/ lunes 25 de mayo de 2020

Comercios han cerrado... y le pagan más a CFE por luz

Esto sucede en Xalapa, Veracruz y en la zona Córdoba-Orizaba; afectados dan su testimonio

En medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, negocios de la entidad han tenido que pagar recibos de luz más altos que bimestres anteriores. Con sus locales cerrados o trabajando al mínimo, los empresarios veracruzanos no solamente no han visto reducciones significativas en sus recibos, sino que muchos han tenido que pagar cuotas más altas que en los bimestres en los que la operación de sus empresas era total.

Zapaterías, restaurantes, pastelerías, talleres, antojerías, ningún giro se ha escapado las tarifas que la Comisión Federal de Electricidad ha impuesto durante una temporada en la que la crisis económica amenaza con hacer cerrar muchos de estos negocios.

A pesar de no estar trabajando, el recibo de luz en la zapatería propiedad de Esteban Martínez se incrementó en más del 100%, lo que implicó un duro golpe a la economía del comerciante xalapeño que vio caer en su totalidad sus ingresos debido a la emergencia sanitaria.

Teniendo encima a acreedores, el pago de sus deudas y la renta de los dos locales que ocupa en el centro de Xalapa recibió hace unos días el recibo de luz por más de 4 mil pesos, cuando el bimestre pasado pagó mil 500 pesos. “Abrón, ya me llegó el recibo y se elevó de mil 500 a cuatro mil 500 pesos. Estamos cerrados y aún así me llegó. Ya no sabemos qué hacer”, lamentó.

Explicó que en su caso “tiene encima” ya el pago de los dos locales de renta, que en total suman más de 40 mil pesos para este mes, además de que ya recibió una requisición del banco en el que le piden liquidar los adeudos. Sin embargo, reconoce que en el caso del crédito que tiene ese pago tendrá que esperar porque el dinero no alcanza, por lo que sólo pagará los intereses en espera de que pueda volver a abrir las puertas de la zapatería.

PROBLEMA ES DE MUCHOS

Anwar Ramos Sánchez, empresario del municipio de Coscomatepec de Bravo, esperaba que este bimestre el servicio de luz eléctrica tuviera una disminución considerable, ya que el “Fandanguito”, restaurante bar de su propiedad, lleva casi dos meses cerrado. No obstante, al llegar el recibo notó que no solo no había disminuido, sino que se incrementó en poco más de 100 pesos a pesar de que los aparatos eléctricos no se utilizaron y las luces se mantuvieron apagadas.

Precisó que en el bimestre previo, en el que la actividad del negocio fue total, pagó mil 698 pesos de energía eléctrica, mientras que este bimestre, con el cierre total de actividades tuvo que derogar mil 803 pesos. Indicó que aunque el aumento no fue mucho, fue sorpresivo porque el consumo de luz fue significativamente menos.

Las luces están apagadas, los equipos están apagados, no se usan los proyectores así que nosotros pensamos que dentro de lo que se consideraba como pérdidas no iban a ser tantas en temas como el de la luz y que incluso ahí se tendía una reducción que ayudaría a compensar lo demás, pero no. Llegó el recibo y no sólo no bajó, sino que aumentó. Eso llamó la atención

indicó

Ramos Sánchez dijo que al notar esto decidió hacerlo público a través de su cuenta de Facebook y fue ahí cuando descubrió que ese mismo problema lo estaban enfrentando otros negocios en el municipio que permanecían cerrados o que habían disminuido su carga de trabajo ante la falta de clientes.

La microempresa “Alebrijes” de Larissa Moreno apenas estaba consolidándose en un local establecido cuando la contingencia llegó a Veracruz y obligó a bajar el ritmo de trabajo de la antojeria, incluso a mantener cerrado algunos días. A estas dificultades se sumó una más: el recibo de luz. Y es que el monto del servicio se incrementó considerablemente y de manera inexplicable, ya que aunque Alebrijes sigue operando, trabajan en un horario reducido y solo para llevar o entregar a domicilio.

“Me salí de mi trabajo y quise emprender. Ahora sin dinero estable sólo me mantengo de lo que vendemos y ha sido bastante complicado”, cuenta la joven psicóloga.

Explica que el local ubicado en la calle de Tuero Molina, en el puerto de Veracruz, lo ocupa desde enero pasado cuando abrió las puertas el negocio de esquites, elotes, pambazos y aguas de colores. El primer recibo de luz que tuvo el negocio fue de 2 mil 500 pesos trabajando por las tardes de 5 a 10 de la noche con un refri y un microondas.

“Sí se nos hizo mucho, pero nos explicaron que como era servicio comercial esas eran las tarifas y lo pagamos”. Sin embargo, este mes el recibo llegó de 3 mil 100 pesos, es decir, 600 pesos más caro que el bimestre anterior a pesar de que por la contingencia decidieron reducir horarios e incluso se han mantenido cerrados algunos domingos.

COBROS SON INJUSTOS

Alberto Romero vive en la colonia Aguacatal y dice que el último recibo le llegó 300 pesos más caro, en comparación del anterior. Junto con su esposa, se dedican a la venta de repostería y a causa de la cuarentena las ventas disminuyeron desde hace casi dos meses.

Lo anterior trajo como consecuencia que los instrumentos eléctricos para la elaboración de pan los dejaran de usar casi en la totalidad todos los días, sin embargo, en lugar de bajar el recibo subió durante el último bimestre.

Anteriormente estaba acostumbrado a un aproximado de 400 pesos por bimestre y aunque dijo que en apariencia 300 para algunos no puede ser mucho, la realidad es que representa casi el doble y que difícilmente se puede pagar porque se trata de recursos que se necesitan para los gastos esenciales del hogar en esta temporada.

La comerciante Julia Ramos, quien se dedica a la venta de diversos artículos en el Pasaje Revolución, no se encuentra satisfecha con el recibo de luz que le llegó en este bimestre. El último pago que realizó fue de mil 571 pesos y aunque normalmente paga alrededor de 2 mil, pensó que en esta ocasión le llegaría de menos, pues durante los últimos dos meses cerró casi 15 días seguidos a causa de la contingencia sanitaria por coronavirus.

NO HAY CON QUÉ PAGAR

En el caso de Rosa Luna, vecina de la colonia Ampliación América, su recibo de luz tuvo una disminución durante el último bimestre, aunque no como lo esperaba. En su casa, uno de sus hijos instaló un taller de aluminio y durante el tiempo que lleva la cuarentena los trabajos han disminuido notablemente, al grado de que la herramienta que requiere de energía eléctrica se ha utilizado muy poco.

El recibo anterior le llegó de mil 125 pesos y el actual de mil 71.84, lo que representa apenas una disminución de 53.16 pesos. Dijo que las actividades en el taller de aluminio han bajado.

Se replica en Orizaba

ORIZABA, Ver. Propietarios de negocios de giros como diseño de publicidad y ópticas dieron a conocer el cobro excesivo que por el consumo de energía eléctrica les llegaron en el más reciente recibo de luz, a pesar de que su actividad comercial disminuyó significativamente a causa de la pandemia o estuvieron cerrados.

La propietaria de un establecimiento dedicado al diseño de publicidad en esta ciudad, quien pidió omitir su nombre, dijo que de pagar bimestralmente cerca de 4 mil pesos de consumo de luz, el recibo más reciente llegó por 9 mil 557 pesos, a pesar de que su negocio, por no ser indispensable, no ha estado funcionando al cien por ciento.

Preocupada por el cobro tan elevado señaló que se dieron a la tarea de analizar los recibos, pues hay cosas que “no cuadran”; explicó que de diciembre de 2019 a febrero de este año el monto ha ido aumentando en cien pesos cada bimestre.

“Lo raro es que de febrero a abril subió cien pesos, aunque no estamos trabajando, por el contrario, debió bajar la tarifa”, destacó. Lo máximo que han llegado a pagar ha sido 5 mil 945 pesos, por lo que la diferencia es significativa.

Agregó que la tarifa que generalmente pagan es de casi 4 mil pesos cada bimestre, pero de diciembre a febrero se disparó a 5 mil 945 y ahorita a más de 9 mil pesos.

Analizando los recibos, me van cobrando adeudos, como si debiera la luz de periodos pasados y no debo nada, de lo contrario me hubieran cortado el servicio desde cuándoseñaló

Por su parte, la propietaria de dos ópticas, una en Orizaba y otra más en Córdoba, dijo que la tarifa del negocio de Pluviosilla, que estuvo cerrado durante 35 días, llegó bajo a pesar de que ocupa maquinaria para el procesamiento de micas; el problema fue con la de Córdoba.

Indicó que normalmente pagan alrededor de mil 400 pesos bimestrales, pero el actual recibo que tuvo que pagar el 5 de mayo fue de casi mil 800 pesos.

“Fui el 4 de mayo a Comisión y me dijeron que llevara fotos con los datos del medidor y cuando lo hice me dijeron que estaba bien, pero lo que hicieron fue una estimación, porque mi negocio estuvo cerrado 35 días”, indicó la propietaria.

Además de no darle una explicación sobre el incremento, narró que rrecibió malos tratos del personal de CFE, que se escudó diciéndole simplemente que “así era porque yo lo había gastado y que tenía que pagar, que viera si me quería quejar en la Profeco o pagar la luz, pero que si no pagaba ya sabía que la cortaban”, acotó.

Y Córdoba

CÓRDOBA, Ver., 24 de mayo.- Negocios y comercios locales han visto reflejados los estragos de la pandemia principalmente en el alza en los recibos de luz, que en algunos casos van desde 200 o 300 pesos, hasta más de mil pesos de diferencia entre el bimestres pasado y el actual, a pesar de mantenerse en cuarentena y sin ventas, lo que reduce los ingresos para solventar los pagos que no esperan.

En una pastelería de la zona centro se vio excedido este cobro, la encargada del negocio de nombre Bety Pulido, expresó que el cobro de su recibo ha llegado un poco alto a diferencia de otros meses; el bimestre pasado llegó a pagar aproximadamente 700 pesos, en esta ocasión rebasó un poco los mil pesos, y lo atribuye a que como negocio familiar ocupan los electrodomésticos para la elaboración de sus productos, pero no todos los días están siendo empleados, “realmente no nos hemos puesto a checar, pero no te miento las batidoras no trabajan igual”.

La dueña de un restaurante de la Avenida 5, quien omitió su nombre y el de su restaurante por seguridad, dijo que el recibo de luz le llegó alto en comparación con el mes anterior, su último recibo de abril pagó 2 mil 134 pesos, a diferencia de febrero que pagó mil 854, el recibo más reciente lo espera para junio.

Otros rubros como verificentros y asociaciones no han recibido hasta la fecha el recibo de luz, generando para ellos incertidumbre y preocupación en saber la cantidad económica que deberán pagar.

Al menos Fundación Ciegos Roma señaló que tiene un monto de pago menor al de otros bimestres, ejemplificó que si pagaba una cantidad de mil pesos en esta ocasión pagó 457, ya que la escuela especial para personas con déficit visual lleva cerrada poco más de un mes.

Emprendedores porteños afectados

VERACRUZ, Ver.- Maritza Cantarell, dueña de una florería ubicada en la avenida Juan Pablo II, denunció que aunque su negocio cerró por un mes debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19 el recibo por el consumo de la electricidad llegó más caro que el bimestre pasado.

Detalló que el bimestre pasado pagó 3 mil 276 pesos correspondientes al consumo de enero a marzo, abriendo de lunes a sábado, incluso algunos domingos y usando el clima durante las horas de trabajo.

Sin embargo, una vez que inició la pandemia decidió cerrar su local por un mes como medida de seguridad y fue hasta hace unos días que se volvió a abrir medio día, bajo todas las medidas sanitarias correspondientes para la protección de su personal y de sus clientes. Sorpresivamente, el recibo de este bimestre superó los 4 mil pesos, mil más que el pasado.

“Estoy muy molesta porque este bimestre me llegó el recibo de la luz mucho más caro, siendo que este bimestre el negocio se mantuvo cerrado por un mes, no abrí y no utilicé luz, climas, dejé desconectado hasta el refrigerador y ahora regresamos a trabajar medio día y resulta que el recibo llegó de 4 mil 17 pesos, que es mucho mayor que el último recibo que fue de 3 mil 276 pesos”, denunció.

Otro de los usuarios que expresó su inconformidad fue Teodoro Castro, quien indicó que de un bimestre a otro le aumentaron hasta mil pesos de consumo.

El afectado explicó que en su casa tiene una pequeña oficina donde trabaja en la edición de videos y fotografía.

Aclaró que incluso estos meses no ha tenido trabajo por la cuestión de la pandemia, por lo que aunque redujo su consumo de luz, el cobro aumentó más de 300%, pues de pagar 448 pesos correspondientes de enero a marzo, en éste el costo fue de mil 482 pesos, lo cual considera injusto, ya que su equipo a permanecido apagado.

Negocios cerrados en cuarentena

En Coatzacoalcos y la región, el alza a los recibos de energía eléctrica son constantes, a pesar de que la mayoría de los negocios se encuentran cerrados por la cuarentena, aseguró Jerónimo Zárate Rodríguez, coordinador regional del Movimiento Nacional de Transporte Multimodal, quien sostuvo que hay recibos de luz por más de 13 mil pesos.

“No bajaron para nada a pesar de la inactividad del sector comercial”, explicó.

El cobro excesivo por el servicio de energía eléctrica no es nuevo en aquel municipio, asegura, ya que desde hace algunos años los recibos llegan muy elevados provocando incluso el cierre de negocios.

Uno de los casos más recientes fue el de un hotel que tuvo que bajar sus cortinas de manera definitiva debido a que su propietario no pudo pagar una cuenta que se le hizo excesiva por la falta de recursos.

Sostuvo que es increíble que la Comisión Federal de Electricidad intenté cobrar esas tarifas, cuando por otro lado es visible la gran cantidad de locales cerrados desde el inicio de la cuarentena. Recordó que en la colonia Petrolera, de Coatzacoalcos, no fueron retirados por la CFE medidores de luz a las viviendas. En esa colonia también hay comercios que se encuentran cerrados temporalmente e incluso sí les llegó la misma tarifa de hace dos meses.

La situación es similar en Minatitlán, Cosoleacaque, Nanchital y otros municipios de esa región. Los ingresos económicos se encuentran muy debilitados en Coatzacoalcos, además por la inseguridad, por lo que es necesario que la CFE reflexione y cobre lo justo por el servicio que brinda precisó

Alberto Sánchez López, titular de Resistencia Civil Minatitlán, coincidió en denunciar los abusos en los aumento que les está pegando durísimo a todos en la región. “Tenemos quejas de empresarios y de particulares que tienen que pagar un recibo carísimo y además de lo caro, el mal servicio”, refirió.

Agregó que hasta ahora uno de los mayores abusos es el caso de un empresario, cuyo consumo bimestral solía estar en el rango de los 4 mil y en esta ocasión su factura asciende a 20 mil pesos. “Eso es inexplicable”.

Aseguró que no sólo los empresarios están siendo afectados, ya que en casas y domicilios particulares también se ha notado este aumento.

Aumentaron hasta el tiple los cobros de CFE, denuncia Canaco

VERACRUZ, Ver.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Veracruz, Juan Antonio Mendoza, destacó que son “infinidad” de quejas por cobros excesivos por parte de la Comisión Federal de Electricidad, contra pequeños y grandes empresarios durante la pandemia por Covid-19.

Indicó que los cobros aumentaron hasta el triple en negocios como hoteles que se encuentran cerrados desde hace tres meses como consecuencia de la contingencia, lo cual resulta ilógico que venga hasta tres veces más caro el recibo de consumo cuando no hubo operación. Hasta ahora, dijo, hay un registro oficial de 70 empresarios, desde pequeños locales hasta grandes establecimientos, como hoteles, que han puesto su queja ante la Canaco.

Calificó de injustos e irrisorios los altos cobros porque en todos los casos los negocios cerraron por varios días y no se utilizó el servicio eléctrico.

Son infinidad de quejas que estamos ya revisando, son muchos los empresarios que están haciendo los reclamos, tanto comercios como particulares, por ahora ya tenemos el registro de 70 de manera formaldijo

Comentó que como son negocios de todos los giros los presidentes de los distintos organismos empresariales revisarán cada uno de los casos.

“Estamos pidiendo que todos los empresarios que están teniendo este problema manden copias de su recibo anterior y el actual; que acudan a las instalaciones de Canaco para integrar los expedientes", indicó.

Situación afecta a “ricos y pobres”, señala Canacintra

Los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Canacintra Xalapa, Octavio Jiménez Silva y Alejandro de la Madrid Trueba respectivamente, coincidieron en la necesidad de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) brinde algún apoyo para los usuarios, empresarios o sociedad en general, a quienes se les han hecho cobros excesivos de energía eléctrica durante la pandemia.

Jiménez Silva señaló que aun cuando hay empresas que permanecen cerradas o están trabajando al 50 o 30%, siguen pagando un costo excesivo de energía eléctrica. “Te pongo un ejemplo, hablé con hoteleros y me informaron que, aunque hay algunos cerrados, que tienen desconectados refrigeradores y todo, que se puede decir que sólo tienen ocupadas una o dos oficinas administrativas de la parte contable, les está llegando la luz entre 8 y 16 mil pesos y eso que está cerrado”, dijo.

Recordó que el sector empresarial ya había solicitado algún tipo de convenio entre el Gobierno del Estado y la Comisión Federal de Electricidad, para reducir sus tarifas; no una condonación sino una modificación en las tarifas para prevenir justo lo que está sucediendo.

Por disposiciones del sector salud y además por la salud de todos nosotros tenemos que quedarnos en casa, obviamente la mayoría de nuestros trabajadores y nosotros mismos, esto está originando que la luz haya subido entre un 100 y 200% porque los hijos están estudiando en línea desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la tarde, y obviamente las personas están trabajando en línea y tuvieron que llevarse impresoras, computadoras a sus casas para poder trabajar y esto está repercutiendo en el bolsillo del usuario

dijo

De la Madrid Trueba dijo que datos oficiales de Canacintra nacional señalan que el costo de luz ha aumentado por lo menos un 4% en los últimos meses. “Lo que es lamentable es que el gobierno federal no piense en la situación económica crítica adversa que están presentando hoy todas las familias veracruzanas, el tema no solo es de los empresarios, sino de toda la población”, dijo.

Consideró que esta situación afecta a “ricos y pobres” porque todos pagan los servicios como es la energía eléctrica. “Se ha incrementado el problema por la situación económica adversa que estamos enfrentando, algo que originalmente empezara como un problema de salud, para evitar el contagio, se convirtió ahora en un problema económico que trae entre otras cosas la falta de liquidez, el empleo se mermado en muchos casos y muchos trabajadores que no pertenecen a ningún sector, los que no tienen seguro social, esas personas tienen que salir todos los días a buscar el sustento diario para sus casas y se encuentran con recibos de luz, lo que ha impactado directamente sus bolsillo”, dijo.

Entre 12 y 14 hoteleros se quejan por cobro excesivo de CFE

VERACRUZ, Ver.- A pesar de las quejas por un aumento en las tarifas de energía eléctrica en el sector hotelero, el empresario Fernando Ortiz señaló que no se trata de un problema generalizado, ya que en su caso la facturación fue menor a la de otros meses a pesar de mantener sus operaciones.

Sin embargo, reconoció que existen entre 12 y 14 establecimientos dedicados a la hotelería que han expresado a otros empresarios del ramo la queja por un exceso de cobro por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“En mi caso particular la realidad es que yo sigo operando mi negocio, sí hubo una disminución, la mía sí fue acorde, encontramos todo tipo de casos, lo cual no nos indica que haya un modus operandi de CFE, sino fallas en el sistema de medición de ellos”, declaró.

En ese sentido, dijo que se presentan dos tipos de problemas por cobros excesivos, el primero en hoteles, que a pesar de haber cerrado en los últimos dos meses por la pandemia del Covid-19, el cobro de energía eléctrica fue mayor al del mes pasado.

Fernando Ortiz González | Foto: Archivo | Diario de Xalapa

“Efectivamente, lamentablemente, cerca del 80% de las habitaciones de los hoteles en Veracruz se encuentran cerradas, inoperantes por la pandemia, sin embargo, aún hoteles que se encuentran sin funcionar encontraron que incluso sus cobros de energía eléctrica fueron mayores a los meses que estaban operando y lo cual rompía incluso el objetivo de haber cerrado; hay hoteles donde la disminución sí se nota, pero no es acorde al ahorro que tenían proyectado”. En otros casos, la queja es en el sentido de que las tarifas de energía siguen siendo altas, a pesar de que los negocios operan con un mínimo de uso de energía eléctrica.

“Tenemos detectados alrededor de 12 a 14 casos en donde hay cierta inconformidad del cobro que se está pretendiendo hacer. Encontramos uno donde hubo un incremento real, en donde el hotelero pagaba una cantidad operando y ahorita sin operar le están pretendiendo cobrar más y algunos donde el ahorro no significa de ninguna manera el ahorro que se proyecta con un negocio cerrado”.

Dijo que la situación es preocupante, por lo que la petición es que la CFE evalúe el proceso para calcular tarifas,:“Son varios los casos que hemos documentado, porque es preocupante porque al no haber ingreso no se puede hacer frente. Nunca nos quejamos que CFE tuviera fallas de esta naturaleza y no nos negamos a pagar cuando se debe, pero tampoco se encuentra la situación económica para estar regalando los recursos bajo un cobro indebido”, puntualizó el integrante de la Asociación de Hoteles y Moteles de la conurbación Veracruz-Boca del Río.

Con información de Miguel Salazar, Ingrid Ruiz Rivera, Danytza Flores, Ariadna García, Guadalupe Castillo y Mayra Figueiras

En medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, negocios de la entidad han tenido que pagar recibos de luz más altos que bimestres anteriores. Con sus locales cerrados o trabajando al mínimo, los empresarios veracruzanos no solamente no han visto reducciones significativas en sus recibos, sino que muchos han tenido que pagar cuotas más altas que en los bimestres en los que la operación de sus empresas era total.

Zapaterías, restaurantes, pastelerías, talleres, antojerías, ningún giro se ha escapado las tarifas que la Comisión Federal de Electricidad ha impuesto durante una temporada en la que la crisis económica amenaza con hacer cerrar muchos de estos negocios.

A pesar de no estar trabajando, el recibo de luz en la zapatería propiedad de Esteban Martínez se incrementó en más del 100%, lo que implicó un duro golpe a la economía del comerciante xalapeño que vio caer en su totalidad sus ingresos debido a la emergencia sanitaria.

Teniendo encima a acreedores, el pago de sus deudas y la renta de los dos locales que ocupa en el centro de Xalapa recibió hace unos días el recibo de luz por más de 4 mil pesos, cuando el bimestre pasado pagó mil 500 pesos. “Abrón, ya me llegó el recibo y se elevó de mil 500 a cuatro mil 500 pesos. Estamos cerrados y aún así me llegó. Ya no sabemos qué hacer”, lamentó.

Explicó que en su caso “tiene encima” ya el pago de los dos locales de renta, que en total suman más de 40 mil pesos para este mes, además de que ya recibió una requisición del banco en el que le piden liquidar los adeudos. Sin embargo, reconoce que en el caso del crédito que tiene ese pago tendrá que esperar porque el dinero no alcanza, por lo que sólo pagará los intereses en espera de que pueda volver a abrir las puertas de la zapatería.

PROBLEMA ES DE MUCHOS

Anwar Ramos Sánchez, empresario del municipio de Coscomatepec de Bravo, esperaba que este bimestre el servicio de luz eléctrica tuviera una disminución considerable, ya que el “Fandanguito”, restaurante bar de su propiedad, lleva casi dos meses cerrado. No obstante, al llegar el recibo notó que no solo no había disminuido, sino que se incrementó en poco más de 100 pesos a pesar de que los aparatos eléctricos no se utilizaron y las luces se mantuvieron apagadas.

Precisó que en el bimestre previo, en el que la actividad del negocio fue total, pagó mil 698 pesos de energía eléctrica, mientras que este bimestre, con el cierre total de actividades tuvo que derogar mil 803 pesos. Indicó que aunque el aumento no fue mucho, fue sorpresivo porque el consumo de luz fue significativamente menos.

Las luces están apagadas, los equipos están apagados, no se usan los proyectores así que nosotros pensamos que dentro de lo que se consideraba como pérdidas no iban a ser tantas en temas como el de la luz y que incluso ahí se tendía una reducción que ayudaría a compensar lo demás, pero no. Llegó el recibo y no sólo no bajó, sino que aumentó. Eso llamó la atención

indicó

Ramos Sánchez dijo que al notar esto decidió hacerlo público a través de su cuenta de Facebook y fue ahí cuando descubrió que ese mismo problema lo estaban enfrentando otros negocios en el municipio que permanecían cerrados o que habían disminuido su carga de trabajo ante la falta de clientes.

La microempresa “Alebrijes” de Larissa Moreno apenas estaba consolidándose en un local establecido cuando la contingencia llegó a Veracruz y obligó a bajar el ritmo de trabajo de la antojeria, incluso a mantener cerrado algunos días. A estas dificultades se sumó una más: el recibo de luz. Y es que el monto del servicio se incrementó considerablemente y de manera inexplicable, ya que aunque Alebrijes sigue operando, trabajan en un horario reducido y solo para llevar o entregar a domicilio.

“Me salí de mi trabajo y quise emprender. Ahora sin dinero estable sólo me mantengo de lo que vendemos y ha sido bastante complicado”, cuenta la joven psicóloga.

Explica que el local ubicado en la calle de Tuero Molina, en el puerto de Veracruz, lo ocupa desde enero pasado cuando abrió las puertas el negocio de esquites, elotes, pambazos y aguas de colores. El primer recibo de luz que tuvo el negocio fue de 2 mil 500 pesos trabajando por las tardes de 5 a 10 de la noche con un refri y un microondas.

“Sí se nos hizo mucho, pero nos explicaron que como era servicio comercial esas eran las tarifas y lo pagamos”. Sin embargo, este mes el recibo llegó de 3 mil 100 pesos, es decir, 600 pesos más caro que el bimestre anterior a pesar de que por la contingencia decidieron reducir horarios e incluso se han mantenido cerrados algunos domingos.

COBROS SON INJUSTOS

Alberto Romero vive en la colonia Aguacatal y dice que el último recibo le llegó 300 pesos más caro, en comparación del anterior. Junto con su esposa, se dedican a la venta de repostería y a causa de la cuarentena las ventas disminuyeron desde hace casi dos meses.

Lo anterior trajo como consecuencia que los instrumentos eléctricos para la elaboración de pan los dejaran de usar casi en la totalidad todos los días, sin embargo, en lugar de bajar el recibo subió durante el último bimestre.

Anteriormente estaba acostumbrado a un aproximado de 400 pesos por bimestre y aunque dijo que en apariencia 300 para algunos no puede ser mucho, la realidad es que representa casi el doble y que difícilmente se puede pagar porque se trata de recursos que se necesitan para los gastos esenciales del hogar en esta temporada.

La comerciante Julia Ramos, quien se dedica a la venta de diversos artículos en el Pasaje Revolución, no se encuentra satisfecha con el recibo de luz que le llegó en este bimestre. El último pago que realizó fue de mil 571 pesos y aunque normalmente paga alrededor de 2 mil, pensó que en esta ocasión le llegaría de menos, pues durante los últimos dos meses cerró casi 15 días seguidos a causa de la contingencia sanitaria por coronavirus.

NO HAY CON QUÉ PAGAR

En el caso de Rosa Luna, vecina de la colonia Ampliación América, su recibo de luz tuvo una disminución durante el último bimestre, aunque no como lo esperaba. En su casa, uno de sus hijos instaló un taller de aluminio y durante el tiempo que lleva la cuarentena los trabajos han disminuido notablemente, al grado de que la herramienta que requiere de energía eléctrica se ha utilizado muy poco.

El recibo anterior le llegó de mil 125 pesos y el actual de mil 71.84, lo que representa apenas una disminución de 53.16 pesos. Dijo que las actividades en el taller de aluminio han bajado.

Se replica en Orizaba

ORIZABA, Ver. Propietarios de negocios de giros como diseño de publicidad y ópticas dieron a conocer el cobro excesivo que por el consumo de energía eléctrica les llegaron en el más reciente recibo de luz, a pesar de que su actividad comercial disminuyó significativamente a causa de la pandemia o estuvieron cerrados.

La propietaria de un establecimiento dedicado al diseño de publicidad en esta ciudad, quien pidió omitir su nombre, dijo que de pagar bimestralmente cerca de 4 mil pesos de consumo de luz, el recibo más reciente llegó por 9 mil 557 pesos, a pesar de que su negocio, por no ser indispensable, no ha estado funcionando al cien por ciento.

Preocupada por el cobro tan elevado señaló que se dieron a la tarea de analizar los recibos, pues hay cosas que “no cuadran”; explicó que de diciembre de 2019 a febrero de este año el monto ha ido aumentando en cien pesos cada bimestre.

“Lo raro es que de febrero a abril subió cien pesos, aunque no estamos trabajando, por el contrario, debió bajar la tarifa”, destacó. Lo máximo que han llegado a pagar ha sido 5 mil 945 pesos, por lo que la diferencia es significativa.

Agregó que la tarifa que generalmente pagan es de casi 4 mil pesos cada bimestre, pero de diciembre a febrero se disparó a 5 mil 945 y ahorita a más de 9 mil pesos.

Analizando los recibos, me van cobrando adeudos, como si debiera la luz de periodos pasados y no debo nada, de lo contrario me hubieran cortado el servicio desde cuándoseñaló

Por su parte, la propietaria de dos ópticas, una en Orizaba y otra más en Córdoba, dijo que la tarifa del negocio de Pluviosilla, que estuvo cerrado durante 35 días, llegó bajo a pesar de que ocupa maquinaria para el procesamiento de micas; el problema fue con la de Córdoba.

Indicó que normalmente pagan alrededor de mil 400 pesos bimestrales, pero el actual recibo que tuvo que pagar el 5 de mayo fue de casi mil 800 pesos.

“Fui el 4 de mayo a Comisión y me dijeron que llevara fotos con los datos del medidor y cuando lo hice me dijeron que estaba bien, pero lo que hicieron fue una estimación, porque mi negocio estuvo cerrado 35 días”, indicó la propietaria.

Además de no darle una explicación sobre el incremento, narró que rrecibió malos tratos del personal de CFE, que se escudó diciéndole simplemente que “así era porque yo lo había gastado y que tenía que pagar, que viera si me quería quejar en la Profeco o pagar la luz, pero que si no pagaba ya sabía que la cortaban”, acotó.

Y Córdoba

CÓRDOBA, Ver., 24 de mayo.- Negocios y comercios locales han visto reflejados los estragos de la pandemia principalmente en el alza en los recibos de luz, que en algunos casos van desde 200 o 300 pesos, hasta más de mil pesos de diferencia entre el bimestres pasado y el actual, a pesar de mantenerse en cuarentena y sin ventas, lo que reduce los ingresos para solventar los pagos que no esperan.

En una pastelería de la zona centro se vio excedido este cobro, la encargada del negocio de nombre Bety Pulido, expresó que el cobro de su recibo ha llegado un poco alto a diferencia de otros meses; el bimestre pasado llegó a pagar aproximadamente 700 pesos, en esta ocasión rebasó un poco los mil pesos, y lo atribuye a que como negocio familiar ocupan los electrodomésticos para la elaboración de sus productos, pero no todos los días están siendo empleados, “realmente no nos hemos puesto a checar, pero no te miento las batidoras no trabajan igual”.

La dueña de un restaurante de la Avenida 5, quien omitió su nombre y el de su restaurante por seguridad, dijo que el recibo de luz le llegó alto en comparación con el mes anterior, su último recibo de abril pagó 2 mil 134 pesos, a diferencia de febrero que pagó mil 854, el recibo más reciente lo espera para junio.

Otros rubros como verificentros y asociaciones no han recibido hasta la fecha el recibo de luz, generando para ellos incertidumbre y preocupación en saber la cantidad económica que deberán pagar.

Al menos Fundación Ciegos Roma señaló que tiene un monto de pago menor al de otros bimestres, ejemplificó que si pagaba una cantidad de mil pesos en esta ocasión pagó 457, ya que la escuela especial para personas con déficit visual lleva cerrada poco más de un mes.

Emprendedores porteños afectados

VERACRUZ, Ver.- Maritza Cantarell, dueña de una florería ubicada en la avenida Juan Pablo II, denunció que aunque su negocio cerró por un mes debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19 el recibo por el consumo de la electricidad llegó más caro que el bimestre pasado.

Detalló que el bimestre pasado pagó 3 mil 276 pesos correspondientes al consumo de enero a marzo, abriendo de lunes a sábado, incluso algunos domingos y usando el clima durante las horas de trabajo.

Sin embargo, una vez que inició la pandemia decidió cerrar su local por un mes como medida de seguridad y fue hasta hace unos días que se volvió a abrir medio día, bajo todas las medidas sanitarias correspondientes para la protección de su personal y de sus clientes. Sorpresivamente, el recibo de este bimestre superó los 4 mil pesos, mil más que el pasado.

“Estoy muy molesta porque este bimestre me llegó el recibo de la luz mucho más caro, siendo que este bimestre el negocio se mantuvo cerrado por un mes, no abrí y no utilicé luz, climas, dejé desconectado hasta el refrigerador y ahora regresamos a trabajar medio día y resulta que el recibo llegó de 4 mil 17 pesos, que es mucho mayor que el último recibo que fue de 3 mil 276 pesos”, denunció.

Otro de los usuarios que expresó su inconformidad fue Teodoro Castro, quien indicó que de un bimestre a otro le aumentaron hasta mil pesos de consumo.

El afectado explicó que en su casa tiene una pequeña oficina donde trabaja en la edición de videos y fotografía.

Aclaró que incluso estos meses no ha tenido trabajo por la cuestión de la pandemia, por lo que aunque redujo su consumo de luz, el cobro aumentó más de 300%, pues de pagar 448 pesos correspondientes de enero a marzo, en éste el costo fue de mil 482 pesos, lo cual considera injusto, ya que su equipo a permanecido apagado.

Negocios cerrados en cuarentena

En Coatzacoalcos y la región, el alza a los recibos de energía eléctrica son constantes, a pesar de que la mayoría de los negocios se encuentran cerrados por la cuarentena, aseguró Jerónimo Zárate Rodríguez, coordinador regional del Movimiento Nacional de Transporte Multimodal, quien sostuvo que hay recibos de luz por más de 13 mil pesos.

“No bajaron para nada a pesar de la inactividad del sector comercial”, explicó.

El cobro excesivo por el servicio de energía eléctrica no es nuevo en aquel municipio, asegura, ya que desde hace algunos años los recibos llegan muy elevados provocando incluso el cierre de negocios.

Uno de los casos más recientes fue el de un hotel que tuvo que bajar sus cortinas de manera definitiva debido a que su propietario no pudo pagar una cuenta que se le hizo excesiva por la falta de recursos.

Sostuvo que es increíble que la Comisión Federal de Electricidad intenté cobrar esas tarifas, cuando por otro lado es visible la gran cantidad de locales cerrados desde el inicio de la cuarentena. Recordó que en la colonia Petrolera, de Coatzacoalcos, no fueron retirados por la CFE medidores de luz a las viviendas. En esa colonia también hay comercios que se encuentran cerrados temporalmente e incluso sí les llegó la misma tarifa de hace dos meses.

La situación es similar en Minatitlán, Cosoleacaque, Nanchital y otros municipios de esa región. Los ingresos económicos se encuentran muy debilitados en Coatzacoalcos, además por la inseguridad, por lo que es necesario que la CFE reflexione y cobre lo justo por el servicio que brinda precisó

Alberto Sánchez López, titular de Resistencia Civil Minatitlán, coincidió en denunciar los abusos en los aumento que les está pegando durísimo a todos en la región. “Tenemos quejas de empresarios y de particulares que tienen que pagar un recibo carísimo y además de lo caro, el mal servicio”, refirió.

Agregó que hasta ahora uno de los mayores abusos es el caso de un empresario, cuyo consumo bimestral solía estar en el rango de los 4 mil y en esta ocasión su factura asciende a 20 mil pesos. “Eso es inexplicable”.

Aseguró que no sólo los empresarios están siendo afectados, ya que en casas y domicilios particulares también se ha notado este aumento.

Aumentaron hasta el tiple los cobros de CFE, denuncia Canaco

VERACRUZ, Ver.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Veracruz, Juan Antonio Mendoza, destacó que son “infinidad” de quejas por cobros excesivos por parte de la Comisión Federal de Electricidad, contra pequeños y grandes empresarios durante la pandemia por Covid-19.

Indicó que los cobros aumentaron hasta el triple en negocios como hoteles que se encuentran cerrados desde hace tres meses como consecuencia de la contingencia, lo cual resulta ilógico que venga hasta tres veces más caro el recibo de consumo cuando no hubo operación. Hasta ahora, dijo, hay un registro oficial de 70 empresarios, desde pequeños locales hasta grandes establecimientos, como hoteles, que han puesto su queja ante la Canaco.

Calificó de injustos e irrisorios los altos cobros porque en todos los casos los negocios cerraron por varios días y no se utilizó el servicio eléctrico.

Son infinidad de quejas que estamos ya revisando, son muchos los empresarios que están haciendo los reclamos, tanto comercios como particulares, por ahora ya tenemos el registro de 70 de manera formaldijo

Comentó que como son negocios de todos los giros los presidentes de los distintos organismos empresariales revisarán cada uno de los casos.

“Estamos pidiendo que todos los empresarios que están teniendo este problema manden copias de su recibo anterior y el actual; que acudan a las instalaciones de Canaco para integrar los expedientes", indicó.

Situación afecta a “ricos y pobres”, señala Canacintra

Los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Canacintra Xalapa, Octavio Jiménez Silva y Alejandro de la Madrid Trueba respectivamente, coincidieron en la necesidad de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) brinde algún apoyo para los usuarios, empresarios o sociedad en general, a quienes se les han hecho cobros excesivos de energía eléctrica durante la pandemia.

Jiménez Silva señaló que aun cuando hay empresas que permanecen cerradas o están trabajando al 50 o 30%, siguen pagando un costo excesivo de energía eléctrica. “Te pongo un ejemplo, hablé con hoteleros y me informaron que, aunque hay algunos cerrados, que tienen desconectados refrigeradores y todo, que se puede decir que sólo tienen ocupadas una o dos oficinas administrativas de la parte contable, les está llegando la luz entre 8 y 16 mil pesos y eso que está cerrado”, dijo.

Recordó que el sector empresarial ya había solicitado algún tipo de convenio entre el Gobierno del Estado y la Comisión Federal de Electricidad, para reducir sus tarifas; no una condonación sino una modificación en las tarifas para prevenir justo lo que está sucediendo.

Por disposiciones del sector salud y además por la salud de todos nosotros tenemos que quedarnos en casa, obviamente la mayoría de nuestros trabajadores y nosotros mismos, esto está originando que la luz haya subido entre un 100 y 200% porque los hijos están estudiando en línea desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la tarde, y obviamente las personas están trabajando en línea y tuvieron que llevarse impresoras, computadoras a sus casas para poder trabajar y esto está repercutiendo en el bolsillo del usuario

dijo

De la Madrid Trueba dijo que datos oficiales de Canacintra nacional señalan que el costo de luz ha aumentado por lo menos un 4% en los últimos meses. “Lo que es lamentable es que el gobierno federal no piense en la situación económica crítica adversa que están presentando hoy todas las familias veracruzanas, el tema no solo es de los empresarios, sino de toda la población”, dijo.

Consideró que esta situación afecta a “ricos y pobres” porque todos pagan los servicios como es la energía eléctrica. “Se ha incrementado el problema por la situación económica adversa que estamos enfrentando, algo que originalmente empezara como un problema de salud, para evitar el contagio, se convirtió ahora en un problema económico que trae entre otras cosas la falta de liquidez, el empleo se mermado en muchos casos y muchos trabajadores que no pertenecen a ningún sector, los que no tienen seguro social, esas personas tienen que salir todos los días a buscar el sustento diario para sus casas y se encuentran con recibos de luz, lo que ha impactado directamente sus bolsillo”, dijo.

Entre 12 y 14 hoteleros se quejan por cobro excesivo de CFE

VERACRUZ, Ver.- A pesar de las quejas por un aumento en las tarifas de energía eléctrica en el sector hotelero, el empresario Fernando Ortiz señaló que no se trata de un problema generalizado, ya que en su caso la facturación fue menor a la de otros meses a pesar de mantener sus operaciones.

Sin embargo, reconoció que existen entre 12 y 14 establecimientos dedicados a la hotelería que han expresado a otros empresarios del ramo la queja por un exceso de cobro por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“En mi caso particular la realidad es que yo sigo operando mi negocio, sí hubo una disminución, la mía sí fue acorde, encontramos todo tipo de casos, lo cual no nos indica que haya un modus operandi de CFE, sino fallas en el sistema de medición de ellos”, declaró.

En ese sentido, dijo que se presentan dos tipos de problemas por cobros excesivos, el primero en hoteles, que a pesar de haber cerrado en los últimos dos meses por la pandemia del Covid-19, el cobro de energía eléctrica fue mayor al del mes pasado.

Fernando Ortiz González | Foto: Archivo | Diario de Xalapa

“Efectivamente, lamentablemente, cerca del 80% de las habitaciones de los hoteles en Veracruz se encuentran cerradas, inoperantes por la pandemia, sin embargo, aún hoteles que se encuentran sin funcionar encontraron que incluso sus cobros de energía eléctrica fueron mayores a los meses que estaban operando y lo cual rompía incluso el objetivo de haber cerrado; hay hoteles donde la disminución sí se nota, pero no es acorde al ahorro que tenían proyectado”. En otros casos, la queja es en el sentido de que las tarifas de energía siguen siendo altas, a pesar de que los negocios operan con un mínimo de uso de energía eléctrica.

“Tenemos detectados alrededor de 12 a 14 casos en donde hay cierta inconformidad del cobro que se está pretendiendo hacer. Encontramos uno donde hubo un incremento real, en donde el hotelero pagaba una cantidad operando y ahorita sin operar le están pretendiendo cobrar más y algunos donde el ahorro no significa de ninguna manera el ahorro que se proyecta con un negocio cerrado”.

Dijo que la situación es preocupante, por lo que la petición es que la CFE evalúe el proceso para calcular tarifas,:“Son varios los casos que hemos documentado, porque es preocupante porque al no haber ingreso no se puede hacer frente. Nunca nos quejamos que CFE tuviera fallas de esta naturaleza y no nos negamos a pagar cuando se debe, pero tampoco se encuentra la situación económica para estar regalando los recursos bajo un cobro indebido”, puntualizó el integrante de la Asociación de Hoteles y Moteles de la conurbación Veracruz-Boca del Río.

Con información de Miguel Salazar, Ingrid Ruiz Rivera, Danytza Flores, Ariadna García, Guadalupe Castillo y Mayra Figueiras

Policiaca

Querían matar a hombre hospitalizado y hubo balacera

Sobre la carretera estatal Xico-Coatepec fueron levantados varios casquillos percutidos

Local

Cuarentena disparó robo de unidades cargadas de alimentos: Amotac

Transportistas indican que los tramos más peligrosos para circular están en Córdoba, Tierra Blanca, Perote, La Tinaja y en el sur de la entidad

Local

Ampliarían plazo para que comercios puedan dar bolsas y otros plásticos

De no ser modificado, las multas van de los 4 mil a los 40 mil pesos a los establecimientos que sigan otorgándolos, sin importar que sean biodegradables

Policiaca

Querían matar a hombre hospitalizado y hubo balacera

Sobre la carretera estatal Xico-Coatepec fueron levantados varios casquillos percutidos

Local

Ampliarían plazo para que comercios puedan dar bolsas y otros plásticos

De no ser modificado, las multas van de los 4 mil a los 40 mil pesos a los establecimientos que sigan otorgándolos, sin importar que sean biodegradables

Local

Cuarentena disparó robo de unidades cargadas de alimentos: Amotac

Transportistas indican que los tramos más peligrosos para circular están en Córdoba, Tierra Blanca, Perote, La Tinaja y en el sur de la entidad

Local

Dan último adiós al padre Vicente Condado

Impulsó la construcción de la Basílica Menor de Nuestra Señora de Guadalupe, en El Dique

Local

Piden ayuda para reclusos del penal de Pacho Viejo

La contingencia sanitaria hizo que las visitas disminuyeran, por lo que la venta de sus productos bajó

Local

Cantineros piden los dejen abrir sus negocios

Llevan cuatro meses sin abrir y el pago de rentas los están ahorcando