es humano y debe ser protegido: Hugo Gutiérrez

Dijo que las reformas que se realizaron en la pasada legislatura fueron porque “el policía también es humano, tiene familia y debe ser protegido”