/ domingo 12 de septiembre de 2021

Cien años de pan sabroso en el corazón de Xalapa

En este emblemático lugar, con más de 100 años de historia, lo mismo hay pan con el inconfundible toque de naranja, anís o canela, que repostería y alguno que otro pastelito glaseado

Xalapa, Ver.-Por su sabor y tradición, la panadería La Progresista ha logrado permanecer en el gusto de los xalapeños, quienes sin importar si son chicos o grandes encuentran alguna pieza que satisface su paladar.

En este emblemático lugar, con más de 100 años de historia, lo mismo hay pan con el inconfundible toque de naranja, anís o canela, que repostería y alguno que otro pastelito glaseado. Ubicada en la céntrica calle Madero 123, casi esquina con Libertad, en la capital del estado de Veracruz, La Progresista ofrece una gran variedad de pan elaborado con recetas especiales.

Aunque todas las panaderías tienen horarios de producción variables, aquí el movimiento inicia a las 11 de la noche, cuando don Víctor llega para empezar a mezclar los ingredientes, cortar, dar forma, hornear y tener listo el pan caliente por la mañana.

En anaqueles de madera, una a una son colocadas las charolas. Algunas están destinadas para los bolillos y las roscas de manteca y de agua, otras más para “las cochinillas”, los cocoles, el pan de anís o el que sobresale por su azúcar espolvoreada.

Las conchas de vainilla y chocolate no pueden faltar, lo mismo que los “chamucos”, “los diputados” (colchones) de naranja y la clásica tortuga gigante.

También halla uno en el recorrido, charola y pinzas en mano, un extenso surtido de repostería, porque para don Sergio Vera Ochoa, propietario de La Progresista, lo más importante es la calidad y que el cliente se vaya satisfecho con lo que adquiere.

Así, tiene clientes de casi 80 años, pero también niños, quienes optan por donas azucaradas o bañadas en chocolate, pastelitos, panquecitos o rollos con mermelada.

Panadería La Progresista / Foto: René Corrales | Diario de Xalapa


Además, otro de los puntos a favor de La Progresista, es que todo el año hay pan de muerto y baguetes. Se trata de los pocos sitios en la ciudad donde hay pan para hamburguesa.

Historia de la panadería

Entrevistado en la casa del siglo XIX que alberga esta panadería, Sergio Vera rememora los inicios de La Progresista. Y es que ya acumula un siglo de historia, pero no ha sido una misma familia la que la ha mantenido; tampoco ha estado en el mismo lugar.

Panadería La Progresista / Foto: Cortesía | José Hernández

La fecha exacta de su origen es imprecisa, pero se ubica entre 1917 y 1918, y para construir su memoria se ha contado con la colaboración del cronista Vicente Espino Jara.

Te puede interesar: Ya subió la tortilla, ahora viene incremento al pan

Sergio Vera, maestro jubilado, descendiente de panaderos, explica que en 1934 se aceleraron los movimientos sociales en todo el país y empezó la lucha entre los sindicalistas y dueños de las panaderías.

Panadería La Progresista / Foto: Cortesía | José Hernández


En aquella época, el dueño original no quiso participar en el ambiente del sindicalismo y decidió formar la cooperativa de La Progresista, en 1938, y no fue sino hasta 1950 cuando volvió a cambiar de dueño

Una década después, la empezaron a administrar profesores, y los cooperativistas formaron sus propias panaderías.

Yo me hice cargo en 2003. Me la traspasó el maestro Gerardo Arámburo, quien la tuvo por tres décadas”, rememora el entrevistado.

Xalapa, Ver.-Por su sabor y tradición, la panadería La Progresista ha logrado permanecer en el gusto de los xalapeños, quienes sin importar si son chicos o grandes encuentran alguna pieza que satisface su paladar.

En este emblemático lugar, con más de 100 años de historia, lo mismo hay pan con el inconfundible toque de naranja, anís o canela, que repostería y alguno que otro pastelito glaseado. Ubicada en la céntrica calle Madero 123, casi esquina con Libertad, en la capital del estado de Veracruz, La Progresista ofrece una gran variedad de pan elaborado con recetas especiales.

Aunque todas las panaderías tienen horarios de producción variables, aquí el movimiento inicia a las 11 de la noche, cuando don Víctor llega para empezar a mezclar los ingredientes, cortar, dar forma, hornear y tener listo el pan caliente por la mañana.

En anaqueles de madera, una a una son colocadas las charolas. Algunas están destinadas para los bolillos y las roscas de manteca y de agua, otras más para “las cochinillas”, los cocoles, el pan de anís o el que sobresale por su azúcar espolvoreada.

Las conchas de vainilla y chocolate no pueden faltar, lo mismo que los “chamucos”, “los diputados” (colchones) de naranja y la clásica tortuga gigante.

También halla uno en el recorrido, charola y pinzas en mano, un extenso surtido de repostería, porque para don Sergio Vera Ochoa, propietario de La Progresista, lo más importante es la calidad y que el cliente se vaya satisfecho con lo que adquiere.

Así, tiene clientes de casi 80 años, pero también niños, quienes optan por donas azucaradas o bañadas en chocolate, pastelitos, panquecitos o rollos con mermelada.

Panadería La Progresista / Foto: René Corrales | Diario de Xalapa


Además, otro de los puntos a favor de La Progresista, es que todo el año hay pan de muerto y baguetes. Se trata de los pocos sitios en la ciudad donde hay pan para hamburguesa.

Historia de la panadería

Entrevistado en la casa del siglo XIX que alberga esta panadería, Sergio Vera rememora los inicios de La Progresista. Y es que ya acumula un siglo de historia, pero no ha sido una misma familia la que la ha mantenido; tampoco ha estado en el mismo lugar.

Panadería La Progresista / Foto: Cortesía | José Hernández

La fecha exacta de su origen es imprecisa, pero se ubica entre 1917 y 1918, y para construir su memoria se ha contado con la colaboración del cronista Vicente Espino Jara.

Te puede interesar: Ya subió la tortilla, ahora viene incremento al pan

Sergio Vera, maestro jubilado, descendiente de panaderos, explica que en 1934 se aceleraron los movimientos sociales en todo el país y empezó la lucha entre los sindicalistas y dueños de las panaderías.

Panadería La Progresista / Foto: Cortesía | José Hernández


En aquella época, el dueño original no quiso participar en el ambiente del sindicalismo y decidió formar la cooperativa de La Progresista, en 1938, y no fue sino hasta 1950 cuando volvió a cambiar de dueño

Una década después, la empezaron a administrar profesores, y los cooperativistas formaron sus propias panaderías.

Yo me hice cargo en 2003. Me la traspasó el maestro Gerardo Arámburo, quien la tuvo por tres décadas”, rememora el entrevistado.

Local

Presa La Cangrejera, vulnerable por estrés hídrico en Veracruz: informe enlista las causas

Estos sistemas de almacenamiento de agua enfrentan recortes presupuestarios que impactan su operación y mantenimiento

Ecología

Estudiantes veracruzanos representan a México con proyecto de cultivo en concurso de Brasil

Leslie Vásquez García, Saúl Aguilar Bonilla y Darbien Miramontes Rivas son los creadores de un prototipo impresionante

Local

¿Se puede vivir en 50 metros cuadrados? Hay más veracruzanos pero menos espacio para habitar

Familias han tenido que acostumbrar y adaptar sus necesidades a espacios con 50 metros cuadrados

Doble Vía

Boca del Río tiene más de 5 siglos de historia; se fundó en la época prehispánica y ha evolucionado

La Virgen del Carmen fue eventualmente sustituida por Santa Ana, cuyas festividades se celebran en julio

Cultura

Isabel preserva el tejido ojo de perdiz ante la adversidad; explica cuál es la técnica y el secreto

A los 18 años, en Tlacotalpan, por necesidad de un ingreso, empezó a fijarse cómo se trabajaba el bejuco para lograr tener “un ojito”

Doble Vía

¿Cuántos años tiene? Una antigua ceiba habita en Boca del Río y es testigo de su fundación

Según los pobladores, este árbol tiene más de 200 años de existencia, aunque podría tener más tiempo