/ domingo 9 de julio de 2023

Lluvia esperanzadora para citricultores de Álamo; HLB sigue amenazando

En el estado hay una superficie naranjera de 165 mil hectáreas aproximadamente, la mayoría se encuentra en la región del Totonacapan, principalmente en Álamo

Álamo, Ver.– Citricultores de este municipio confían en que las lluvias se mantengan y con ellas sus plantaciones de naranja se recuperen de la sequía que padecen desde hace cuatro años, aproximadamente, aunque aún hay presencia del virus del "dragón amarillo".

Señalaron que sus sembradíos fueron afectados aún más a causa de la reciente ola de calor, que superó los 40 grados en esta región del norte del estado. Sin embargo, en esta temporada se han registrado algunas lluvias y tormentas y con ello sus árboles de naranja comenzaron a recuperarse.

¿Cómo beneficiaría las lluvias a los productores de Álamo?

Gabriel Hernández, productor naranjero, manifestó que de mantenerse las lluvias, sus sembradíos darían más frutos. "En los buenos tiempos, la producción naranjera en Álamo llegó a un millón de toneladas por año y ahora a causa de la sequía y del 'dragón amarillo' el año pasado tuvimos no más de 600 mil toneladas", agregó.

Por su parte, Samuel Hernández, también citricultor, señaló que los árboles de naranja requieren de mucha agua y que las lluvias para ellos son elementales, pues la mayoría de los sembradíos son de temporal.

También sostuvo que en el estado hay una superficie naranjera de 165 mil hectáreas aproximadamente y que la mayoría se encuentra en la región del Totonacapan, principal en Álamo, "la capital de la naranja".

Virus del "dragón amarillo" o Huanglongbing (HLB)

Mientras tanto, el citricultor José Luis López manifestó que el virus del "dragón amarillo" o Huanglongbing (HLB) se mantiene entre sus plantaciones y que a causa de sus efectos el año pasado disminuyó notablemente la producción naranjera; "de la que menos hubo es la mandarina".

El HLB es una enfermedad provocada por bacterias y afecta a las especies citrícolas, entre las que se encuentran el limón, la naranja y la mandarina. Las plantas infectadas suelen tener hojas con manchas de un verde más claro, amarillamiento de las ramas y frutos deformes, hasta secarse totalmente.

Los citricultores señalan que poco han podido hacer para atender la situación del HLB a causa de la falta de recursos, por lo que confían en que al menos las lluvias que se han registrado les ayuden a contar con una mejor cosecha.

Álamo, Ver.– Citricultores de este municipio confían en que las lluvias se mantengan y con ellas sus plantaciones de naranja se recuperen de la sequía que padecen desde hace cuatro años, aproximadamente, aunque aún hay presencia del virus del "dragón amarillo".

Señalaron que sus sembradíos fueron afectados aún más a causa de la reciente ola de calor, que superó los 40 grados en esta región del norte del estado. Sin embargo, en esta temporada se han registrado algunas lluvias y tormentas y con ello sus árboles de naranja comenzaron a recuperarse.

¿Cómo beneficiaría las lluvias a los productores de Álamo?

Gabriel Hernández, productor naranjero, manifestó que de mantenerse las lluvias, sus sembradíos darían más frutos. "En los buenos tiempos, la producción naranjera en Álamo llegó a un millón de toneladas por año y ahora a causa de la sequía y del 'dragón amarillo' el año pasado tuvimos no más de 600 mil toneladas", agregó.

Por su parte, Samuel Hernández, también citricultor, señaló que los árboles de naranja requieren de mucha agua y que las lluvias para ellos son elementales, pues la mayoría de los sembradíos son de temporal.

También sostuvo que en el estado hay una superficie naranjera de 165 mil hectáreas aproximadamente y que la mayoría se encuentra en la región del Totonacapan, principal en Álamo, "la capital de la naranja".

Virus del "dragón amarillo" o Huanglongbing (HLB)

Mientras tanto, el citricultor José Luis López manifestó que el virus del "dragón amarillo" o Huanglongbing (HLB) se mantiene entre sus plantaciones y que a causa de sus efectos el año pasado disminuyó notablemente la producción naranjera; "de la que menos hubo es la mandarina".

El HLB es una enfermedad provocada por bacterias y afecta a las especies citrícolas, entre las que se encuentran el limón, la naranja y la mandarina. Las plantas infectadas suelen tener hojas con manchas de un verde más claro, amarillamiento de las ramas y frutos deformes, hasta secarse totalmente.

Los citricultores señalan que poco han podido hacer para atender la situación del HLB a causa de la falta de recursos, por lo que confían en que al menos las lluvias que se han registrado les ayuden a contar con una mejor cosecha.

Salud

Gotitas de amor, campaña para promover la donación de sangre a pacientes con cáncer

El cáncer es una situación de salud pública que requiere de la ayuda de todos

Ecología

Ingeniera explica el plan para salvar los ríos de aguas residuales y enfrentar la crisis hídrica

Explica que desarrollaron un sistema de tratamiento de aguas residuales basado en la filtración de estas aguas

Local

Distrito 8 en Veracruz cumple medio siglo salvando a mujeres y hombres del alcoholismo, la historia

El único requisito para ser miembro es el deseo de dejar la bebida y no se pagan honorarios ni cuotas

Cultura

¿Descansas el tiempo suficiente? Artista expone cerámica para reflexionar sobre la vida y el ocio

Apunta que su trabajo no es autobiográfico, pero es imposible desvincular lo propio con la naturaleza, reflexión y producción

Doble Vía

Museo “Tesoros escondidos”, espacio en Xalapa para conocer las raíces y la historia de AA

Los objetos están a la vista del público general, interesado en saber más de esta comunidad o hacer investigaciones

Ecología

Tortugas marinas siguen su ciclo tras lluvias, ¿sabes cómo se cuidan los nidos? Te contamos

En este mes, Fundación Caretta MX ha protegido y liberado más de 600 crías de tortugas marinas en playas de Agua Dulce